Front page

Menu

[EGIPTO] // En Egipto, pero en la playa (SHARM EL SHEIK)

Reciclando papiros)

Llegamos a Sharm el Sheik a las nueve de la mañana y con mis compañeros de viaje australianos, nos tomamos un bus a la salida del aeropuerto para llegar a Naama Bay. En realidad, hicimos dedo un rato y una camioneta nos llevó en la cajuela hasta la entrada de Naama Bay y desde ahí tomamos el taxi porque nuestro hostel estaba en la otra punta de la ciudad. 

d.32.EGIPTO.Sharm el Sheik.el mar rojo (20)d.32.EGIPTO.Sharm el Sheik.el mar rojo (21)

OONAS Dive Center es uno de los pocos alojamientos baratos en Naama Bay (pero ojo, acá donde todo es carísimo, que algo sea barato implica que sale 30 euros!). La vedad que los hoteles que hay en Naama Bay son impresionantes, uno mejor que otro, cada uno con decenas y decenas de facilidades para turistas europeos sobre todo, con mucho dinero. Esta ciudad no tiene el target mochilero en sí misma, me acuerdo que Mustafá cuando llegué al Cairo me dijo que era un lugar caro pero nunca pensé que tanto. Cada hotel ha usurpado una parte de la playa para sus selectos huéspedes y son hiper estrictos en el ingreso por cuestiones de seguridad. En el hostel, las condiciones de alojamiento eran maravillosas también: habitación con balcón, aire acondicionado, tele, un baño más grande que el de casa… en realidad, no era un hostel! 

d.32.EGIPTO.Sharm el Sheik.el mar rojo (22)

Dejé la cosas por ahí y me fui a la playa. Fue el único destino en todo Egipto donde no encontré argentinos ni por casualidad. Todos eran europeos, uno más rubio que otros. Nunca me sentí tan extraño en un lugar. Todos, absolutamente todos, tenían muchísimo dinero y una camioneta más grande que otra. Igual, nada… me fui a la playa. El mar rojo es impresionantemente transparente. Me quedé todo el día en el mar hasta que con el atardecer me fui a caminar un poco por la ciudad.

La noche en Naama Bay amerita un párrafo aparte. La peatonal se llena de dicroicas y todo la gente se vuelca a los barcitos en la avenida costanera y la playa. Es impresionante la cantidad de gente y la cantidad de bares, por cierto uno más caro que otro. Hay restaurantes que ofrecen comida libre por 200 libras egipcias (una ganga…!!!) pero por suerte están las grandes cadenas internacionales que permiten abaratar un poco los costos en estos balnearios exclusivos. Hay gente por todos lados, sobre todo tirada en almohadones tomando whisky carísimo y fumando hachis, entre bizarro y cursi.

d.33.EGIPTO.Sharm el sheik.la noche... (2)

d.33.EGIPTO.Sharm el sheik.la noche... (8)d.33.EGIPTO.Sharm el sheik.la noche... (10)d.33.EGIPTO.Sharm el sheik.la noche... (12)

Los otros dos días que pasé acá fueron más o menos con la misma dinámica. Desayuno temprano, toda la mañana en la playa hasta que se nublaba. Había tormenta en el mar y el agua estaba media revuelta. Fueron días de descanso luego de tanta caminata recorriendo ruinas y templos. Aproveché también para leer y relajar en la playa. No pude disfrutar mucho del mar porque estaba la tormenta encima y el agua parecía una coctelera. Fui al centro de la ciudad a sacar el pasaje para el Cairo y volví al hostel a disfrutar del parque y usar un poco la compu. Me fui a tomar el micro a las 11 de la noche y las caripelas de la estación de buses eran de terror. La gente viene y se va de aquí en avión pero esto estaba fuera de mi presupuesto… a las 12 me tomé el autobus que me llevaría devuelta al Cairo luego de 15 días. 

d.34.EGIPTO.Sharm el sheik.atardecer en el mar...d.34.EGIPTO.Sharm el sheik.atardecer en el mar... (3)d.34.EGIPTO.Sharm el sheik.atardecer en el mar... (7)d.34.EGIPTO.Sharm el sheik.atardecer en el mar... (12)d.34.EGIPTO.Sharm el sheik.atardecer en el mar... (17)

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de facebook (http://www.facebook.com/Viajandoandoporelmundo) o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

No comments yet.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes