Front page

Menu

[en CHINA] // En los valles del sur de China (recorriendo DALI)

Algo que tuve muy claro durante todo mi viaje por China fue que cada vez que cambiara de ciudad iba a ser una aventura. El camino de Lijiang a Dali, no fue la excepción en este sentido. Intenté de que sea lo más previsible posible, fui en taxi al tren, llegué con tiempo al tren, el tren estaba previsto que llegaba de día a Dali… pero ¿Qué pasó? El tren se rompió, el viaje se demoró y llegué a Dalí de noche. Ahí empezó la aventura.

530763_10151232091217689_818061298_n

Salí de la estación de Dalí y ya era de noche. Nunca tuve claro dónde estaban las paradas de los autobuses y no sabía si estaba en Dalí, la ciudad moderna o la ciudad vieja. Pronto me dí cuenta que, en contra de mis expectativas, el tren me había dejado en la ciudad moderna. Un señor se acercó ofreciéndome llevar a la ciudad vieja, le pregunté cuando me costaría y no entendí lo que me dijo. Pero fui, igual no tenía mucha plata para pagarle.  Cuando vamos al auto me encuentro con que se trata de una camioneta super moderna, y allí está su mujer y 2 niños. Todos hablando en Chino y el turista (o sea, yo) sin entender una palabra. Anduvimos un largo rato, intenté charlar con ellos, les hice algunos dibujitos a los nenes en un anotador y me preguntaron de todo… pero claro, entendí la mitad. Desde la ciudad nueva de Dali a la ciudad Antigua hay unos 30 minutos de viaje por una enorme carretera.  Le mostré treinta y dos mil veces el papel donde tenía anotada la dirección en Chino del Hostel donde iba pero sabía perfectamente que no me iba a llevar ahí.

735105_10151233393682689_842313445_n487192_10151233393892689_1840929991_n

Cuando llegamos a la ciudad vieja, rodeada de murallas, se confirmó mi premonición: no me habían entendido dónde iba. En la dirección que tenía anotada decía que el Hostel estaba fuera de las murallas pero ingresamos a la ciudad. Anduvimos un par de cuadras y me dejaron ahí… donde? no se… pero ellos decían que tenía que dormir ahí, señalando un lujoso hotel céntrico. En fin, saludé a esta familia tan simpática, agarré todos mis bártulos y me fui en búsqueda del hostel. No tenía idea por donde andaba, el hostel estaba en la puerta oeste de la ciudad antigua y resulta que yo estaba dando vueltas por la puerta sur. Traté de preguntarles a varias personas pero nadie hablaba ni una palabra de inglés y mi pronunciación en chino de la calle era malísima. Por suerte, encontré una vendedora de un local que conocía el nombre del Hostel (The jade Emu), me indicó una calle y me dijo que vaya por allí. Derecho. Hasta donde? Vaya uno a saber. Empecé a caminar, salí de la ciudad antigua por otra puerta de la ciudad y seguía tan desorientado como antes. Había varias personas en la ruta esperando colectivos pero ninguna entendía lo que le preguntaba. Por suerte, aparecieron caminando unas francesas y, con una gran suerte, estaban hospedades en el hostel que yo estaba buscando. Había pasado por la esquina y no había visto el enorme cartel (de 15 metros, fácil) que había pintado en la pared de un edificio que decía: THE JADE EMU HOSTEL. En fin, así comenzó mi estadía en Dalí.

El Hostel The Jade Emu es uno de los mejores que conocí en China. Regenteado por un australiano (si le ganás jugando al pool dormís gratis), está preparado para dar todo lo que un viajero quiere: wifi por todos lados, un buen bar, restaurante con comida local barata, un patio gigantesco para relajar y habitaciones con toda la tecnología que solo China puede ofrecer en un hostel.

6102_10151233394472689_1326627186_n555345_10151233395347689_2076020455_n154121_10151233395372689_1420435445_n

En mi segundo día en Dalí, ya un poco más orientado, salí a recorrer la ciudad vieja. En realidad primero fui a ver una pagoda que se veía desde el hostel y me metí en un templo abandonado. Unos perros me indicaron que no era bueno permanecer ahí por lo que seguí mi camino. La ciudad vieja de Dalí está rodeada por una muralla. Tiene una historia que data desde los siglos octavo y noveno, y que pasa por el Reino de Dalí entre los años 937 y 1253, por lo que tiene varios lugares turísticos para visitar. La ciudad se encuentra entre la Montaña Cangshan en el occidente y el Lago Erhai en su parte oriental, y se destaca por sus grandiosas casas de arquitectura típica de la etnia local Bai, que junto a sus alrededores naturales, hacen que los paisajes sean uno de los mayores atractivos para los turistas tanto del resto del país como de otros países. Según dicen los historiadores, la ciudad de Dalí era la puerta de entrada a la Ruta de la Seda en China, y en otros tiempos también fue el lugar donde estuvo el gobierno del país y de la provincia. De la muralla de seis kilómetros de largo y de 7.5 alto, en la actualidad se pueden ver partes como las Torres norte y sur que fueron restauradas hace algunas décadas. Además de las típicas casas de la etnia Bai, es muy lindo ir a caminar por las calles empedradas en las que parece que el tiempo se hubiera detenido. También se pueden ver edificaciones con techos verdes grisáceos, talleres de diversos tipos de artesanías, iglesias y templos que tienen un toque antiguo. Y para terminar la visita se puede ir a la nueva Foreigner Street en donde se pueden comer platos típicos locales y hacer la tradicional ceremonia del té, que consiste en tres tipos de esta bebida; el dulce, el amargo y el final.

487147_10151233395302689_1450090993_n550620_10151233394272689_1453974945_n550620_10151233394272689_1453974945_n

La tarde la dediqué a recorrer una de las principales atracciones de Dalí: Las tres pagodas. Las Tres Pagodas son, como su nombre lo dice, un complejo de tres de estas construcciones que fueron hechas para que cada una fuera la punta de un triángulo equilátero y están a un poco más de un kilómetro del centro de la ciudad antigua. Fui caminando hasta allí y recién cuando llegué tomé dimensión del gran tamaño que tenía el complejo de las pagodas.  Es un lugar impresionante  que tiene una historia que tiene más de 1.800 años, y a través de ellos se han convertido en un símbolo de la historia de la ciudad y muestra el desarrollo del Budismo en esta región de China. Cada una de estas pagodas tiene una estructura independiente. La del medio tiene el nombre de Qianxun, a sus 69.13 metros de altura, es una de las más altas que fueron hechas durante la Dinastía Tang, que reinó entre los años 618 y 907, y las otras dos están a sus lados sur y norte. Aunque antes era posible subir a la parte más alta de estas pagodas, en la actualidad esto no es posible, pero verlas es realmente un placer. Detrás de las pagodas se extiende uno de los templos más monumentales que he visto en China, el  Monasterio de Chongsheng.

230695_10151233497292689_653988718_n734503_10151233497207689_1799081003_n270864_10151233502997689_68179158_n

Los templos budistas de Chongsheng están al pie de las montañas Cang Shan , detrás de las tres pagodas. Son templos de reciente construcción , pero son impresionantes por su tamaño , su colorido , por las perspectivas que tienen con el lago y la montaña . Cuando se comienzan a recorrer estos templos, parece que el recorrido no va a terminar nunca. Uno más maravilloso que el otro. Uno más enorme que el otro. Se van sucediendo uno tras otros hasta llegar al pie de las montañas. Caminar por este lugar fue algo mágico, rodeado de la simbología budista, disfrutando de un día a pleno sol en un lugar tan pero tan enorme que la cantidad de gente que había, que era mucha, ni se notaba.

314110_10151233502807689_554269046_n537386_10151233499307689_1372719838_n601143_10151233499772689_616445298_n487339_10151233499617689_1171191612_n

Mi tercer día día en Dalí estuvo dedicado a disfrutar de la naturaleza. Estos últimos días recorriendo templos, pagodas y mansiones de las diferentes dinastías fueron excelentes pero necesitaba un poco de verde. Me fui al lago Erhai a pasear en barco. Decirlo así suena fácil pero hacerlo en China es realmente complejo.

El lago Erhai  está cerca de los lugares históricas en el valle de Dali y el paisaje natural y sendero de excursionismo en la Montaña Cangshan. Toda la región está llena de sitios interesantes y hermosos. El Lago Erhai y la Montaña Cangshan hacen el paisaje majestuoso. Los picos de la montaña a menudo se reflejan en el lago, junto con el sol y la luna. Esto es porque el agua es clara extraordinariamente y el lago es tan grande. Cubre un área de unos 250 kilómetros cuadrados. A lo largo de su orilla en el valle son aldeas de pescadores, aldeas de agrícolas Bai, templos antiguos, pueblos históricos y la ciudad antigua de Dali. Usted puede ver que laa gente lleva su vida diaria en una manera tradicional. Se dice que el reflejo de la luna en el agua es hermoso especialmente en medio de las montañas y cuando visite el lago o las aldeas, puede disfrutar de montar un barco en el agua y comida étnica y tomar el té tradicional de Bai. Físicamente, el lago está en un valle de alta altitud en una gran elevación en el lado de este de la Montaña Cangshan. Erhai significa ¨el Lago de la Oreja¨ debido su forma. Es un lago largo y estrecho de 41 kilómetros de largo.

150929_10151233502397689_2042612527_n270804_10151234696142689_1062932016_n46343_10151234696132689_1525785380_n46342_10151234697672689_1182047306_n185434_10151234697597689_290119837_n

El paseo por el lago fue de sumo relax.  El barco en el que navegué era enorme, con capacidad para unos 200 pasajeros e iba completo. Aproveché para charlar con un chico chino que hablaba inglés y me contó bastante sobre la zona y la cultura tradicional de Dalí. Él se bajó en una de las islas para continuar su día con un trekking por las montañas que rodean al lago. Yo seguí mi viaje, relajado en la cubierta escuchando un poco de música.

735101_10151234698497689_1298876128_n

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de facebook (http://www.facebook.com/Viajandoandoporelmundo) o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , ,

4 Responses to [en CHINA] // En los valles del sur de China (recorriendo DALI)

  1. Marta Pariz (Montevideo Uruguay 05/05/2016 at 17:27 #

    Fui a Da li hace unos años quedé totalmente enamorada de esa ciudad, el Parque de la Mariposa Azul de Primavera, que tiene esa fuente espectacular de marmol blanco y el Lago transparente en medio del parque es lo más fantastico que he visto.
    Recorrer los templos acompañados con música, una experiencia exquisita.
    Lo que me gustaría preguntar es que recuerdo un lugar que es un edificio grande que es una esfera inmensa de cristal, creo que es un museo o algo así . Esa construcción me dejó impactada, pero no pude saber que era ni a que pertenecía si era un museo o que .Si lo viste Polviajero decime de que se trata- parizmarta@yahoo.com.

  2. Pablo 01/16/2016 at 23:53 #

    Un dato q por ahí sirve….la estación de trenes está en la parte nueva de la ciudad de Dalí, apenas salís de la estación a la derecha hay varios buses el número 8 te lleva a la ciudad vieja por solo 2 yuanes, 45 minutos de viaje…

  3. Silvia Boaglio 04/06/2013 at 01:36 #

    HOLA!buenisima la experiencia q tuviste en Dali…..preciosas las pagodas,cosas q a mi me encantaron en mi viaje a China……abrazos……

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes