Front page

Menu

Fusión de historia y modernidad en San Pedro de Atacama

El camino a San Pedro de Atacama es un buen preámbulo de lo que el destino depara. El camino desde Copiapó hasta aquí se hace largo al comienzo pero luego se torna maravillosamente bello. Está repleto de formaciones de piedra y arena que han sido modeladas por el viento durante el paso de los siglos dándole al paisaje un aspecto realmente fascinante. Los últimos kilómetros del camino los ocupa el famoso Valle de la Luna, una zona donde la erosión ha esculpido formas únicas y se mezclan tonos azulados, verdosos, rojizos, amarillentos y blancos, por la sal. De acuerdo al momento del día en el que uno visite la zona podrá encontrarse con un paisaje totalmente distinto dado que el sol hace su juego con tantos colores. Ahí donde el desierto de Atacama se encuentra con la cordillera de los Andes, el paisaje se hace cada vez más bonito.

DSC_0090 (Copiar) DSC_0057 (Copiar) DSC_0090 (Copiar) DSC_0099 (Copiar) DSC_0107 (Copiar) DSC_0108 (Copiar)

San Pedro de Atacama, el pueblo en sí mismo, es un lugar ecléctico. Los callejones de tierra del pueblo antiguo, archi-ultra-hiper fotografiado, se mezclan con locales ultra modernos para atender a las “necesidades” del turismo contemporáneo. Un lugar raro, una mezcla de lugares y sobre todo, de idiomas. Caminando por las callecitas de este pueblo viejo uno puede escuchar la lengua que quiera. Gente de todo el mundo llena sus calles al atardecer. Al mediodía es imposible caminar, el sol es arrasador… todo el mundo se refugia en las sombras y los más privilegiados, en las piletas de los hostales que son una excelente guarida durante el día.
El pueblo en sí mismo es chico. Sus calles asfaltadas son pocas, la tierra abunda y su centro es la antiquísima plaza de la iglesia (de fines del siglo XVIII). La iglesia es reflejo de la arquitectura tradicional de la zona: esqueleto de madera de cactus, estructura de adobe y enormes vigas en su techo. Muy cerquita de la iglesia, en el “centro del pueblo” se encuentra el Museo Arqueológico R. P. Gustavo Le Paige, un buen lugar para conocer la cultura atacameña originaria. En el pueblo no hay mucho más. El resto de las calles están copadas por puestos de artesanías (tejidos, cerámicas y alguna que otra cosa más) y locales de venta de excursión. Son decenas y decenas… San Pedro de Atacama se ha convertido en uno de los lugares más visitados de Chile por ser la puerta de entrada a uno de los desiertos más grandes y el más árido del mundo: el desierto de Atacama. Gran parte del territorio comunal corresponde al salar de Atacama. Pero esa es otra historia.

DSC_0126 (Copiar) DSC_0122 (Copiar) DSC_0121 (Copiar) DSC_0120 (Copiar) DSC_0119 (Copiar) DSC_0118 (Copiar)

La tarde la dedicamos al gran señor de estas tierras, el Volcán Licancabur. El Licancabur custodia la ciudad de San Pedro de Atacama desde lo alto. No está solo, los volcanes Sairecabur, Lascar y Putana lo acompañan desde la cordillera en su tarea. Estos volcanes son lugares con mucha historia, no solo natural sino también antropológica. Allí, en lo alto, el imperio Inca construyó sus santuarios. Allí hacían los incas sus ceremonias al sol para el Inti Raymi con procesiones de miles de guerreros que partían desde San Pedro de Atacama hacia las altas cumbres. Nosotros no peregrinamos hacia él. Solo quedamos cautivados con el hermoso atardecer que nos regaló. Fue suficiente para enamorarnos de su belleza. El cielo fue tomando colores cada vez más intensos y el Licancabur erguido en la cordillera, se mostraba desafiante en esta lucha entre el día y la noche.

DSC_0129 (Copiar) DSC_0173 (Copiar) DSC_0172 (Copiar) DSC_0171 (Copiar) DSC_0165 (Copiar)

Ya es de noche en San Pedro. El cielo aparece cubierto por un manto inconmensurable de estrellas. Es un espectáculo maravilloso. No hace falta hacer ninguna excursión para ver esta belleza. Basta con tener una terracita y simplemente mirar, contemplar la belleza del cielo.

 Sobre la cultura atacameña
Se estima que hace unos 11.000 años atrás se asentaron los primeros pueblos en el extremo norte de Chile, escogiendo la zona de la puna y las quebradas del desierto de Atacama. Los Atacameños fueron el pueblo originario y fundador de la llamada “Cultura San Pedro”, estableciéndose en la hoya del río Loa y en todos los oasis del desierto de Atacama. Fueron los primeros agricultores, y por lo tanto, el primer pueblo sedentario del país. Como el suelo cultivable era muy escaso, construyeron terrazas de cultivo en los faldeos de los cerros, éstas eran regadas artificialmente y las fertilizaban con guano de llama. Su principal actividad económica fue, por lo tanto, la agricultura, destacando los cultivos de siete variedades de maíz, quínoa, algodón, calabazas, papas, porotos, entre otros. También se dedicaron a la ganadería, especialmente de llamas y alpacas, a las cuales aprovechaban la carne y la lana. Además las utilizaron como su principal medio de transporte, para realizar un frecuente intercambio comercial con los pueblos costeros. Su desarrollo artístico lo expresaron a través de la cerámica, tejidos, cestería, tallados en madera y en la metalurgia, especialmente de cobre y bronce. Famosas son sus tabletas de rapé y sus respectivos tubos, fabricadas en madera. Respecto a su religión, se sabe que creían en la vida después de la muerte, y que enterraban a sus muertos con vestuario y alimentos para su viaje al más allá. Adoraron las distintas fuerzas de la naturaleza. No se han encontrado templos ni oratorios.
Los atacameños llegaron a ser el pueblo precolombino más desarrollado de Chile. A la llegada de los españoles se presentaron como un pueblo pacífico ante el paso de las expediciones de Diego de Almagro y Pedro de Valdivia, quienes llegaron a abastecerse en los oasis del desierto hacia la mitad del siglo XVI.

 DSC_0223 (Copiar) DSC_0230 (Copiar) DSC_0260 (Copiar) DSC_0275 (Copiar)

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este post, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias

, , ,

8 Responses to Fusión de historia y modernidad en San Pedro de Atacama

  1. Socorro Rodriguez Garcia 12/09/2015 at 03:42 #

    Interesante, sencillo y con mucha historia y vida. Gracias por compartir.

    • polviajero 12/09/2015 at 04:01 #

      Ey! gracias Socorro, que lindas palabras!!! saludos desde Perú!

  2. María Alfaro Mosca 12/08/2015 at 21:19 #

    Hola! No sabes como disfruto tus comentarios! Nosotros no hemos podido llegar hasta Atacama por varios motivos, en parte por nuestra edad. Nos vamos quedando en uno u otro lugar, viajamos en auto y se hace muy cansador. Pero uno de estos años iremos! sí o sí! Avanti bersaglieri que la batalla e vostra!!

    • polviajero 12/08/2015 at 21:21 #

      Gracias por tus lindas palabras María! las rutas son muuuuuy buenas hasta San Pedro. Tienen que animarse! vale la pena y no son distancias largas, hay muchos lugares para ir parando en el medio! Saludos y gracias por leer y comentar! abrazo

  3. Llun Lin Lay 12/05/2015 at 23:42 #

    Hola:
    Cómo anda el estado fisico después de varias semanas de viaje?
    Bellas las fotos del volcán Licancabur !!!
    Estuve en San Pedro de Atacama 9 o 10 días, así que pude conocer bien. La primera impresión es que uno parece extranjera en su propio país. Muchos extranjeros por las calles y diferentes lenguas.
    Hay hoteles de lujo, hostales y camping para alojar. Las fotos de las paredes de las casas son de adobe, que te protege del calor. Característico del lugar. Eso se aprecia mejor en la aldea de Tulor, en medio del desierto. Allí hay una reproducción, al meterte adentro está fresquito.
    El pueblo no dice mucho, pero los alrededores es muy bonito. Sobre todo el camino terrestre Calama – San Pedro de Atacama.
    Hay paseos que se pueden hacer por cuenta propia como el Pukará de Quitor y en bicicleta a la aldea de Tulor, es recomendable salir temprano. En transporte público ir a Toconao , las casas son de piedra liparita y en la quebrada de Jerez se ve un valle verde en medio del desierto. tambien los jovenes practican sandboard en las dunas.
    Tuve la oportunidad de ir al valle de la luna al atardecer y de día y las fotos son impresionantes.
    Y bueno, es inusual que una persona se quede tanto tiempo, así que pasé a ser conocida por los residentes. Y por ésto, tuve el privilegio de conocer otros lugares como el valle de los dinosaurios (no el valle del arcoiris), que no he visto en la publicidad, petroglifos y……los escolares!!! Este fue uno de los paseos que más me gustó y recuerdo, no había ningún turista.

    Saludos

    Llun Lin Lay

    • polviajero 12/06/2015 at 00:03 #

      Una de las mejores cosas que le puede pasar a uno como viajero es llegar a permanecer tanto tiempo en un lugar como para ser reconocido por los locales. Ahí se rompe la barrera y podés conocer de verdad cómo se vive en un pueblo, qué hace y que piensa su gente. Que linda experiencia que has tenido! cuanto que has podido conocer! me alegra mucho!!! gracias por aportar toda esta info al blog! saludos desde Perú!

  4. Marchu 12/05/2015 at 22:14 #

    Muy interesante son los datos de este lugar tan pintoresco y tan milenario!!! Cariño Paul!!

    • polviajero 12/05/2015 at 22:30 #

      Gracias Marchu, la verdad que sí… Atacama es un lugar maravilloso! saludos y gracias por dejar tu comentario!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes