Front page

Menu

En las murallas de Constantinopla

Cuando uno viaja muchas veces se transporta no solamente a través del espacio sino también a través del tiempo. Y esto se debe a que hay destinos que parecen encerrados en una cápsula del pasado y se mantienen intactos. Algo de eso sentí que me pasó con Estambul. Pero a decir verdad, no con toda Estambul ya que su centro contemporáneo es absolutamente cosmopolita y moderno.  Al alejarme de él, el paisaje se fue transformando. Sentía como que la ciudad se iba despojando de Europa y se iba haciendo más asiática. Y algo de eso sucedió… pero este viaje en la dimensión, digamos, “espacial”, se complementa con un viaje a la historia. Porque a medida que uno se aleja del centro, va alejándose también de Estambul y se va metiendo en Constantinopla, la mítica ciudad capital del Imperio de Oriente.

El destino elegido para hoy eran las Murallas de Constantinopla, en las afueras de la ciudad de Estambul, en uno de los cuernos del llamado “Cuerno de Oro”. Con una viajera chilena que conocí en el hostel en aquellos días, nos organizamos para emprender nuestra caminata bien temprano. Eran unos 5 o 6 kilómetros de caminata y el día no ayudaba mucho porque amaneció lloviendo. Pero igual emprendimos la marcha.

Salimos de Sultahamet en dirección hacia el puerto. Nuestra primera parada era la Mezquita del Sultán, una de las más grandes de la ciudad, pero que lamentablemente estaba cerrada al público por refacciones. Igual estuvimos un rato dando vuelta por sus jardines. Luego nuestra larga caminata seguiría bordeando la avenida costanera. No era difícil llegar ya que había que bordear el canal (Halic) todo el tiempo en dirección norte y cruzar dos puentes: el de Galáta, en primer lugar; luego el puente Ataturk, y antes de llegar al tercero nos toparíamos con las murallas.

La lluvia nos acompañó toda la caminata. Por suerte otro viajero del hostel que a la madrugada había partido hacia Jordania nos había cedido su paraguas (transparente!). La caminata se hizo larga pero finalmente llegamos.

e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (1) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (2) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (3) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (4) (Copy)

Las murallas de la antigua Constantinopla son un auténtico museo a cielo abierto y dan cuenta de los miles de años de historia que tienen estas tierras. Turquía fue la tierra de los Anatolias, en primer luego fue conquistada por los hititas y luego fue conquistada por el Emperador Constantino, de Roma. Constantino fundó aquí Bizancio y la designó como la Capital del Imperio Romano en Oriente. Bizancio pasó a llamarse luego Constantinopla, en honor a su fundador. Fue capital del Imperio durante más de mil años y para eso tuvo que protegerse de invasores y saqueadores.

Fue Teodosio II quien se encargó de construir las murallas allá por los inicios del año siglo V. Su construcción llevó más de 50 años inicialmente aunque luego, siglo tras siglo, cada emperador dedicó algo de tiempo a su refacción y reconstrucción luego de cada asedio que sufría la ciudad. En un comienzo las murallas tuvieron seis kilómetros de extensión, desde la Costa del Mar de Mármara hasta el Cuerno de Oro y además de las murallas había un enorme foso de más de 20 metros de ancho. Si el invasor lograba superar el foso y la lluvia de lanzas de quienes defendían la ciudad, se encontraba con una primera línea de murallas de protección con más de 80 torres para los guardianes de la ciudad. Si el foso ya era difícil de cruzar, esta segunda barrera hacía las cosas más difíciles aún. El enemigo que lograba sortear estas dos protecciones, luego se encontraba on la enorme muralla de cinco metros de ancho y 15 metros de alto, con 100 torres para los guardias que tenían a los enemigos casi emboscados entre ambas murallas. Sin dudas, este sistema dio a la ciudad su fama de invencible.

Constantinopla resistió durante más de mil años los ataques de ávaros, árabes y búlgaros. Fue recién a comienzos del siglo XV cuando, al perder su capacidad de provisión de soldados y armas, la protección de la ciudad fue vencida. Mahomet II y los otomanos lograron sitiar la ciudad con el uso de cañones y de pólvora sin embargo se dice que Constantinopla cayó porque los otomanos lograron abrir la puerta, no porque hubieran derrumbado su gran muralla. Hay que reconocer además que las murallas se mantuvieron más o menos intactas durante el dominio Otomano y fue el progreso de la ciudad lo que llevo a su desmantelamiento parcial.

e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (5) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (6) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (7) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (8) (Copy) e.20.turquia.estambul.las murallas de constantinopla (9) (Copy)

Hoy en día, son parte del Patrimonio de la Humanidad de UNESCO y siguen mostrando todo su esplendor en algunos puntos. Uno de ellos es la denominada “Fortaleza de Yedikule” o “de las siete torres”, actualmente la parte más imponente de las murallas. Años atrás aquí se ubicaba una de las puertas de entrada a la ciudad. Permanece la marca del águila bicéfala símbolo de Bizancio.

No muy lejos de las murallas (aunque cuesta un poco encontrarla), está la Iglesia de San Salvador de Chora, uno de los mejores ejemplos que sobreviven del arte bizantino.

La Iglesia de San Salvador en Chora (Kariye Müzesi) es uno de los mejores exponentes del arte bizantino que pueden encontrarse en el mundo. Fue construida entre 1316 y 1321 según los planos de Teodoro Metoquines. Se trata de un templo completamente cubierto por frescos y mosaicos estilo bizantino que se ubica fuera de las antiguas murallas (de hecho “Chora” significa afuera).  Y al igual que sucedió con la Iglesia de Santa Sofía, con la conquista de Constantinopla por parte del Imperio Otomano, la Iglesia de San Salvador de Chora fue convertida en Mezquita y durante ese tiempo, los frescos fueron tapados con yeso lo que, paradójicamente, ayudó a su perfecta conservación.  

e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (Copy)  e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (2) (Copy) e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (3) (Copy) e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (5) (Copy) e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (6) (Copy) e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (7) (Copy)

Los mosaicos de la Iglesia de Chora son realmente fantásticos. Imágenes de Jesucristo, de la Virgen y de la “Sagrada Familia” se suceden en los diferentes ambientes superándose uno a otro. A veces la luz no es buena para las fotos, pero es un lugar realmente para disfrutar. Pocos turistas llegan a este lugar, por estar un poco alejado del centro, por lo cual, se puede disfrutar del silencio y empaparse del arte bizantino por un buen rato.

 e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (11) (Copy) e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (13) (Copy)
e.21.turquia.estambul.iglesia de sebastian de cano (15) (Copy)

La vuelta fue más sencilla porque fue en autobús. No muy lejos de Chora hay una importante autopista por donde pasan varios autobuses que van hacia Sultanhamet (o cerca). La lluvia nos siguió acompañando hasta la parada de autobuses… o mejor dicho hasta el hostel. Y yo me seguí mojando porque fue solo llegar, agarrar la mochila y volver a salir. Esa noche viajaría hacia Capadoccia.

 

Cómo llegar a Chora o a las murallas: sin gastar, caminando. Bordeando el canal Halic, uno de los “cuernos” del Cuerno de Oro. Pero para los que no tienen tanto tiempo, hay varios autobuses desde el centro de Estambul hasta acá: 31E, 37E, 38E o 36KE

, , , , ,

6 Responses to En las murallas de Constantinopla

  1. Marchu 09/16/2015 at 17:25 #

    Que impresionante las murallas de la antigua ciudad y q bella Iglesia, muy buenos datos!! Saludos!! Cariños

    • polviajero 09/16/2015 at 18:00 #

      Gracias Marchu! era difícil sacarle fotos a la iglesia por la poca luz pero bue… algo salió!! saludoooos

  2. Noelia 09/16/2015 at 15:21 #

    No puedo acordarme si estuve en ese lugar u otro muy similar :!
    Desde que empezaste con tus posts de Turquía quiero volver! (y eso que no hace ni medio año que estuve ahí). Anoche vi una peli en el Festival de Cine Alemán sobre el cine de Turquía ( http://www.villagecines.com/peliculas/remake-remix-rip-off#horarios me encantó, te la re recomiendo ) y por un rato, viendo las calles de Estambul, me sentí ahí <3
    Sumale que tus relatos son muy vívidos, así que puedo decir que pasé dos días en Turquía 😛

    Que tengas un muy buen día =)

    • polviajero 09/16/2015 at 15:52 #

      No me cuesta encontrar excusas para volver a Turquía jejejeje… voy a chusmear la peli! es una buena forma de viajar también! Saludos noe!

  3. Sebastian 09/16/2015 at 11:55 #

    Fabuloso este lugar. Yo en realidad fui buscando la Iglesia de San Salvador de Chora y de repente me encontré con las murallas, toda una sorpresa. Para ir hice una combinación de dos tranvías y un tren, que de hecho es más fácil de lo que se puede llegar a pensar (esto me lo recomendaron en un restaurant, en lugar de usar el bus que puede llegar a ser más complicado, sobre todo a la ida, y que además el “paisaje” era más lindo).
    Las murallas son geniales, de hecho si se explora un poco hay varios lugares donde se puede subir, algo increíble!!! Y la Iglesia de San Salvador de Chora, un imperdible de Estambul. Siendo fanático de la historia del Imperio Romano, francamente me emocioné cuando entré y ví los mosaicos.
    Muy buenas las fotos, me las guardo, ya que al otro día me robaron en el aeropuerto y perdí las que había sacado yo (por suerte fue sólo eso).
    Abrazo,

    • polviajero 09/16/2015 at 13:18 #

      Grande Seba! Si la Iglesia es algo maravilloso… cuando fui no tenía idea de lo que me iba a encontrar y realmente me pareció una obra maestra! De afuera quizás no dice mucho pero al entrar es fantástica!!!! llevate las fotos nomás! saludos!!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes