Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // Viajando a la historia de Berlin: la puerta de Brandemburgo y el memorial del Holocausto:

La plaza Postdam  es uno de los puntos de Berlin más reconocidos dado que allí se encuentra el conglomerado de hoteles de mayor categoría y los shoppings más modernos. Desde allí se accede fácilmente a otro de los símbolos de la ciudad: la Puerta de Brandemburgo. Esta puerta abre con sus enormes arcos del oeste al este, hoy… porque no siempre fue así. Como tantas otras construcciones en Berlin, tiene su origen en Federico Guillermo II de Prusia.

P1210584 (Copy) P1210589 (Copy)

En el año 1786 accede al trono Federico Guillermo II de Prusia, sobrino y heredero de Felipe II el Grande, quien no tardó en encargarle al arquitecto Carl Gotthard Langhans un nuevo monumento en su memoria que sustituiría uno de los pasos fronterizos de control de la antigua muralla de la ciudad de Berlin. De esta forma, el nuevo monumento se convertiría en la nueva entrada monumental y verdadero símbolo de la ciudad. Para diseñarlo, el arquitecto se inspiró en los Propileos de la antigua Acrópolis de Atenas, unas antiguas puertas clásicas que daban acceso al Partenón y el Erecteión, —dos de los edificios principales que componen el lugar sagrado de la Acrópolis de Atenas en Grecia—. La construcción del monumento se desarrolló entre 1788 y 1791, y la escultura de la cuadriga que corona la Puerta de Brandenburgo realizada en bronce, obra de Johann Gottfried Schadow, fue colocada en la cúspide del monumento dos años más tarde, en 1793; juntas, conforman un todo. La cuadriga dedicada a la Diosa de la Victoria (Niké), del que tiran los cuatro caballos en dirección este al centro de la ciudad de Berlin fue arrebatada por Napoleón Bonaparte y se la llevó  a París después de la batalla de Jena en 1806. Unos años más tarde, en 1814, la cuadriga fue recuperada por Prusia y devuelta a Berlin por el general Ernst von Pfuel tras la caída de Napoleón. Fue en ese entonces cuando se añadió a la escultura de la cuadriga la cruz de hierro que diseñó el prestigioso arquitecto y pintor alemán del Neoclasicismo Karl Friedrich Schinkel. Más tarde, al término de la II Guerra Mundial en 1945, la Puerta de Brandenburgo quedó seriamente dañada, sobre todo la escultura de la cuadriga. De modo que se realizó una nueva escultura en bronce con los moldes originales. Aunque la Puerta de Brandenburgo fue totalmente restaurada, para la escultura de coronación se prescindió de la cruz de hierro por ser considerada un símbolo del militarismo alemán. La construcción del Muro de Berlin, que se inició en 1961 y continuó durante 28 años hasta 1989 dividiendo en dos la ciudad, motivó que la Puerta de Brandenburgo quedase en una especie de tierra de nadie.

P1210581 (Copy) P1210580 (Copy)

Del otro lado de la puerta de Brandenburgo se ha emplazado el monumento en memoria a los judíos muertos en el Holocausto y hacia el otro lado, el parlamento nacional con su fabulosa cúpula de cristal. El Monumento a los judíos asesinados, también conocido como Holocaust-Mahnmal o Monumento del holocausto, fue diseñado por el arquitecto Eisenman y se trata de un campo inclinado de 19 000 metros cuadrados cubierto por una rejilla cuadriculada en la que están situadas 2711 estelas de hormigón. Estas estelas tienen diferentes tamaños y de acuerdo con el proyecto de Eisenman, las estelas están diseñadas para producir una atmósfera incómoda y confusa, y todo el monumento busca representar un sistema supuestamente ordenado que ha perdido contacto con la razón humana. Además en un pasillo subterráneo anexo denominado Ort der Information (Punto de información) contiene los nombres de todas la víctimas judías del holocausto conocidas. 

P1210564 (Copy) P1210553 (Copy) P1210551 (Copy) P1210550 (Copy) P1210569 (Copy) P1210571 (Copy)

Ya de noche, a las cinco de la tarde, dejé de lado mi paseo por la ciudad y fui a recorrer el Museo Judio, una de las construcciones más destacadas de la ciudad de Berlin. Fue inaugurado en el año 2001, el Museo Judío de Berlín trata de ser un centro para la difusión de la historia y cultura judeo-alemana. El edificio del museo, diseñado por Daniel Libeskind, se ha convertido en uno de los monumentos emblemáticos de Berlín. Con un exterior revestido en zinc, el edificio está diseñado para describir las tensiones de la historia judeo-alemana, a partir de dos ejes. En los cruces entre ambos, se encuentran los vacíos o voids,espacios huecos dotados de un gran significado emocional, que atraviesan todo el museo. Entre los espacios significativos del museo destacan especialmente la “Torre del Holocausto”, una pequeña construcción prácticamente sumida en la oscuridad, el “Jardín del Exilio”, una zona compuesta por 49 bloques de hormigón con un estilo parecido al del Monumento al Holocausto, y el “Void Void”, un callejón en el que se extienden miles de chapas de acero con forma de cara que producen un estremecedor lamento al pasear sobre ellas. La exposición histórica permanente tiene una extensión de 3.000 metros cuadrados, a través de los cuales se hace un viaje de descubrimiento por más de 2.000 años de historia judeo-alemana. La exposición permanente comienza en la planta baja del edificio nuevo, con la llegada de los judíos a la Alemania Medieval. Las muestras están compuestas por fotos, cartas y un sinfín de objetos cotidianos que muestran cómo la vida judía se mezcla con la historia alemana con el paso de los años. Los judíos, al frente de la ilustración alemana y de la literatura del siglo XIX, fueron tratados con desprecio, como ciudadanos de diferente categoría social.A través de las siguientes exposiciones nos adentramos en los hogares judeo-alemanes de los comienzos del siglo XX, antes de llegar a las salas que tratan sobre la emigración, las deportaciones y la masacre judía.

P1210608 (Copy) P1210614 (Copy) P1210625 (Copy) P1210632 (Copy) P1210633 (Copy)

El Museo Judio de Berlin es un excelente lugar para visitar y aprender mucho. No puede resultarnos ajeno, nos interpela. Genera sentimientos contradictorios, pero sobre todo, enseña.  Luego de un buen rato recorriendo este lugar, me volví caminando al hostel. Estaba en la otra punta de la ciudad y hacía mucho frío, pero quería pensar y procesar todo lo vivido. Es duro viajar por Alemania, uno se encuentra con una faceta terrible de la historia de nuestro mundo contemporáneo. 

Algunos tips sobre el Museo Judío de Berlin:

MUSEO JUDÍO DE BERLIN: Desde su inauguración en el año 2001 el Museo Judío de Berlín se ha convertido en una de las instituciones más destacadas del paisaje cultural europeo. Sus exposiciones, su colección permanente, su trabajo pedagógico y su programa de actividades hacen del Museo un centro vital para la difusión de la historia y la cultura judeoalemanas. El Museo Judío de Berlín se concibe como un foro para la investigación, el debate y el intercambio de ideas; un museo para jóvenes y adultos, alemanes y no alemanes, judíos y no judíos. El Museo Judío de Berlín es patrocinado por la Encargada de Asuntos Culturales y Medios del Gobierno Federal de Alemania.

Para seguir viajando por Alemania

Mi viaje por Alemania no comenzó en Bonn. Antes anduve por otras ciudades tan lindas como esta. Si quieren leer un poco más sobre Alemania, los invito a pasar por otras entradas de este blog:

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de facebook (http://www.facebook.com/Viajandoandoporelmundo) o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , ,

No comments yet.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes