Front page

Menu

Zambia

 Historias Breves en grandes viajes es una sección del blog que busca recuperar las historias, anécdotas y pequeños sucesos de la vida viajera que quedan perdidos entre los post de grandes viajes.

[Historias Breves] Una Zambia, una nación

Estando en Victoria Falls resulta sencillo cruzar a Zambia dado que el paso de frontera está muy cerca de la ciudad. Claro, eso si uno tiene la visa necesaria para ingresar a Zambia, es decir, si la ha tramitado previamente, lo cual no era mi caso. No había previsto ingresar a Zambia cuando planifiqué el viaje y por ende me despreocupé del tema visado hasta que al llegar al norte de Zimbabwe se apoderaron de mí las ganas de seguir el viaje por el país vecino. Charlando con unos guías en el hostel me sugirieron cruzar en bote por el Rio Zambezi y pedirles que me dejen en cualquier muelle para evitar el puesto fronterizo y desde allí tomar un bus de los que pasaba por la ruta dado que todos van hacia Livingstone. Eso hice.

Crucé en un bote a Zambia el 23 de febrero a la mañana. El sol pegaba fuerte cuando cruzábamos el río pero luego, una vez en el muelle, la selva tupida impide que penetre la luz y el calor y el ambiente fresco y verde prevalece. El muelle donde me dejó el bote está ubicado muy cerca de una aldea por lo cual, lo primero que hice fue caminar hacia allí para buscar un lugar donde almorzar y luego seguir viaje.

Casi sin darme cuenta estaba caminando por un nuevo país. En principio Zambia no parecía muy distinto a Zimbabwe, al menos a simple vista. Pero cuando uno hurga un poco en su historia, este país resulta único en la región. Al igual que Zimbabwe, Zambia fue colonia inglesa. La British South Africa Company fue la principal compañía que se instaló en esta zona para la extracción de minerales. La importancia económica de esta empresa fue tan grande para Inglaterra que decidió bautizar al país en honor al presidente de la compañía, Cecil Rhodes y por eso llamó a esta parte del mundo, “Rhodesia”. Ahora bien, cuando los colonos se retiraron y el país logró su independencia, en 1964, sobrevinieron en estas tierras tiempos de paz. A diferencia de muchas de las naciones que la rodean (como El Congo o Angola) que durante décadas estuvieron inmersas en sangrientas guerras, en Zambia la independencia trajo la paz. A pesar de que pueblan su territorio más de setenta tribus, en Zambia nunca hubo una guerra. Incluso el lema que preside su escudo como República dice: “Una Zambia, una nación” y los locales suelen decir: “setenta tribus, una nación”.

La aldea a la que llegué caminando unos pocos metros desde el río pertenecía al pueblo Tonga. Los tonga son una tribu básicamente agrícola, dedicada a la cría de ganado y el cultivo. De hecho este pueblo tiene una profunda conexión con su ganado y con sus tierras que se ve reflejada una armonía espiritual con la naturaleza que se viene heredando desde tiempo inmemoriales. Se considera que son los habitantes originales de Zambia, dado que hay vestigios de su estadía en estas tierras desde el siglo XVII. La palabra “tonga” significa en el dialecto local “independiente” y está vinculada con que tradicionalmente se trató de un pueblo que no tenía una estructura política centralizada, sino que vivían en unidades familiares independientes. Los tonga fueron pueblos sin líderes políticos aunque los sacerdotes y los hacedores de lluvia siempre tuvieron un lugar especial. Recién con la llegada de los conquistadores, la explotación colonial demandó la instauración del liderazgo político en cada aldea y aparecieron así los primeros caciques.

Ni bien llegué a la aldea, un joven con bastante buen inglés se acercó a mí. No suelen llegar muchos turistas aquí me dijo y me preguntó si estaba perdido. Le dije que no, que solo buscaba un lugar para comer. Muy cerca de nosotros, bajo el sol ardiente del mediodía un nutrido grupo de miembros de la aldea participaba de una misa: cantaban, bailaban al ritmo de tambores, un pastor repetía cada tanto algunas frases del evangelio y todos respondían cantando. Se notaba un clima festivo.

Fui caminando con Daam, mi guía improvisado, hacia el único local de venta de comidas de la aldea. Era una construcción circular de barro como todas las demás casas de la aldea, con techos de caña y paja. Nos sentamos en la puerta mientras nos preparaban el único plato. Por cortesía, invité a Daam a almorzar conmigo y aceptó con gusto. Almorzamos un plato típico llamado “porridge”, que es una masa tierna hecha a base de harina que se come arrancando pequeños pedazos y haciendo una bolita (como si fuera una albóndiga) que se moja en una salsa de verduras.  Charlamos largo rato con Daam bajo la atenta mirada de cada uno de los miembros de la aldea que pasaba por el lugar. Mientras, la música y los cánticos provenientes de la misa, seguían.

Daam me cuenta de la importancia que tiene el saludo en Zambia. Todas las conversaciones aquí se inician con un saludo tradicional que implica una palmada sobre la espalda y la inclinación de la cabeza. Ensayo con Daam el saludo y esto genera las risas de un grupo de nenes que se había juntado ya a nuestro alrededor. Pasa el tiempo y se sigue escuchando la música religiosa fondo. Cada tanto, el pastor toma su megáfono y grita algo así como “Yissssas” (Jesús!) una y otra vez.

Me intento despedir de Daam porque quiero partir hacia Livingstone pero se empecina en acompañarme hasta la ruta. No está tan lejos de la aldea, y hay un parador donde hay algunas personas esperando. Todos llevan bolsas con productos del campo, estimo que para vender en la ciudad. Tenemos que esperar un largo rato. Me cuentan que el autobus a Livingstone está demorado en el puente internacional por contrabando de drogas. Con la llegada de tanto turismo a la zona parece que están llegando nuevos problemas. Luego de un rato por fin a lo lejos se asoman las luces del autobus. De fondo, sigue estando la música de los tambores y los cantos de la pequeña iglesia de la aldea. Ya perdí la cuenta de las horas que llevan celebrando misa!

 escanear0048 (Copy) escanear0050 (Copy) escanear0055 (Copy) escanear0056 (Copy) escanear0060 (Copy)Si te gustó esta historia, o si no también, no dudes en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. Gracias!

No comments yet.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes