Front page

Menu

Guía de viaje por Marruecos

A pocos kilómetros de Europa, apenas cruzando el Mediterráneo a través del Estrecho de Gibraltar, Marruecos es la gran puerta de entrada al África árabe y más. Marruecos tiene de todo: quizás por estar tan cerquita de Europa y con una gran cantidad de visitantes, ha desarrollado su oferta turística (hoteles, trenes, carreteras, restaurantes… hay de todo) pero a la vez, a la vuelta de la esquina, aparecen las tradiciones ancestrales del Magreb, las casas de barro y las caravanas de camellos. Marruecos mantiene su cultura, la vida en las medinas, los ajetreados mercados, las mujeres andan cubiertas con velo, se escuchan los llamados a la oración desde los minaretes desde la mezquita como hace desde varios siglos atrás. 

 Esta guía de viaje por Marruecos fue armada a partir de mi propio viaje de un mes por Marruecos. Los lugares cambian, los precios aumentan y aparecen nuevas opciones por lo cual les pido que comenten si viajan y me ayudan a mantenerla actualizada.

10 lugares para visitar en Marruecos:

Marruecos es un país con infinita riqueza por sus bellos paisajes naturales y sus ciudades repletas de historia. Hay cientos de lugares para visitar y cuando uno se aparta un poco de las rutas turísticas, se encuentra con lugares desconocidos pero con la amabilidad de la gente multiplicada. Para que puedan empezar a organizar un paisaje por esta tierra de sultanes, bereberes y tantas otras culturas, les recomiendo los lugares que más me gustaron en el mes de viaje que anduve por aquí:

1- La medina azul de Chefchaouen. Chefchaouen en una pequeña ciudad en el norte de Marruecos que parece sacada de un cuento. Su medina está casi por completo pintada de azul por lo cual, para los amantes de la fotografía, es un lugar soñado. Calles, puertas, paredes, ventanas y rejas, todas pintadas de azul y con pintorescas y coloridas macetas para decorar el ingreso a las casas y riads de la medina.

2. El desierto del Sahara en Merzouga. Las dunas de arena roja de Erg Chebbi son otro de los lugares imperdibles en un viaje por Marruecos. El desierto del Sahara se extiende hasta las afueras de la ciudad de Merzouga (en el centro-este de Marruecos) con un mar de dunas. Los viajes en camello y una noche en el desierto son dos de las actividades más comunes para disfrutar de esta región del país.

3. La fortaleza de Ait Ben Hadu. Hay lugares que parecen sacados de una película y la fortaleza de Ait Ben Hadu es uno de ellos. Mejor dicho, muchas películas y series se vinieron a filmar aquí, desde “El Príncipe de Persia” hasta “Juego de Tronos” (aquí se filmaron las escenas en la Bahía de los Esclavos). Ait Ben Hadu es una antigua fortaleza que desde el siglo XI resiste el paso del tiempo.

4.Las curtiembres de Fez. Fez es una de las ciudades más visitadas de Marruecos. Su medina tiene centenares de negocios de artesanías y es un auténtico laberinto. Pero la mejor parte son las curtiembres donde las familias desde antaño tiñen sus cueros en coloridos piletones. Es una de las fotos típicas de Marruecos y hay que tenerla.


5. Las murallas de Essaouira. Essaouira es una ciudad que mezcla arquitectura tradicional marroquí con un aire francés. Su medina, completamente blanca, se ha construido justo sobre la costa del Océano Atlántico, rodeada casi por completo por murallas. Con un aire nostálgico, los negocios de su medina esconden grandes tesoros y muchas (pero muchas eh!) obras de arte.

6. La mezquita de Hassan II en Casablanca. Es una obra majestuosa, construida por el Sultán Hassan II frente al Océano, con dimensiones realmente extraordinarias: puede albergar unas 90.000 personas, tiene unas 27 puertas monumentales, trabajaron en ella más de 10.000 artesanos. Ojo, tiene un techo automático que se abre para que entre la luz del sol directa, piso con calefacción y puertas con cierre electrónico.

7. La plaza principal de Meknes. Tiene todavía un aire tradicional y siempre pasa algo por aquí. La plaza de Meknes está justo frente a los hermosos portales de la ciudad imperial y cada tarde se llena de encantadores de serpientes, acróbatas, grupos de baile, vendedores de chucherías y muchos personajes más. Bien vale la pena, tomarse un té con menta en alguno de los bares que la rodean y disfrutar de la vida social de la ciudad desde su plaza principal.

8. Los palacios de Marrakech. Las calles, plazas y mercados de Marrakech suelen ser un caos que agobia al turista y a la vez lo fascina. Realmente resulta necesario descansar de ellos para disfrutarlos más. Los palacios de Marrakech son el lugar ideal para esconderse un rato a disfrutar del silencio y contemplar la arquitectura tradicional marroquí. El Palacio Bahía y el Palacio Badi son dos excelentes lugares para visitar en un paseo por Marrakech.

9. El hotel Continental de Tanger. Tanger es la primera ciudad que el viajero que viene desde Europa suele visitar en Marruecos y particularmente desde el puerto, una de las primeras imágenes que se tienen es del Hotel Continental. Construido en el siglo XIX, ahora en decadencia, igual deja entrever un poco del glamour que alguna vez tuvo este hotel que supo hospedar desde Gaudí a Churchill.

10. El Valle de las Rosas cerca de Ouarzazate: es la zona donde se cultivan rosas damasquinas, con una belleza natural y cultural única. Se trata de comarcas con antiquísimas kasbahs y terrenos de cultivos rodeados por palmeras en medio de un enorme canon y cada tanto, cascadas que permiten que el agua corra por toda la región.

El dinero

La moneda de Marruecos es el Dirkham. En la vida cotidiana, 10 dirkham equivalen a 1 euro, pero la verdad es que la cotización varía. Los billetes que más circulación tienen son los de 200, 100, 50 y 20 dirkham y luego existen monedas de 10, 5 y 1 dirkham. En los lugares muy turísticos como aeropuertos y restaurantes caros u hoteles se puede pagar directamente con euros. Cajeros automáticos hay por todos lados pero la tarjeta de crédito no es tan aceptada como en los países europeos. Por ejemplo, en tiendas de comestibles o artesanías, por lo general, se paga en efectivo. Incluso en algunos hoteles hay que pagar en efectivo.

  • Cajeros automáticos: Se encuentran por todos lados en las grandes ciudades y menos en los pequeños pueblos. Se puede retirar dirkhams con tarjeta Visa o MasterCard. En mi caso personal, la tarjeta no me funcionó en todos los cajeros y fue un problema.
  • Cambiar de moneda: Existen numerosos bancos en los que canjear dólares o euros. Además en todas las ciudades turísticas hay gran cantidad de casas de cambio. En general es una operación rápida y sencilla, y las tasas de cambio varían poco de una entidad a otra.
  • Tarjetas de crédito y débito: son aceptadas en restaurantes de cierta categoría y en general en hostales y hoteles. Pero,  como las comisiones son muy altas para los minoristas, muchos ponen montos mínimos para pagar con tarjeta (150 dirkham) o se excusan afirmando que su terminal de pago está rota.

 

Las ciudades de Marruecos.

Las ciudades de marruecos suelen estar divididas en tres sectores bien diferenciados: la medina, la ville nueve y la parte moderna. La medina está conformada por el sector más antiguo de la ciudad, construido por lo general hace varios siglos atrás, como una red de calles que conforman un laberinto en torno a algunas plazas y las antiquísimas mezquitas. Suelen estar rodeadas por una muralla y frente a los portales de ingreso, suele haber una gran plaza. Por lo general, los hostels están ubicados en este sector de la ciudad. La llama “ville neuve”, tampo es tan nueva. Suelen ser los barrios de mansiones del siglo XIX, época de predominio francés en estas tierras, con elegantes construcciones, fuentes y centros comerciales. En la “ville neuve’ suelen estar ubicadas las terminales de tren (gare) y las estaciones de ómnibus, siempre ubicadas fuera de la medina.  Finalmente, la parte moderna de la ciudad suele ser la zona de hoteles de lujo, shoppings, bancos, etc.

Debo reconocer que, para mí, el sector más interesante de las ciudades marroquíes suele ser la medina. Incluso en muchas ciudades en las que estuve, casi no salí de la medina durante mi visita.

Algunos lugares que suelen ser de interés para visitar (y que suelen estar en todas las medinas de las ciudades marroquíes):

  • Medersas: son escuelas para la instrucción religiosa (en realidad se solía enseñar en ellas además del Corán, astronomía, derecho y filosofía). Suelen tener un gran patio con una fuente y a su alrededor las habitaciones para los estudiantes. Suelen tener cada una de sus paredes talladas por completo y hoy convertidas en museos, ameritan una visita.
  • Hammams: son los tradicionales baños árabes construidos por lo general con mármol y suntuosamente decorados. Poseen varios ambientes dedicados a cada uno de los momentos de la ceremonia del baño: suelen tener un espacio para la relajación, luego el cuarto de la piscina y otro ambiente para los masajes. Suelen tener horarios separados para varones y mujeres y algunos –los más turísticos- son muy costosos.
  • Funduqs: desde los tiempos medievales, los funduqs fueron grandes construcciones que se erigían en torno a un patio para recibir a las caravanas de camellos que venían con mercadería desde tierras lejanas. En la planta baja solían construirse los establos para los camellos y el acopio de la mercadería y en los pisos superiores los cuartos para los mercaderes que viajaban con la caravana.
  • Kasbahs: son las fortalezas que se construyeron para proteger las riquezas de las ciudades. Solían ser custodiados por una guardia armada y en su interior tenían provisiones y espacios como para los ciudadanos más importantes de la ciudad encuentren refugio en caso de un ataque.
  • Souqs (o sokos): suelen ser mercados de productos específicos (no comestibles). Por lo general están techados para garantizar sombra a los mercaderes y suelen dividirse de acuerdo al producto que ofrecen: está el soko de telas, otro de cerámica, otro de especies, otro de cueros, etc.

El Alojamiento

Marruecos es un país donde puede ser muy barato alojarse pero también muy caro, depende la elección que uno haga. En promedio, un buen hostel está entre 12 y 15 euros, los hay más barato, con menos comodidades por supuesto. Más allá de los hostels, que son el tipo de alojamiento que por lo general yo elegí, existen otras opciones:

  • Hoteles: Son los establecimientos con clasificación oficial, entre una y cinco estrellas (aunque a veces las expectativas de las estrellas no debe hacernos pensar a los standards tradicionales).
  • Riads: son los alojamientos tradicionalmente marroquíes. Un Riad es casa construida en torno a un patio cuadrado rodeado por habitaciones. Los riads suelen estar en el interior de las medinas y suelen ser alojamientos con ciertos lujos. Muchas veces superan los 40 o 50 euros la noche por persona. Lo mejor de los riads es su ubicación en las medinas y su decoración tradicional. Ingresar a un riad es como meterse en un túnel del tiempo y viajar hacia varias décadas atrás.

El transporte:

El transporte público marroquí es, en general, bastante bueno, con una red ferroviaria que une las principales ciudades del norte, la costa y Marrakech, y un montón de autobuses y taxis colectivos que permiten movernos a un buen precio entre ciudades.

  • Los Taxis en Marruecos son un medio de transporte muy utilizado. Existen dos tipos de servicios de Taxis: los grands-taxis y los petits-taxis. Los grand taxis suelen ser autos grandes (que en cada ciudad son de un color diferente) y cubren trayectos urbanos e interurbanos. Se suelen usar para viajar entre ciudades cercanas. Estos taxis nunca tienen taxímetro por lo cual es importante negociar el precio antes de comenzar el viaje. Los pequeños taxis (Petit Taxi) son habituales en la mayoría de las ciudades y están autorizados a llevar hasta tres pasajeros y solo hacen recorridos en el interior de la ciudad.
  • Otro medio de transporte muy usado en Marruecos es el tren. La red ferroviaria enlaza todas las ciudades importantes del país: Marrakech, Fez, Tánger, Casablanca, Rabat, etc. Las estaciones de tren se encuentran habitualmente ubicadas en las zonas modernas de las ciudades junto a las estaciones de autobuses para facilitar el cambio de un medio de transporte al otro. Los billetes se pueden comprar por internet o bien en la estación antes de subir. Hay dos clases de trenes, los ordinaries (TNR) y los rapides (TRC), casi todos los viajes largos se realizan en los rapides. Y a la vez, dentro de cada tren hay primera y segunda clase (la diferencia entre una y otra es que en primera hay aire acondicionado, asientos con número preasignados).
  • El autobús es sin dudarlo en transporte público más común. Si bien es más barato en términos generales que los trenes, también hay que decir que es más lento e incómodo. La empresa más importante a nivel nacional es CTM, dispone de la mayor y más moderna flota de vehículos aunque también es algo más caros que las demás compañías. Otra empresa muy buena es Supratours. Ambas compañías suelen tener sus terminales en lugares diferentes a la terminal general de ómnibus.
 FERRY: Viajar desde España a Marruecos por tierra es muy sencillo y además cruzar el estrecho de Gibraltar en ferry es una linda experiencia. Hay varios puertos en Andalucía desde donde salen ferrys hacia Marruecos (los principales son Algeciras o Tarifa). Son barcos muy grandes, para 500 u 800 personas en los que hay bar, asientos muy cómodos, baños e incluso la policía migratoria marroquí viaja en ellos por lo cual uno hace el trámite de migración en el propio barco, antes de viajar. Las compañías más importantes que operan en el estrecho de Gibraltar son: Compagnie Marocaine de Navigation, Transmediterranea, Balearia y FRS, entre muchas otras.

La comida

La gastronomía marroquí se destaca por el uso de especias y verduras de todo tipo. A continuación, algunos de los platos típicos que el viajero no podrá omitir en un viaje por Marruecos:

  • Tajín: es uno de los platos más tradicionales de la cocina marroquí y creo que el más ofrecido en restaurantes a lo largo y ancho de marruecos. Su nombre proviene del recipiente de barro en el que se sirve, cubierto con una tapa cónica. Puede ser de verduras, cordero, atún, pollo o lo que fuere y se cocina con ciruela, aceituna, limón y una amplia variedad de especias.
  • Cuscús: otro de los platos más típicos del Magreb, se trata de una sémola de trigo que se cocina con carne, pollo y verduras (sobre todo zanahoria, porotos, papas, zapallo) y especies que le dan un gusto único.
  • Harira: es la sopa típica marroquí. Se trata de un caldo con carne, legumbres y tomate que muchos musulmanes usan para romper con el ayuno del Ramadán. Como toda la cocina marroquí, lleva muchas especias: cilantro (lamentablemente), jengibre, pimienta y perejil, entre otras.
  • Pastilla: es un plato agridulce compuesto por una masa de varias capas de hojaldre y relleno de pollo, cebolla, especies y azular. Por lo general, es una comida que se hace para las fiestas pero en los mercados, se la suele encontrar todos los días!
  • El té y los dulces: el té es un símbolo de la hospitalidad marroquí y es lo primero que los marroquíes ofrecen al viajero cuando llega a una casa o a un negocio. Se suele tomar con hojas de menta y azúcar antes de comer, después o cualquier momento del día. Suele acompañarse el té con dulces hechos de miel, coco, almendra, pistacho, nueces, etc.

En los restaurantes de Marruecos suelen encontrarse estos platos y muchos de la cocina occidental (no es difícil encontrar pizza o pastas, como espaguetis), mucho pescado, pollo asado y brochettes de carne o pollo. Por lo general, los menús suelen tener fotos para poder elegir correctamente lo que uno quiere comer. Hay cadenas internacionales, sí… pero si andan por estas tierras, aventúrense a los restaurantes locales que ¡no se van a arrepentir!

De comprar en Marruecos

Las compras son uno de los grandes atractivos de Marruecos dada la gran cantidad y  variedad de artesanía local con artículos pintorescos y ricamente decorados. Marruecos es una país con grandes artesanos y también un país con los mejores vendedores. Suelen dedicarle mucho tiempo a las ventas, te persiguen, te hacen supuestas rebajas, te muestran más mercadería, en fin… te convencen de que les compres.

Muchas veces el mayor encanto de un lugar está en lo más simple o esencial, puedes perderte por zocos repletos de objetos, baratijas, antigüedades y todo tipo de cachivaches durante horas en las que parece que el tiempo se ha detenido. No hace falta tener dinero, ni ir con la idea de comprar algo, el simple hecho de pasear y observar es toda una experiencia para los sentidos que no debería dejar de experimentar.

Cada región tiene sus especialidades

  • CASABLANCA: marroquinería y alfombras
  • MEKNES: trabajos de madera y mosaicos
  • FES: alfarería, cobre y cuero.
  • MARRAKECH: cuero, especias y alfombras
  • ESSAOUIRA: tallados en madera, joyas y pinturas.

El regateo: en los mercados, la regla general es el regateo. Comprar lleva su tiempo. Los vendedores empiezan ofreciendo un producto a precios muy alto, uno debe bajarlo lo más posible a veces a ¼ o 1/5 del precio que originalmente se propuso. Si uno no tiene interés, sigue caminando y ahí el precio seguramente empiece a bajar. Es bueno averiguar hasta cuanto se puede bajar el precio de un producto preguntando en varios locales por el mismo objeto (dado que en la mayoría de las tiendas se encuentra lo mismo) para tener claro hasta donde se puede regatear.

 

Los posts de mi viaje por Marruecos:


Si quieren comentar, sugerir alguna visita en el destino, crítica o lo que gusten, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , , , , ,

5 Responses to Guía de viaje por Marruecos

  1. Guadalupe 05/31/2017 at 18:55 #

    Este post es excelente, Pol, me viene genial! Estoy pensando en ir Marruecos en unos días, pero allá es Ramadan. ¿Me aconsejás viajar igual o es mejor esperar hasta que termine?

    • polviajero 05/31/2017 at 23:10 #

      Gracias Guada! el ramadán es un tiempo muy especial… yo igual iría, porque me parece super interesante vivirlo desde adentro, o no? adelante con el viaje!

  2. Marchu 02/13/2017 at 16:25 #

    Qué datos tan interesante de ese bello lugar, gracias por compartirlos. Un gran saludo Pol!!! Y a seguir viajando por lugares tan maravillosos.

    e

Trackbacks/Pingbacks

  1. Compañeros de ruta: comer en Nueva York, historia junto al Nilo y templos fascinantes por el mundo – TODO SOBRE VIAJES - 03/12/2017

    […] nuevo en África Polviajero nos deja su guía de viaje por Marruecos, con sus recomendaciones a partir de un viaje de un mes por el país, con diez lugares para visitar […]

  2. Compañeros de ruta: comer en Nueva York, historia junto al Nilo y templos fascinantes por el mundo – ¡Turismo guay! - 03/12/2017

    […] nuevo en África Polviajero nos deja su guía de viaje por Marruecos, con sus recomendaciones a partir de un viaje de un mes por el país, con diez lugares para visitar […]

Leave a Reply to Marchu Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes