Front page

Menu

De viaje por el sur de Alemania: en el castillo de Neuschwanstein

La mañana de este día comenzó viajando desde Múnich a Füssen, una pequeña ciudad a unos 130 kilómetros al sur. Füssen es el punto de partida para explorar dos fabulosos castillos: el castillo de Hohenschwangau y el castillo de Neuschwanstein. Entre el viaje y la visita al primer castillo pasé la mañana por lo cual, busqué un buen lugar para descansar de la caminata y almorzar. Encontré un restaurante tipo cantina en el medio del bosque: completamente de madera, con ventanas enormes que dejaban pasar luz natural, mantelería tradicional bordada y una atmósfera de pueblo maravillosa. Me pedí un plato típico de esta zona que se llamaba algo así como “sauerbraten” y es una especie de carne asada con un caldo de verduras y especies que se prepara durante varios días. Muy rico! Aproveché el lugar privilegiado que encontré para almorzar para leer un poco sobre la historia del castillo de Neuschwanstein y de su creador, el Rey Loco Luis II de Baviera.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (17) (Copy)

En los bosques de Fussen

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (14) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (18) (Copy) e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (23) (Copy)

Luis II fue uno de los reyes que gobernó Baviera desde mediados hasta fines del siglo XIX. Su padre, Maximiliano II de Baviera y su madre, María de Prusia, lo educaron a la vieja usanza. Sin embargo, desde niño mostró su predilección por el arte. Fue coronado rey a los 18 años, sin ninguna experiencia previa. Más que la política, este joven rey estaba fascinado por la ópera. Los dramas musicales y escritos de Richard Wagner eran adorados por Luis II a punto tal que convocó al propio Wagner a su corte. Así, en aquellos años, Múnich se convirtió en la capital de la música en Europa con los estrenos de las grandes obras de Wagner: “Tristán e Isolda”, “Los maestros cantores de Núremberg”, “El oro del Rin” y “La Walkiria”, entre otros.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (35) (Copy)

Escudo del castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (34) (Copy)

Ingreso al castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (33) (Copy)

Las montañas que rodean al castillo de Neuchwanstein…

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (30) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (29) (Copy)

Luis II fue un rey que desentonó con su tiempo. Sus ideas políticas con respecto a la monarquía eran propias de otra época. Si bien él era un monarca constitucional, un dirigente estatal con derechos y deberes en pleno siglo XIX, le hubiese encantado ser uno de esos monarcas medievales que tanto admirada. Perdió cuanta guerra tuvo que luchar pero construyó un universo paralelo, en su castillo, viviendo de noche y actuando como un “verdadero rey”. Así fue que planeó su nueva morada, un castillo al que llamaba “El nuevo Versalles”, con un estilo medieval, bien barroco, al mejor estilo de los Borbones franceses.

Mientras construía su castillo tan deseado, siguió buscando evadir la realidad cada vez más presenciando una y otra vez funciones de teatro (incluso algunas que eran montadas para él exclusivamente). Con el tiempo, fue apodado el “el rey loco”, y de hecho murió misteriosamente en compañía de su psiquiatra, quien ya había declarado su incapacidad para gobernar.

Paradójicamente, el castillo que Luis II construyó para aislarse y vivir en soledad se inauguró a las siete semanas de su muerte y hoy en día es el castillo más visitado en Alemania. Dicen que más de un millón y medio de personas lo visitan cada año. Y la verdad que, vale la pena. Es absolutamente maravilloso.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (43) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (42) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (41) (Copy)

Escalinatas del castillo de Neuchwanstein

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (39) (Copy) e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (38) (Copy)

Caminé por el bosque hacia el castillo de Neuschwanstein y no paraba de deslumbrarme a medida que me acercaba. Si bien es un castillo relativamente moderno (ya que fue construido en el siglo XIX) su aspecto es absolutamente medieval. Sus torres enormes, sus banderas flameando, las enormes escalinatas, cada uno de los elementos del castillo remonta al visitante a otra época.

La visita al castillo permite recorrer algunos de sus salones principales y así conocer algo del excentricismo del rey Luis II. No se puede sacar fotos, y los controles son muy estrictos, pero la visita es sumamente interesante. La decoración de cada salón del castillo está inspirada en la obra de Wagner, o mejor dicho, en las sagas medievales que inspiraron al compositor. Las sagas son narraciones de epopeyas medievales que incluyen a varias generaciones de una misma familia. Por ello, las pinturas que decoran cada muro del castillo tienen imágenes de historias de amor, odio, luchas y alianzas y están pobladas de reyes y caballeros medievales, poetas, princesas, amantes… cada pared del castillo cuenta una historia. Una mención especial amerita el cuarto de Luis II, resulta realmente deslumbrante por su detallada decoración. Cada centímetro del cuarto está pintado y tallado de modo tal que al ingresar deslumbra al visitante. Uno de los motivos principales de decoración en el castillo además es el cisne (el cisne es el animal heráldico de los condes de Schwangau, de los que el rey se sentía sucesor): el castillo esta repleto de representaciones de cisnes, en cada detalle. En los pizos, en las puerta, en las patas de la mesa, en los picaportes, en las lámparas: los cisnes están por todos lados. Por otra parte uno de los lugares más fabulosos del castillo es el espacio que se ubica entre el Salón Comedor y el despacho de Luis II: una auténtica gruta de roca. Allí la montaña sobre la que está construido el castillo pareciera que se mete dentro de él. Es realmente fabulosa.

Un detalle importante: en Neuschwanstein la Edad media sólo es una fantasía. Detrás de una apariencia antigua se esconde el uso de las últimas tecnologías de su época y sumo confort: las habitaciones del palacio tienen calefacción central, en todos los pisos había agua caliente, el rey tenía un sistema de comunicación electrónico con sus sirvientes (algo muy parecido a un teléfono) y hasta había un sistema de elevador eléctrico para enviar la comida a los pisos superiores. Neuchwanstein no dejaba de sorprenderme

Salí del castillo como quien sale de un libro de cuentos. No me alcanzaban los ojos para disfrutar de ese lugar. Pero todavía faltaba.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (44) (Copy)

Camino al puente Marienbrücke

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (45) (Copy)

Camino al puente Marienbrücke

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (46) (Copy)

Camino al puente Marienbrücke

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (47) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein desde el puente Marienbrücke

Uno de los puntos imperdibles en una visita a Neuschwanstein es el puente Marienbrücke, que en alemán significa “Puente de los suspiros” y la verdad que su nombre es perfecto. El Marienbrücke está ubicado a unos 500 metros del castillo y se llega a él a través de un sendero que en invierno suele estar clausurado. Pero, como vi que muchos visitantes saltaban las vallas que impiden el paso, los seguí. El camino estaba realmente tapado por la nieve y no fue fácil llegar pero una vez en el puente, la vista es hermosa y perfecta. El puente une dos cerros a unos noventa metros de altura sobre el Río Pöllat y desde él, el castillo se ve completo. Dicen que por la noche, el mismísimo Luis II venía a este puente a admirar su castillo. Y estoy seguro que lo hacía, desde aquí se ve perfecto.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (49) (Copy)

El castillo de Neuchwanstein desde el puente Marienbrücke

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (50) (Copy) e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (52) (Copy)

 Algunos datos prácticos para visitar el castillo Neuchwanstein:
  • Los tickets de entrada solo se pueden comprar en el Centro de Visitantes. No se pueden comprar en ninguno de los dos castillos.
  • La entrada a cada castillo por separado para adultos sale € 12.00 y el ticket combinado para visitar los dos castillos sale € 20.50 Hay descuentos mínimos para estudiantes y jubilados.
  • En verano los castillos están abiertos de 08:00 a 17:30 y en invierno de 09:00 a 15:30 hs.
  • Al comprar el ticket te asignan un horario de visita a cada uno de los castillos y ese horario hay que respetarlo dado que las visitas son siempre con guía. No se pueden recorrer solos.
  • Está estrictamente prohibido sacar fotos o filmar en el interior de los castillos por lo que verán que todas las fotos del post son desde afuera. Las multas son altísimas y hay cámaras y seguridad en cada salón.
  • Cada uno de los tours guiados dura entre 30 y 35 minutos y no recorren todo el castillo sino una selección de salones elegidos y preparados para los visitantes.
  • Hay autobuses que unen los castillos con la terminal de trenes de Füssen y cuestan € 1,80 (a la ida) y € 1,00 (a la vuelta).
  • Subir en un carruaje tirado por caballos típicos de Baviera cuesta unos: € 6,00 y el viaje dura unos 20 minutos.
  • En el Centro de Visitantes en Hohenschwangau se puede (y se debe) dejar mochilas grandes y valijas.
 Si estas por viajar a Europa, no dejes de consultar la GUIA DE VIAJE POR EUROPA. Y si específicamente vas a viajar a Europa del este, pasate por esta otra: GUÍA DE VIAJE POR EUROPA DEL ESTE.

Si quieren comentar, sugerir alguna visita en el destino, crítica o lo que gusten, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , ,

24 Responses to De viaje por el sur de Alemania: en el castillo de Neuschwanstein

  1. Sebastian 08/25/2015 at 12:16 #

    Es genial realmente. Yo fui en Abril del 2014 y el paisaje (al no haber nieve) era completamente diferente, pero no menos espectacular por cierto. Para llegar a Neuschwanstein subí por un sendero muy pintoresco que va por atrás del castillo, por abajo del puente. En realidad ese camino lo hacen los tours pero de cararota le pregunté a un guía cómo ir (me había enterado previamente de ese camino alternativo) y me invitó a ir con el grupo que le habían asignado, muy buena onda aunque tampoco es complicado para hacerlo por cuenta propia. Después sí volví por donde todos suben/bajan.

    Ah, una pequeña corrección del nombre, te faltó la primer s en el título y algunos lugares del texto. 🙂

    Abrazo,

    • polviajero 08/25/2015 at 23:56 #

      Que bueno lo del caminito ese! en invierno está tapado con nieve, solo se puede ir por la ruta de los carros…. y de hecho el camino al puente está cerrado al público pero bueno, vale la pena arriesgarse un poquito para sacar las fotazas que salen desde el puente! Saludos y gracias por leer y comentar!

  2. Cosme Damián Martín Palazzo 08/24/2015 at 22:19 #

    Hola Pol : otra vez somos los Palazzo-Carrer, de san miguel de Tucumán, Argentina. Al estar en el Castillo, no se puede comprar un catálogo, con las imágenes de los salones y salas, que se pueden visitar? Hubiera sido interesante y de ese modo podrías compartir sus fotos. De todas maneras, tus descripciones, siempre tan minuciosas nos ubicaban en el lugar !!! Un saludo especial de Susanita Carrer y Cosme Palazzo.

    • polviajero 08/25/2015 at 02:24 #

      Buenas! gracias por escribir compatriotas! Es complicado el tema de los folletos en los viajes largos… si uno empieza a comprar catálogos luego la mochila se hace imposible de llevar. Igual imágenes por internet hay decenas lo que pasa es que no me gusta poner en el blog fotos que no sean mías!.. Saludos y gracias por estar del otro lado!

  3. Marisa Sierra Fanti 08/23/2015 at 14:59 #

    gracias por compartir esta hermosa experiencia

    • polviajero 08/23/2015 at 17:17 #

      Saludos Marisa y gracias por dejar tu comentario!

  4. Rene 08/21/2015 at 00:51 #

    Muy lindo,me gustaria conocer estos lugares,se ve fanstastico!

    • polviajero 08/22/2015 at 11:48 #

      Hola René! Si, tal cual, son lugares fantásticos… no solo por lo lindo que son sino por la “fantasía” que estos castillos tienen en su ambiente! saludooos

  5. Ruth 08/20/2015 at 00:53 #

    Bello realmente. Gracias por compartirlo.

    • polviajero 08/20/2015 at 01:28 #

      Gracias a vos Ruth!! por leer y comentar 😉

  6. laura 08/18/2015 at 23:57 #

    Hermoso lugar planeando visitarlo. Y hermoso lo que contas, automáticamente mi imaginación se teletransporto ahí Sabes cual es la forma más económica de ir desde Munich? Es un viaje que se hace durante el día no?gracias

    • polviajero 08/19/2015 at 00:03 #

      Buenas… mirá desde Múnich podés ir en tren o en autobús (el autobús es más barato y el tren más cómodo, tu bolsillo decidirá). Son 130/140 kilómetros por lo que en menos de 2 horas estás seguro…

      • Laura 08/19/2015 at 00:08 #

        Con que empresa de buses fuiste ?eurolines?

      • polviajero 08/19/2015 at 00:11 #

        Buenas… yo fui en tren. No fui en Bus. Fijate en goeuro qué opciones de empresas te da. Son buses regionales, no como los eurolines.

  7. María Alfaro 08/18/2015 at 21:23 #

    Qué belleza Pol!! cada vez me aficciono más a tus viajes. Hermoso con la nieve y en primavera será un espectáculo diferente. Otra vez gracias por compartir y hacernos soñar un poco.

    • polviajero 08/18/2015 at 23:45 #

      Que lindas tus palabras María!! muchas gracias! si, tal cual, quisiera volver en primavera o verano, pero en invierno es genial!!!!! saludooos

  8. Andrea 08/18/2015 at 13:29 #

    ue increíble lugar! Parece que en cualquier momento van a salir reyes y caballeros de esas puertas! Me encanto!

    • polviajero 08/18/2015 at 23:44 #

      jjajajaj sÍ!!! tal cual… no subí muchas fotos del bosque pero también es impresionante… me parecía que iban a aparecer gnomos en cualquier momento. Gracias por comentar Andre! Saludooos

  9. Lorena 08/18/2015 at 11:55 #

    De no creer esos paisajes, Pablo!!!! por favor!!! qué lugar. Una pena que no te dejaran sacar fotos, la verdad me quedé con muchas ganas de mirar las excentricidades reales. Me enamoré de los castillos nevados :/ un lugar más para sumar a la lista de lugares a visitar.

    Como siempre impecable!
    Lore

    • polviajero 08/18/2015 at 12:16 #

      Gracias Lore!!! Igual me pasa que a veces está bueno que no permitan sacar fotos, porque de algún modo, me libero de la cámara y como que puedo disfrutar más… es controversial pero a veces hay lugares que se miran más a través de la lente que con los propios ojos.
      Saludos y gracias por leer y comentar!!

  10. Marchu 08/18/2015 at 11:54 #

    Edité rápidamente y olvide comentar de las hermosas fotos que acompañan el post!! Un día las vas a tener q exponer en algún lado!! Son alucinantes!! Otro saludo Paul!!!

  11. Marchu 08/18/2015 at 11:50 #

    Que belleza total, el entorno natural y la construcción hecha x Guillermo II!!! Me encantaron todos los datos que das, muero x ver esa cafetería en medio del bosque en la que comiste la carne con especias!! Me dan ganás de hacer una escapadita!! Gracias miles por tan ilustrativa crónicas de viaje. Paul te mando un cariñote!!!😀👍

    • polviajero 08/18/2015 at 12:17 #

      Viste qué lindo Marchu!!! una cosa sacada de un cuento!!! me quedé encantado con este castillo y con su entorno, no podría ser más lindo!!! saludoooos y gracias por comentar!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Diez castillos de Europa - Polviajero.com - 10/10/2015

    […] mejor estilo de los Borbones franceses y ubicado en un escenario idílico entre las montañas. El castillo de Neuchswanstein es realmente deslumbrante por donde se lo mire: sus muros exteriores, su entorno y cada uno de los […]

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes