Front page

Menu

Olón y lo bonito de unas vacaciones en la playa

Olón es casi un lugar desconocido en el mundo viajero. Su vecina, Montañita, atrae todas las miradas y su reflejo de luces de neón, opaca todo lo que hay cerca. Pero claro, entre Olón y Montañita, hay un mundo de diferencias. Frente a la fiesta constante de Montañita, sus boliches con música a todo volumen, el descontrol y el apretujeo en la calle, Olón ofrece un paisaje totalmente distinto. Sigue siendo un pueblo, con ritmo de pueblo y aire de pueblo. Y con el mar a pasos, y playas enormes… repletas de aves y palmeras. Casi, el paraíso.

Llegamos a Olón luego de un largo viaje. Desde Guayaquil viajamos unas tres horas hasta Santa Elena, una ciudad costera relativamente grande que concentra el transporte de pasajeros. Desde allí tomamos otro autobús a Olón, con una media hora o cuarenta y cinco minutos de viaje por delante. En realidad el tiempo de viaje depende de las veces que el bus tiene que parar para levantar gente o para que bajen pasajeros. Dado que entre Santa Helena y Olón está la archi famosa playa de Montanita, ahí baja la mayoría de los turistas y el autobús se vacía. Al llegar a Olón hay dos paradas, una en la entrada del pueblo y otra en el centro, aunque el autobús va siempre por la ruta principal interprovincial.

Olón es un pueblo chico, con un puñado de casas que se aglutinan alrededor de una plaza (con su respectiva iglesia, por supuesto) y que se expanden luego en la línea costera. Apenas unas 10 o 12 manzanas conforman la totalidad de este pueblo en el que se respira tranquilidad y brisa del mar.

dsc_0845 dsc_0843 dsc_0860 dsc_0856 dsc_0854 dsc_0850

Con un par de amigos viajeros llegamos a este lugar una calurosa tarde de enero y con el mar tan cerca, cada minuto que nos separaba de él era una eternidad. Dejamos nuestras mochilas en el hostal y nos fuimos a la playa. Así fueron los siguientes cinco días.

Nuestra mañana estaba dedicada a la playa, alguna caminata, mucha lectura y mates. Luego, almorzábamos algún plato de ceviche en algún restaurante del pueblo (lo que cambiaba todos los días era el lugar donde comíamos, no el plato: siempre era ceviche). Con el mar tan cerca y estando en un pueblo pesquero, es un pecado comer otra cosa que no sea pescado. Y el ceviche es el plato más barato y más vendido en este pueblo, por lo cual, no falla: siempre está fresco.

Las tardes se pasaron entre lecturas en las hamacas del hostel,  siestas y atardeceres en la playa. Lo bueno de la costa ecuatoriana es que el sol se esconde en el horizonte del mar en el atardecer, por lo cual, el tiempo para estar en playa se prolonga hasta el anochecer. Debo reconocer que en Olón viví algunos de los atardeceres más bonitos de este largo viaje por Latinoamérica.

dsc_0898 dsc_0985

r

r

dsc_0943 dsc_0931 dsc_0882 dsc_0876 dsc_0871

Olón es un lugar para descansar, para tener charlas largas, lecturas de horas y siestas en la playa. Uno se habitúa fácil al ritmo relajado de la vida en Olón. El mar invita a estar por horas en la playa. Las playas son enormes, amplias, largas y con poca gente. Por la tarde, apenas algunos turistas tiran sus lonas y se quedan al sol hasta que anochece. El mar va y viene en la sucesión de días, dejando más o menos extensión a la playa, aunque siempre es enorme. La playa es el mejor lugar para disfrutar de Olón. Sin dudas, una de las mejores playas de Ecuador…

eeeee-13 eeeee-12 eeeee-7 dsc_0836 dsc_0835

Algunas atracciones turísticas de Olón (o cercanas)

Olón es un tranquilo pueblo pesquero de la costa ecuatoriana rodeado de hermosas playas. Su playa extensa posee un suave declive, perfecta para un relajante día de sol y mar ideal para visitantes que disfruten del surf y demás deportes acuáticos.

Pero Olón no es solo playa, su costa se entremezcla con una exuberante vegetación. Plantas como el mangle y animales como el cangrejo azul son una pequeña muestra de la bioespecie que la Fundación Ecológica Oloncito, una organización sin fines de lucro, ha podido restablecer del daño causado por la reforestación.

Uno de los lugares predilectos por los turistas ecuatorianos es llegar al Santuario de la Virgen de Olón, también conocido como Santa María del Fiat, ubicado en la cima de una ensenada y con forma de barco.

Otro de los atractivos es la Cordillera Chongón-Coloche, con una extensión de 60 hectáreas, aprovechadas de manera ecológica. Allí se pueden observar palmas de tagua, más de 80 variedades de aves y otros animales de la zona.

eeeee-14 eeeee-15 eeeee-11 eeeee-3 eeeee-1 eeeee-5

¿Dónde hospedarse en Olón?

Olón tiene una amplia variedad de alojamientos, pero el Hostal La Mariposa es una de las mejores opciones en el pueblo. Es propiedad de una pareja de italianos y su ubicación es privilegiada, apenas a metros del mar. Desde las habitaciones del segundo piso, se ve en directo la puesta de sol en el mar, que todos los días es un espectáculo maravilloso. La Mariposa tiene además un bonito jardín para relajar (o trabajar) luego de la playa. Muy recomendable!

Web: http://lamariposahostal.com/

dsc_0817

¿Cómo llegar a Olón?

Olón está ubicada justo en medio de dos importantes lugares famosos para el turismo ecuatoriano: el pueblo-playa de Montañita y el Parque Nacional Machalilla, famoso por el avistaje de ballena y la playa Los Frailes. Desde Guayaquil no hay autobuses directo. Uno debe tomar un autobús a Santa Elena y desde ahí un bus local a Olón. Para ir desde Olón a Montanita, casi que se puede ir caminando… pero un taxi es barato sobre todo para las noches donde no es una opción caminar por la ruta.

olon

 

¿Dónde comer en Olón?

Olón tiene una reducida oferta gastronómica pero hay algunas opciones económicas interesantes. A lo largo de toda la playa hay cabañas rústicas que ofrecen un menú básico de platos a base de pescados (recién pescados) y mariscos. La calidad es variable pero hay algunos puestos buenos. También en la playa hay negocios de licuados y jugos exprimidos.
En el centro (un par de calles que rodean la plaza de Olón y sobre todo sobre la ruta) hay algunos restaurantes básicos que pueden ser una opción interesante si uno no quiere ir a Montanita a cenar. Frente a la Mariposa hay un modesto restaurant, Pajarito que sirve platos básicos todos los días y tiene un ceviche que cumple con las tres B (bueno, bonito y barato).

De cualquier modo, si uno busca un buen restaurant con un menú variado, tiene que tomarse un taxi e ir a comer a Montañita, ahí puede encontrar una carta internacional en decenas de restaurantes.

dsc_0820 dsc_0819

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!!

r

, , , , , ,

11 Responses to Olón y lo bonito de unas vacaciones en la playa

  1. marcia medina 02/10/2017 at 09:48 #

    Excelete tu post, creo que el proximo año ire por esos lados, esta dentro de mi ruta en ecuador, luego de ir a las galapagos, o antes,,, pero se anota Olon,,, quiero relax y paz,,

    • polviajero 02/10/2017 at 23:05 #

      Muy muy recomendable Olón. Y si vas, la hostería La Mariposa es el lugar ideal para disfrutar de la playa!

  2. ISABEL HERNÁNDEZ TIBAU 10/27/2016 at 18:23 #

    Hola Poli!! ya te lo he dicho… estoy encantada con tus relatos y fotos!! Creo que yo hubiera elegido también Olón, sólo por disfrutar de puestas de sol, es que Uruguay nos malcrió en eso de costas extensas( tenemos agua casi en too el perímetro del país) y no iosi ve los ocasos…o los amaneceres… Detallas con tanta habilidad que parece que estamos ahí!!! Me alegro ¡ de que tuvieras esos días desestresantes y te acompañaran personas afine. La comida buenísima, sana y todo en general disfrutable. ..me encantó la hostería!! Te sigo… pero a la vez espero tu próximo relato y fotos tan hermosas como siempre Un abrazo.. y cuídate!!!

    • polviajero 10/28/2016 at 00:20 #

      Hola Isabel! gracias por dejar tu comentario! qué lino leerte también! Algunos días de playa en un viaje tan movido, vienen más que bien! Saludos y que lindo que ahora se viene la época de disfrutar de la playa también por tus tierras!

  3. Claudia Fogo 10/25/2016 at 15:14 #

    Atardecer con pelícanos, vida de playa relajada, lectura y caminatas, mates compartidos, qué mas, no? Lo viví en Ayampe otro pueblito de la costa ecuatorina, creo que el posterior por la interprovincial a Olón. Alejándonos de Montañita…que esperamos tu crítica lectura de esa localidad. Hermosísimas fotos, y ese sol rojo que cae al mar……..! Nos vemos !

    • polviajero 10/25/2016 at 21:54 #

      La costa de Ecuador es maravillosa!!! No anduve por Ayampe porque todo no se puede, uno tiene que elegir, pero ese solazo hermoso que se pone sobre el mar es inolvidable!!!! saludos Claudia!

  4. Graciela Elina 10/23/2016 at 20:15 #

    Precioso Olón, se ve en las fotos…la playa…el mar…las puestas de sol. Lamentablemente no tuve tiempo de llegarme hasta allí. Preferí Montañita ya que paraba en otro lpuerto maravilloso: Puerto López. Puerto pesquero con un mercado del pescado allí mismo en la playa y a las 6 de la mañana con el arribo de los pescadores con sus barcas cargadas y las ventas de su carga. La locura de las gaviotas y los pelícanos por comer los restos de pescado en la playa, las cocina de las señoras ahí mismo a la orilla del mar, el olor del pescado fresco… Espero que hayas podido verlo, un espectáculo maravilloso como maravilloso es Ecuador todo.
    Me gustan mucho tus relatos. Y tus fotos.
    Buenas rutas.
    Saludos, Graciela.

    • polviajero 10/24/2016 at 00:28 #

      Hola Graciela! Ya se vienen los post sobre Puerto López, otro hermoso rincón de Ecuador! Sin dudas!!!!! (aunque primero va a salir un post bastante crítico de Montañita porque no me gustó mucho! jejejej)

      • Graciela 10/25/2016 at 23:04 #

        A mi tampoco jajaja!!!

  5. Marchu 10/23/2016 at 12:03 #

    Que maravilloso lugar!! Bella playa, que espectaculAres y naturales los paisajes que retrataste. Se nota que es un lugar relajante y que agradeceré, me imagino de igual forma el amanecer!!!nmuy buenas tus fotos. Que amor los pájaros y se ven muy ricas esos platos!!! Saludo cariñoso!!

    • polviajero 10/24/2016 at 00:14 #

      Hola Marchu! sí… un gran lugar, bonito por donde se lo miro y super super relajado. Amaneceres no vimos ninguno jajajaja la playa no inspiraba para madrugar tanto. Los atardeceres sí, los vimos todos!

Leave a Reply to Claudia Fogo Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes