Front page

Menu

Donde todo comenzó… en el lago Titicaca

El lago tiene algo especial. Se empieza a ver desde varios kilómetros antes de llegar a él. Es inmenso, mejor dicho inconmensurable. Uno no puede medir su alcance: se extiende hacia los cuatro puntos cardinales. Parece infinito. El micro da vueltas y vueltas por la ruta y el lago parece que te envuelve. Es azul profundo, y es muy profundo de hecho y si tenés la suerte de llegar a él en un día soleado, el espectáculo es todavía mayor. El cielo parece fusionarse con el lago en el horizonte y le da todavía una inmensidad potenciada. Es una verdadera maravilla de la naturaleza. Y con el aire más puro. Cuando uno se baja del autobús en el estrecho de Tiquina (porque todavía no hay puente y sí hay que bajarse) puede encontrarse con el lago Titicaca en toda su plenitud. Ahí hay que subirse a un bote sí o sí, no importa el medio de transporte en el que uno llegue, como no hay puente, todos pasan en el mismo bote mientras que espera que llegue su móvil que cruza en otra barcaza. Y ahí pareciera que el lago se hace más real, porque el agua te salpica, el viento te pega fuerte en la cara y hasta podés meter la mano en el agua. No era un espejismo ni un cuadro pintado por un pintor experto: el lago era real y estás envuelto por completo en él.

Por tener una vida llena de viajes esta creo que fue la quinta o sexta vez que estuve en el Lago y no deja de maravillarme. Su pureza, su gente, su aire… es una combinación perfecta de todo y creo que eso tiene que ver con toda la religiosidad que lo rodea. Lo divino es parte de su historia porque según cuentan, aquí nació el mismísimo Viracocha, el dios más importante de los Incas.

DSC_0635 DSC_0631 DSC_0630 DSC_0627

La historia de Viracocha y el lago

Según cuenta la leyenda, todo comenzó algún tiempo atrás en la isla del Sol… Viracocha emergió de las profundidades del lago Titicaca durante un tiempo de oscuridad donde no había luz todavía. Por eso Viracocha creó al sol, la luna y las estrellas. Y creó también todo lo demás a través de su respiración. Creó y desapareció caminando sobre las aguas del Océano Pacífico. Eso cuenta la leyenda…

Algunos describen a Viracocha como un hombre de mediana estatura, blanco y vestido con una túnica blanca como la de los sacerdotes. Raro, porque no son los rasgos típicos de la región andina. La leyenda cuenta también que tuvo un hijo, Inti y dos hijas, Mama Quilla y Pachamama. Otra leyenda cuenta que también Viracocha destruyó a la gente que vivía alrededor del lago Titicaca con una gran inundación llamada Unu Pachakuti, salvando solo a dos para traer una nueva civilización al resto del mundo, estos dos fueron Manco Capac, el hijo de Inti (algunas veces llamado como el hijo de Viracocha) y Mama Ocllo, que significa “madre de la fertilidad” y a partir de ellos, nació la civilización Inca.

DSC_0652 DSC_0626 DSC_0623 DSC_0622

Sin dudas, Viracocha es uno de los personajes más importantes de la mitología inca y su vida y obra fueron alrededor del bello lago Titicaca. Por lo cual, este lago también resulta de una enorme importancia para esta civilización con tanta historia. Por eso al lago aún hoy se le hacen ofrendas. Según cuenta el museo de la propia Isla del Sol, una de las más bonitas del lago, las ofrendas al lago se denominan “uma loqta” y son vasijas repletas de maíz, quínoa, carne de llama, chica y papa que deben ser sumergidos para rendir tributo.

Y las profundidades del lago, además de dar cobijo a las ofrendas, tienen mucho para contar porque poco se sabe sobre todo lo que oculta el lago.

 Las primeras exploraciones del lago

Si bien desde tiempos inmemoriales se construyeron mitos sobre posibles metrópolis en las profundidades del lago, a partir de 1956, luego de la primera exploración arqueológica subacuática, se encontraron restos que sugerían la existencia de construcciones sepultadas por las aguas del Titicaca por razones que aún se desconocen. Jeaques Cousteau, el archifamoso investigador de la tierra, exploró el lago Titicaca a finales de los años 80. Se dedicó a analizar las más de 30 islas que posee pero también su lecho.

Muchos creen en el origen sagrado de las ruinas que duermen en el fondo del lago. Hay quienes dicen que quizás se originaron en algún antiguo templo mientras que otros creen que son una continuidad del templo del Sol, de la isla del Sol. No se sabe el origen, pero lo cierto es que en las profundidades del lago hay muros y varios recintos de piedra construidos en lo que puede considerarse el centro del lago, con unos 30 metros de longitud y condiciones de construcción muy similares a las de los Incas. Algunos guías cuentan que son “conductos” que conectan el lago con la ciudad sagrada de Machu Pichu. Obvio, también están los que dicen que tiene que ver con la Atlántida… pero bueno, esa es otra historia

DSC_0623 DSC_0615 DSC_0613 DSC_0612 DSC_0611

Me quedé horas disfrutando del lago cuando llegué a Copacabana. Fui hasta la playa y me senté en un muelle chiquito que actúa como amarradero de pequeños botes. No es difícil encontrar la playa en Copabana. Todas las calles que bajan conducen a ella. Y por cierto, Copabana es muy chiquita. Está repleta de hoteles, repleta de restaurantes, pero todo en pocas cuadras. Lo más grande de Copabana es la playa… es enorme. Y lo mejor, tiene unos puestos que venden trucha recién pescada barata y muy rica. Es el plato ideal para quedarse un par de horas disfrutando del lado.

DSC_0651 DSC_0646

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracia

, , , , , ,

14 Responses to Donde todo comenzó… en el lago Titicaca

  1. María Alfaro Mosca 04/04/2016 at 12:16 #

    Muy interesante tu comentario y qué ganas de volver a viajar! Fuer
    za con tu tesis! Saludos.

    • polviajero 04/04/2016 at 12:30 #

      Gracías María! está en plena construcción la tesis en este momento! avanza de a poquito, pero avanza!

  2. maria teresa shanahan 03/29/2016 at 21:37 #

    Pol, Viracocha sí que sabía donde nacer…fuimos una vez y estamos programando otra, no te cansas de estar allí. Gracias por este recuerdo maravilloso. Que sigas teniendo un buen viaje. Vamos las escuelas!!!!

    • polviajero 03/29/2016 at 21:55 #

      Jajja hay gente que elige bien el lugar donde nacer jejejej! este Viracocha era un vivo bárbaro!!!!! El lago es un lugar para volver una y otra vez… siempre…gracias por leer y dejar su comentario!

  3. Cosme Damián Martín Palazzo. 03/29/2016 at 19:14 #

    Hermoso relato sobre el Lago Titicaca, nos dejó realmente asombrados con sus imágenes y leyendas !!! Gracias por compartir tan enriquecedoras experiencias !!! Un abrazo Pablo. Susanita Carrer y Pila Palazzo.

    • polviajero 03/29/2016 at 21:52 #

      Gran gran lugar el lago! para disfrutar siempre! gracias por leer y dejar su comentario! un abrazo

  4. Marchu 03/28/2016 at 12:28 #

    Que lugar tan bello!! Tiene una gran historia de antiguas culturas. Muy buenas tus fotografías Pol👍

    • polviajero 03/28/2016 at 12:44 #

      Gracias Marchu! la verdad que es un lugar hermoso para sacar fotos!

  5. Claudia Fogo 03/28/2016 at 10:19 #

    Alegría de saberte Pablo en el lago azul, sagrado y místico. Sin duda un lugar para el alma. Gracias por reconectarnos con esas profundidades. Vas a la Isla del Sol ? Amorabrazo

    • polviajero 03/28/2016 at 10:59 #

      Gran gran lugar… esta vez no fui a la Isla del Sol, pero estuve hace algunos años atrás y me pareció bellísima! muchas gracias por comentar Claudia.

  6. Graciela 03/26/2016 at 21:28 #

    Hermoso lago y su historia. Estuve del lado peruano, en Puno. Pase una noche en Amantani en casa de un matrimonio nativo, en la festividad de San Santiago en la isla de los 500 y algo de escalones y en la isla de los Uros. Si. Quiero volver!!!

    • polviajero 03/27/2016 at 03:32 #

      Hola Graciela, sabes que estuve en la isla de Amanantani hace unos 15 años!!!! me has traido muy lindos recuerdos de la calidez de su gente… el próximo post será sobre Puno! gracias por escribir!

  7. Noelia 03/26/2016 at 17:39 #

    Estuve ahí una sola vez, y cuando me fui me dije que tenía que volver sí o sí! Todavía no tuve la oportunidad, pero ya aparecerá. Como decís, es increíble la sensación de estar rodeado por ese lago, e incluso cruzarlo 😀
    ¿Dónde estás ahora? ¿Ya volviste? ¿Cómo va la tesis? ¡Contanos! =)

    • polviajero 03/26/2016 at 18:13 #

      Sí, tiene algo mágico en su inmensidad creo. Ya volví, por un tiempo, porque me quedan varios lugares para visitar. Estoy avanzando en la desgrabación de tooooodas las entrevistas del viaje… un trabajo arduo, además de trabajar, lógico! abrazoooo

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes