Front page

Menu

En Tiahuanaco, la historia viva de Bolivia

A unos 70 kilómetros de la ciudad de La Paz y casi llegando a la frontera con Perú, se encuentra Tiwanacu (en Aymara) o Tiahuanaco (en quéchua), un sitio arqueológico muy importante para la cultura andina que ocupa unas 50 hectáreas en medio de una zona desértica que lo hace todavía mucho más espectacular.

Un detalle importante: Tiahuanaco no son simples ruinas abandonadas, sigue siendo un lugar de culto. De hecho, el propio presidente Evo Morales tomó sus atributos de mando del pueblo indígena en este sitio. Pero claro, queda poco de la fastuosa ciudad que alguna vez estuvo erigida aquí. Incluso cuando los conquistadores españoles llegaron, Tiahuanaco ya estaba abandonada aunque igual los asombró por sus construcciones y extrañas esculturas. Vale la pena visitarlo. Se puede ir y volver en el día en transporte público desde La Paz y no hace falta contratar tour ni nada parecido. Eso sí, las indicaciones en el sitio arqueológico son muy pobres por lo cual, un librito o guía es importante para entender la fastuosidad que este lugar alguna vez tuvo.

DSC_0294 (Copiar) DSC_0297 (Copiar) DSC_0299 (Copiar) DSC_0287 (Copiar)

Un poco de historia

Sobre el origen de este lugar, no hay información precisa. Se cree que tiene más de 3000 años de antigüedad, pero las violaciones constantes del patrimonio histórico impiden conocer su historia genuina. Muchos arqueólogos coinciden sin embargo en que esta cultura sembró las bases para el desarrollo de otra gran cultura prehispánica, ni más ni menos que los propios incas. Más allá de las discusiones que hay sobre esto, lo que nadie duda es la importancia que la cultura de Tiahuanaco tuvo en su época. Durante el tiempo de su existencia, desarrollo y ocaso, de más de dos milenios, Tiahuanaco ejerció un dominio regional total gracias a su organización social y su organización política. Fue una cultura con grandes artistas y grandes arquitectos. Lo que queda aún de su patrimonio lo demuestra. Tiahuanaco está repleto de monumentos, templos y monolitos tallados al detalle. Caminar por estas tierras nos permite descubrir que se trata de una cultura extremadamente religiosa y repleta de ritos y ceremonias para su máxima deidad: Wiracocha, un dios gigante surgido desde las profundidades del lago Titicaca. Más allá de su vida religiosa, se trató de un pueblo que basó su subsistencia en la ganadería y la agricultura, cultivando maíz, mapa, y yuca, entre otras especies. Además, el intercambio con pueblos de otras regiones, como el Amazonas, les permitía diversificar su dieta y acceder a otros productos.

Tiahuanaco nació como una aldea y con el correr el correr del tiempo se convirtió en una urbe ceremonial allá por el siglo II. Ya en el siglo VIII había logrado una expansión importante en zonas de la costa y en los valles meridionales además de consolidar su dominio en el altiplano y la sierra. Así, las construcciones y símbolos de los Tiahuanacos llegaron a lo que hoy es el norte de Chile, Argentina y Perú. Pero como todo imperio que crece y crece, llega un momento que se desmorona. Esto le pasó a todos. En el siglo XII el colapso comenzó con el surgimiento de los grupos aimaras.

DSC_0320 (Copiar) DSC_0306 (Copiar) DSC_0301 (Copiar)

Qué hay para ver en Tiahuanaco

Hoy en día en la antiquísima ciudadela de Tiahuanaco queda mucho para ver. Si bien la construcción más típica de los Tiahuanaco son los monolitos de varias toneladas de peso, hay varias construcciones que resultan imperdibles en un paseo por la zona:

El Templo de Kalasaya: Se trata de un templo hundido, rodeado por muros de piedra, adornados por decenas de cabezas de roca. Tiene unos 130 metros de diámetro y sus muros están direccionados hacia los puntos cardinales: en los equinoccios (de otoño y de primavera) el sol nace por la puerta principal de ingreso. Las paredes del templo están repletos compuestas por rocas y columnas talladas, por eso se lo suele llamar “el Templo de las Piedras Paradas”. En el suelo pueden verse los restos de lo que alguna vez fueron 7 habitaciones ubicadas en el recinto

DSC_0309 (Copiar) DSC_0313 (Copiar) DSC_0314 (Copiar) DSC_0331 (Copiar) DSC_0318 (Copiar)

La Puerta del Sol es uno de los más impresionantes monumentos de la cultura Tiahuanaco que se conoce en todo el mundo como un ejemplo del alto grado de perfección alcanzado por la cultura precolombina en América del Sur, tanto por su hermoso aspecto artístico, como el simbolismo contenido en bajos relieves.La Puerta del Sol se llama así porque cuando uno se posiciona delante de él a principios de primavera se puede observar que el sol sale justo por encima del centro de la puerta. Se trata de una estructura que ha sido tallada en una sola roca y tiene un poco más de 4 metros de largo y 2.75 metros de alto. En su centro se puede ver tallada una imagen del dios Wiracocha, el dios de los báculos, rodeado de 48 figuras aladas (36 pertenecientes a hombres y 16 que llevan la cabeza de un cóndor).

DSC_0324 (Copiar)

DSC_0325 (Copiar)

La Pirámide de Akapana se encuentra en el ingreso de las ruinas arqueológicas de Tiahuanaco y es una de las construcciones más grandes de la ciudadela: su base tiene casi 200 metros en cada lado y llega a una altura de 18 metros. Pero claro, como se encuentra cubierta por tierra pasa desapercibida como estructura. La pirámide está conformada por siete niveles de plataformas con muros de piedra tallada y sobre su función para la ciudad hay varias teorías. Se cree que fue un lugar de rituales religiosos pero también de observación astronómica.

DSC_0291 (Copiar) DSC_0308 (Copiar)Los monolitos ubicados en el interior del templo de Kalasaya y tiene forma antropomórfica. Con casi 3 metros de alto, estas esculturas además poseen tallados zoomorfos, con elementos iconográficos como lágrimas con forma de pez, hombres alados, cóndores, águilas, plumas, entre otros.

DSC_0311 (Copiar) DSC_0312 (Copiar) DSC_0315 (Copiar)

El Templo de los Rostros se encuentra ubicado detrás del ingreso principal del templo de Kalasaya. Se cree que este templo fue construido para dar la bienvenida a los reyes y visitantes extranjeros que tenían un encuentro espiritual con Kalasaya. En sus muros hay talados rostros humanos, todos con rasgos diferentes.

DSC_0334 (Copiar) DSC_0335 (Copiar) DSC_0336 (Copiar) DSC_0339 (Copiar)

 BONUS TRACK: EL MUSEO ARQUEOLÓGICO DE TIAHUANACO

El Museo Regional de Tiwanaku fue construido en 1993 justo frente al sitio arqueológico. En su interior alberga unas 3.500 piezas arqueológicas. En los últimos años se ha invertido mucho en la recuperación del material arqueológico hallado en el sitio y en la estructura del museo. Vale la pena una visita!

INFO PRÁCTICA:

  • Las ruinas de Tiahuanaco están ubicadas a 3.885 msnm y aproximadamente a unos 70 km de la ciudad de La Paz (si uno viene bajando, desde el Lago Titicaca están a solo 15 kilómetros).
  • Desde La Paz hay camionetas que parten cuando se llenan desde la calle José María Asín (frente al cementerio de La Paz). El viaje dura aproximadamente una hora y media, por lo cual se puede ir y volver en el día. Las combis te dejan justo en la entrada de la zona arqueológica.
  • El horario para visitar las ruinas es de 9.00 ha 17.00 hs. Frente a las ruinas hay un par de restaurantes con los típicos menús de Bolivia para almorzar y también hay kioskos que venden algunos snacks

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracia

, , , , ,

3 Responses to En Tiahuanaco, la historia viva de Bolivia

  1. Claudia Fogo 03/18/2016 at 20:15 #

    Me alegra saber que has estado en Tiahuanaco, poco sabemos de su historia y mucho aún por descubrír. Quizá algún día sepamos más de ese centro en la puna, atravesado de nubes que embellecen aún más a mi querida Bolivia. Jallala !

    • polviajero 03/18/2016 at 23:47 #

      Gracias por tu lindo comentario Claudia! hermoso Tiahuanaco, ya tengo ganas de volver a esas tierras! saludos!

  2. Plan B Viajero 03/12/2016 at 12:35 #

    Excelente! Si hay un lugar al que volvería una y otra vez sería a Bolivia! Y a Tihuanaco sin lugar a dudas es una cultura sumamente interesante y además de todo buenos profesores para los incas (jeje)

    Saludos Pablo

    Gaby

Leave a Reply to Claudia Fogo Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes