Front page

Menu

El santuario arqueológico de Pachacamac

No muy lejos de la ciudad de Lima (apenas a una hora de viaje en autobús público), casi sobre la costa del Pacífico, se encuentra el Santuario Arqueológico de Pachacamac. Este sitio, con más de 1000 años de historia, fue sede de importantes ceremonias andinas y tuvo su oráculo capaz de predecir el futuro. Hoy es un museo arqueológico a cielo abierto de más de 400 mil hectáreas.

Si bien hay huellas de la presencia de población en esta zona desde hace cinco mil años, el período de apogeo de Pachacamac fue desde el 600 al 1100 d.C., tiempo en el que el imperio Wari ocupó la región. El culto a Pachacamac era fundamental para la región costera del Perú.  Pachacamac significa “alma de la tierra, el que anima el mundo” y los antiguos pobladores de la zona creían que un solo movimiento de su cabeza  ocasionaría terremotos. No se le podía mirar directamente a los ojos, e incluso sus sacerdotes ingresaban al recinto de espaldas. Durante estos años el oráculo de Pachacamac recibía peregrinos de toda la región. Las construcciones que hoy se pueden ver en el sitio son propias de un período posterior, el de los Ychma, que en el 1100 comenzaron el dominio de la zona y construyeron las pirámides que hoy se pueden ver. Luego, en 1470 los Incas habían establecido en Pachacamac una importante capital provincial donde destacaban edificaciones como el Templo del Sol y el Acllawasi, entre otros. A  la llegada de los españoles, en 1533, Pachacamac era el santuario más importante de la costa, tal como lo aseguran los relatos de los cronistas de aquellos años.

DSC_0176_Fotor DSC_0175_Fotor DSC_0173_Fotor DSC_0172_Fotor

Visitando el sitio de Pachacamac

A casi una hora de viaje desde Lima, en plena carretera y casi sobre la playa que baña el Océano Pacífico, se encuentran las ruinas de Pachacamac. El sitio es realmente enorme y se ingresa luego de comprar el ticket en unas pequeñas casetas de cobro. Hay un museo arqueológico en construcción, y algunos baños y un pequeño restaurante donde no hay  que olvidarse de comprar agua. La caminata que se viene para recorrer el sitio es realmente larga y el sol pega fuerte.

DSC_0177_Fotor

DSC_0180_Fotor

DSC_0181_Fotor

El sitio arqueológico de Pachacamac está disperso en cientos de hectáreas pero hay un camino de un par de kilómetros que permite al viajero recorrer las construcciones principales. El camino es de tierra, se puede hacer en auto o en autobús turístico. Pero en mi caso, lo hice caminando y es perfectamente posible. Una de las primeras construcciones que se destacan en el sitio son las llamadas “pirámides con rampa”, que son construcciones de la época de los Ychma, donde residían los gobernantes y su séquito. Hubo unas 15 pirámides en Pachacamac, de las cuales solo quedan vestigios. De todas ellas, la pirámide 1 se destaca por su ubicación en la calle principal del sitio y su acceso a través de una rampa.

DSC_0185_Fotor DSC_0183_Fotor

Otro lugar que se destaca en Pachacamac es la llamada Calle Norte-Sur, eje de la ciudad Sagrada, conectada a los caminos de la costa y con murallas, conformadas por altos muros de piedra y adobe que protegían el acceso a las pirámides. Los recientes estudios realizados por el Museo indican que durante el Imperio Inca esta calle fue muy transitada y se realizaron modificaciones a ella llegando a estar en funcionamiento incluso hasta los primeros años de la Colonia. Los fuertes sismos que asolaron Lima en la Colonia produjeron el desplome masivo de sus altos muros, quedándose clausurada definitivamente en ese periodo.

Luego se puede recorrer el Taurichumpi, la Calle Este-Oeste y el templo viejo. Estas construcciones están dispersas a lo largo de un camino de más de un kilómetro de extensión. Finalmente se llega al llamado Templo Pintado, una de las construcciones más importantes de Pachacamac. El Templo Pintado es en realidad una ampliación del Templo Viejo que presentaba originalmente un escalonado pintado de color rojo. Durante el periodo Estados y Señoríos Regionales, la edificación fue ampliada y modificada siendo ricamente embellecida con pintura mural en sus escalonamientos de su fachada principal ubicada al Noreste. Las pinturas variaron en el tiempo y en la última etapa se diseñaron una serie de peces, aves y plantas de varios colores, principalmente rojo y amarillo con delineado en negro. Lamentablemente este templo está en restauración y no puede visitarse.

DSC_0233_Fotor DSC_0241_Fotor DSC_0246_Fotor DSC_0252_Fotor

Por lo cual, solo queda caminar la subida hasta el templo principal del sitio, el Templo del Sol, la construcción más importante y conservada de Pachacamac. Según cuentan los historiadores, la conquista de Pachacamac por parte de los Incas se produjo aproximadamente en el año 1470, cuando un enorme séquito llegó desde el Cusco para realizar ofrendas al dios más importante de la costa. Los acuerdos diplomáticos entre los Ychma y los Incas permitieron que los Incas se establecieran en el Santuario, se respete a la deidad y se permitiera construir un templo dedicado al Sol. Fue así que se construyó el Templo del Sol o Punchao Cancha que ocupa la parte más elevada del santuario y su frontis principal está orientado al mar y las islas.

DSC_0265_Fotor DSC_0264 DSC_0263_Fotor DSC_0262_Fotor DSC_0257_Fotor

El acceso al Templo del Sol se sitúa al Este, un amplio ingreso trapezoidal  de doble jamba permite acceder a un pasadizo y una escalinata que se dirige al segundo nivel. Sin embargo en el centro del frente Este estaba el ingreso principal hoy bastante deteriorado, mediante escalinatas dispuestas en L se accede a la plataforma superior donde la vista a las islas es inigualable. El templo del Sol tiene seis plataformas y planta trapezoidal. El frontis Oeste esta finamente decorado con grandes hornacinas orientadas al mar. Aquí se ha encontrado un cementerio de mujeres sacrificadas, con un fino ajuar de prendas de lana y vajilla Inca. La vista del Océano y las islas desde el templo de Sol es la imagen ideal para terminar la visita a Pachacamac.

Eso sí! Resta una larga caminata de vuelta hasta la entrada…

Info práctica sobre PACHACAMAC:

  • Dirección: Antigua Carretera Panamericana Sur Km. 31.5 / Distrito de Lurín. Lima.
  • Horario de atención al público: lunes cerrado, Martes a Sábados de 9 a 17hs y Domingos de 9 a 16.
  • Valor de entrada para adultos: 10 soles.

 

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!!

, , , , ,

4 Responses to El santuario arqueológico de Pachacamac

  1. Marchu 06/28/2016 at 06:21 #

    Que hermoso lugar, muy bellas tus fotos. Que buenos recuerdos de Lima!! Me encantaron tantos datos sobre este lugar.

    • polviajero 06/28/2016 at 10:29 #

      Gracias Marchu!!! realmente interesante Pachacamac y como tantos lugares arqueológicos, con mucha historia para contar! Saludos!!!!

  2. Claudia 06/27/2016 at 15:54 #

    Recuerdo la aridez y el sol de ese día, hasta llegar a refrescarme con la brisa y la expansión del Pacífico. Un emplazamiento con cara a la mar… Buen viaje!

    • polviajero 06/27/2016 at 18:16 #

      Tal cual… me tocó un día de calor, luego se levantó una tormenta de arena importante… igual Pachacamac vale la pena! es un gran lugar!!

Leave a Reply to polviajero Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes