Front page

Menu

El horror nazi en Auschwitz

Me cuesta escribir sobre Auschwitz. Es difícil entender cómo uno puede ir a recorrer un lugar con tanto horror estando de “vacaciones”. Yo me lo explicaba a mí mismo como una experiencia de aprendizaje. Una experiencia de aprendizaje muy dura, sin lugar a dudas, pero no me hubiese permitido omitir este destino en el viaje por Europa del Este. Es una parte constitutiva de su historia más triste, su página más terrible, pero que no se puede negar… porque esta máquina de matar alguna vez no muy lejana estuvo en funcionamiento, sirvió a intereses específicos y fue negada durante años cuando el mundo miró para otro lado. Pero existió, y está ahí…

El recorrido por el campo del exterminio armado por el nazismo en la campiña de Polonia comienza al cruzar un portón con un mensaje lleno de sarcasmo: “Arbeit Macht Frei” siguen diciendo las rejas hoy las rejas de Auschwitz. “El trabajo los hará libre” les decían los nazis a los prisioneros. Pero al cruzar ese tétrico portón, la libertad se esfumaba y la máquina de matar nazi comenzaba a funcionar.

DSC_0237 (Copy)

El campo de concentración de Auschwitz estaba organizado a partir de decenas de pabellones donde cientos de miles de judíos y otros presos políticos pasaron los años más difíciles durante el desarrollo de la segunda guerra mundial. El campo comenzó a construirse luego de la invasión alemana a Polonia en 1939 y fue puesto en funcionamiento en mayo de 1940.

DSC_0241 (Copy)

Está dividido en diferentes secciones. Algunas, las que tenían más comodidades, destinadas al alojamiento de los soldados alemanes y los pabellones más despojados y rústicos para los presos. Muchos pabellones ya no existen, otros han sido reconstruidos y algunos se exhiben en su estado original.

DSC_0242 (Copy)

Los caminos que separan un pabellón de otro están marcados por alamabres de pua, que cuando el campo estaba en funcionamiento, estaban electrifiados. La máquina de matar funcionaba perfecta: no había forma de escapar con vida de este lugar.

DSC_0249 (Copy)

El 27 de abril de 194o se decidió la creación del campo, y se nombró al poco tiempo a su primer comandante, Rudolf Höss. Höss fue el encargado de la construcción de las instalaciones a partir de unos barracones del ejército polaco. Los primeros presos que llegaron a Auschwitz fueron 30 criminales alemanes procedentes de Sachsenhausen con la finalidad de convertirse en los primeros “kapos” (presos con privilegios por desarrollar alguna tarea como vigilancia o alguna función burocrática).  Luego llegaron los primeros  700 prisioneros políticos polacos.

DSC_0250 (Copy)

Al poco tiemo, se convirtió en un campo de concentración racial. Ya no eran presos políticos los que llegaban. Llegana miles cada semana. Judíos la gran mayoría. Algunas fotos que se exponen en los propios pabellones muestran la llegada de los prisioneros. Visitar Auschwitz es una experiencia dura, pero les aseguro que hacerlo en pleno invierno es peor porque uno puede experimentar con mayor rudeza la experiencia de desolación que este lugar supuso para millones de almas.

DSC_0251 (Copy)

Miles y miles de presos llegaban cada semana a Auschwitz en tren. Allí comenzaba la historia de horror. Se formaban largas filas para que el ritual de muerte comience: se separaban las familias, se los despojaba de todas sus pertenencias, se les quitaban las ropas, se los aislaba…

DSC_0255 (Copy)

Las valijas de cada preso eran rotuladas. Les decían que se las enviarían a sus familias o que las retirarían al salir. Hoy en día miles de valijas están amontonadas en largas vitrinas mostrando la fase inicial del horror: el despojo y la mentira.

DSC_0263 (Copy)

Pero claro, no solo les sacaban las valijas para robar todas sus pertenencias. También todas las prótesis. Los lisiados no eran presos útiles por lo cual su paso por Auschwitz era mucho más breve: la muerte los encontraba rápidamente. Pero antes, los soldados les quitaban todo.

DSC_0261 (Copy)

Las vitrinas de los primeros pabellones que se recorren permiten revivir el ultraje. En algunas vitrinas se muestran valijas, en otras prótesis, otras tienen miles y miles de zapatos y otras, pelo. Hay un pabellón lleno de mechones de pelo de los presos. Creo que nunca hasta este momento había estado tan cerca de la muerte.

DSC_0265 (Copy)

Los pasillos de algunos de los pabellones que hoy permanecen abiertos al visitante están repletos de retatos de algunos de los presos que pasaron por aquí. Son solo algunos entre cientos de miles. Todos con el típico traje presidiario, todos sin cabello, todos con evidentes síntomas de desnutrición y enfermos. La máquina de matar en funcionamiento se ve en cada rostro.

DSC_0269 (Copy)

Algunos pabellones permiten ver cómo vivían los presos que eran destinados a Auschwitz. Pequeñas camas, de madera, para el decanso luego del duro día de trabajo. Acinados, despojados, ultajados, así vivían. Recorremos las habitaciones en el silencio más absoluto. Nadie comenta nada. Se escucha el piso crujiendo.

DSC_0270 (Copy)

Entre un pabellón y otro, tétricos caminos alambrados y las torres de vigilancia. Algunas vidriadas, otras espejadas: el panóptico de control se ponía en marca en cada rincón de Auschwitz. No había movimiento que no sea controlado. Todo era visto. No había intimidad ni vida privada, hasta eso era robado.

DSC_0281 (Copy)

Si hay un elemento que predomina en Auschwitz es el alambre de pua. En un día gris en pleno invienro polaco, Auschwitz luce desolador. Pero nunca tan cruel como cuando estaba en funcionamiento. La denominación “campo de concentración” no lo describe plenamente:  aquí no solo se concetraba gente. También se la humillaba y se la asesinaba. Auschwitz fue una máquina de matar, la más perversamente perfecta.

DSC_0301 (Copy)

La seguridad dentro de los pabellones era extrema. Rejas para custodiar cada ingreso y cada salida. Ventanas pequeñas que apenas dejan pasar la luz del día. Pasillos estrechos para evitar reuniones grupales innecesarias. Cada centímentro del campo era parte de una maqúina de control que funcionaba a la perfección: nada sobrevivía a ella.

DSC_0290 (Copy)

En los pabellones se pueden recorrer diferente tipos de celdas, destinadas a diferentes tipos de presos. También había calabozos y salas de tortura, como si todo Auschwitz no fuera una gran sala de tortura. Y, grotescamente, Auschwitz tenía su pabellón de fusilamiento, como si fuera el único lugar donde se mataba gente.

DSC_0268 (Copy)

Una de las partes más terribles del horror de Auschwitz son las salas donde se instalaron los hornos de cremación de cuerpos. Los miles que morían cada semana en las cámaras de gas o en las sesiones de torturas luego eran convertidos en cenizas en estos hornos. Así la máquina de matar nazi cerraba su círculo: no quedaban rastros de los muertes, apenas unas cenizas esparcidas por el campo.

DSC_0318 (Copy)

Auschwitz estaba conformado por dos grandes campos: Auschwitz 1 y Auschwitz 2 (Birkenau), a pocos kilómetros del primero. Los alemanes ocuparon Hungría en marzo de 1944 y unos 450 000 judíos de Hungría fueron deportados hacia Auschwitz-Birkenau. La mayoría fueron ejecutados allí. Había días en que los hornos no daban abasto y se tenía que quemar los cuerpos en hogueras al aire libre.

DSC_0347 (Copy)

Familias enteras de gitanos fueron encerradas en una sección especial del campo de Birkenau. Todos fueron luego asesinados en las cámaras de gas en julio de 1944. El 10 de octubre de ese mismo año se procedió a la exterminación de los niños gitanos en Birkenau.

DSC_0345 (Copy)

Los solados de las SS abrían los vagones de los trenes que llegaban a Bikenau y de ellos decendían cientos de prisioneros. La selección de los que consideraban útiles no duraba más de media hora y era realizada al lado de las vías del tren. Los que no pasaban la revisión eran llevados en una fila aparte hasta unos salones construidos a pocos metros de las vías. Un cartel escrito en diversos idiomas indicaba que allí se encontraban las duchas y el salón de desinfección. Allí los presos encontraban una gran sala, bien iluminada y pintada. Los miembros de las SS ordebana a todos los recién llegados que se desnuden y abandonaban el cuarto. Una vez encerrados en soledad los presos,  desde arriba los SS derramaban unas pastillas que caían por los canaletas para liberar gas ZyKlon-B que invadía el aire en la sala. En cinco minutos mataban a unas 3.000 personas.

DSC_0351 (Copy)

El 27 de enero de 1945 los prisioneros del campo de Auschwitz fueron liberados por el ejército soviético. La UNESCO declaró al campo de exterminio de Auschwitz como Patrimonio de la Humanidad en 1979 por ser  uno de los lugares de mayor simbolismo del Holocausto o Shoa.

DSC_0365 (Copy)

Definitivamente este no fue un día más en el viaje. Fue un día distinto, de profunda reflexión, de silencios, de lágrimas, de preguntas, en definitiva, un día de aprendizaje como decía al comienzo, pero sí, fue un día triste. Recorrí Auschwitz en respetuoso silencio, nunca había estado en un lugar con tanto odio y con tanta muerte. Auschwitz es una muestra de las concecuencias nefastas del racismo y el odio: nos muestra el desprecio a la vida y nos pone cara a cara con el lado menos humanitario de la humanidad. De algún modo, mantenerlo en pie es una forma de tener presente que esto alguna vez sucedió y así proclamar: NUNCA MÁS.

DSC_0376 (Copy)

   INFO PRÁCTICA PARA VISITAR AUSCHWITZ
  • La entrada a Auschwtiz es gratuita si uno llega antes de las 10 de la mañana o después de las 3 de la tarde.
  • De 10 hs a 15 hs la entrada cuesta alrededor de unos 12 euros y se puede comprar en la puerta de ingreso al Campo o bien se puede comprar en la web del sitio.
  • En el ingreso hay una cafetería y algunos negocios para comprar souvenirs o libros de historia.
  • Se puede elegir el idioma del guía y la visita incluye un par de auriculares para escuchar la explicación durante el recorrido.
  • El horario de funcionamiento varía (de 8 a 15 hs en invierno y de 8 a 19 hs en verano).
  • Para llegar a Auschwitz desde Cracovia se puede ir en autobús, tren o tour organizados.
  • Si uno quiere ir en autobus, tiene que tomarlo en la estación de autobuses de Cracovia y debe indicar como destino “Oswiecim” (unos 5 euros cada tramo del pasaje).
  • Para ir en tren hay que tomarlo en la Estación Central de Cracovia (Krakow Glowny).

Si quieren comentar, sugerir alguna visita en el destino, crítica o lo que gusten, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , ,

26 Responses to El horror nazi en Auschwitz

  1. marcia medina 02/10/2017 at 10:16 #

    Que buen relato y las imagenes, a pesar de ser un lugar tan tetrico y terrible, estan maravillosas y haberlas sacado en blanco y negro representa mucho mas el sentimiento de pena y angustia vivido alli ,, (soy fotografa amateur por eso hago incapie al tema de las fotos) ademas me sirvio mucho leer tu relato, este año pretendo ir a auchswitz, ahora me gustaria saber la pagina oficial o web del campo de concentracion para poder comprar las entradas desde ya.

    muchas gracias por la informacion.

  2. GRACIELA 01/04/2017 at 22:31 #

    Estuve en el museo del holocausto en Washington y en Tel Aviv. Estarè allì tambièn en algùn momento pròximo quizàs. Gracias por tu aporte.

    • polviajero 01/05/2017 at 16:19 #

      Auschwitz tiene algo especial eh! es terrible la atmósfera del lugar pero bueno, vale la pena conocerlo… yo encima estuve en invierno donde todo se ve más duro… en fin… saludos desde Marruecos!

  3. Tina 06/24/2015 at 07:08 #

    Hola buenos dias a todos, soy alemana, justamente del este del pais.. Naci en 1986, asi que con mucha suerte no tenia que pasar por nada de este escenario. Pero claro, en nuestra historia de familia lo tenemos muy presentes. Parece que hace mucho tiempo que paso todo esto, pero realmente solo son algunos 70 años. Este año celebramos otra vez de nuevo la liberacion del Nazi alemania, y siempre me toca hasta el mas profundo. Los testigos de esta generacion ya se estan haciendo cada año menos, y lo veo muy importante seguir informar y recordar del tema.
    Yo naci en la primera generacion “libre”, sin dictatura.. porque cuando termino todo este escenario de horror de los campos de concentracion, todavia seguian tantooos años en recuperar una vida humana. Veo en mis padres que hay muchas sicatrices emocianales que se han pasado de mis abuelos a ellos 🙁
    Imaginados, cuando se derrumbo todo el regimen y se descubrio todo, habia gente que no se lo ha podido creer que hay otra verdad de la que de los nazis! Eso, porque crecian bajo del regimen durante tantos años. No se como ha sido posible..
    Me llena con tanta tristeza, y espero que nunca se repite.
    Muchas gracias por la documentacion y que sigues informando, por favor. Que nunca se pierda la conscienca cuantos han sufrido…
    La verdad, yo no me atrevo visitar este lugar…

    • polviajero 06/24/2015 at 09:01 #

      Gracias Tina. Qué lindo y qué importante que es tu comentario. Nos muestra lo que es Alemania hoy y eso, para los que estamos tan lejos, es muy importante. Me sorprendió ver alemanes paseando por Auschwitz, no te lo voy a negar pero claro… hay que conocer las historias de cada persona no? Auschwitz es muy importante… nos pone de cara al horror pero también a decisiones políticas. No hace tanto que sucedió, como bien decís… está aquí cerca en la historia. Ojalá que nunca más se repita! un fuerte abrazo desde Argentina!

  4. Ale 06/22/2015 at 22:21 #

    Otra cuestión, era consultarte si visitaste la celda donde estaba San Maximiliano Kolbe?? Escuchaste hablar de él? Un franciscano, que ofreció su vida en lugar de la de un compañero que iba a ser fusilado, celebraba misa todos los días mientras estuvo cautivo, su historia es muy rica, demostrando que en ese lugar tan horrible también brotó caridad y amor.
    Gracias.
    Saludos

    • polviajero 06/22/2015 at 23:53 #

      Siiii! soy profe y trabajé en una escuela franciscana hace algunos años así que conocía la historia de San Maximiliano Kolbe. En la visita a Auschwitz, su celda es casi un lugar de culto…. porque ya de por sí Auschwitz es desgarrador pero cuando uno se mete en las prisiones, tan diminutas, tan inhumanas… es muy fuerte!

  5. Ale 06/22/2015 at 22:10 #

    Muy interesante. La verdad lo describiste muy bien, justamente este fin de semana estuve conversando con gente que viajo hace un tiempo y me comentaban que no es muy grato pasar por Auschwitz, estoy pensando hacer el este europeo el año que viene y es un lugar que no me gustaría dejar de visitar. Gracias por el relato, saludos.

    • polviajero 06/22/2015 at 23:52 #

      Hola Ale, es un destino muy interesante… si vas a andar por el este europeo, Polonia es un país bastante barato y con mucha historia para mostrar…. vale la pena adentrarse por estos pagos! saludos!

  6. Agustin 06/22/2015 at 00:09 #

    Solo leerlo me transmitió angustia. Entiendo tu idea de que mantenerlo en pie es una forma de recordar para que no vuelva a suceder. Yo creo que ese lugar debería ser quemado, para que miles de almas descansen en paz.

    • polviajero 06/22/2015 at 00:12 #

      Si! es controversial… por un lado mantenerlo en pie permite conocer el horror de cerca, y en eso hay aprendizaje para futuras generaciones… pero creo que hay otra cosa: pruebas. Los juicios no prescribieron, hay gente que sigue negando y hay cosas por investigar… si lo quemás, desaparece todo. No se, es complejo… me cuesta tomar un posicionamiento…

  7. Graciela Hernandez 06/21/2015 at 19:09 #

    Conmovedor testimonio. Las imágenes y la narrativa me transportaron… dimensionaron. Gracias por tus aportes!!!

    • polviajero 06/21/2015 at 19:37 #

      Buenas! gracias por pasar a leer Grace!!! impresionante experiencia, te lo aseguro!!!! saludooos!

  8. Angeles 06/21/2015 at 13:18 #

    Terrible, escenas de terror… me acordé de la película la Vida es Bella mientras leía lo que escribiste. Muy lindo relato y lindas fotos

    • polviajero 06/21/2015 at 15:54 #

      Gracias por leer y por comentar Angie! si, tal cual, cuando caminaba por los salones donde estaban las camas no podía dejar de recordar las escenas de la peli de La vida es Bella… que me encantó por cierto porque muestra esa grieta de libertad que da la imaginación incluso en el peor encierro!

  9. andrea 06/21/2015 at 10:56 #

    Hola Tu relato estremece. Pero no es el único lugar dónde un grupo de militares se sintieron con el derecho absoluto de disponer de la vida y la muerte, en Argentina durante los años 1976- 1983 la dictadura cívico militar torturo y asesinó a más de 30000 compañeros. El lugar emblemático donde se llevo adelante esta maquinaria infernal es en la ESCUELA DE MECÁNICA DE LA ARMADA (EX ESMA). Hoy este lugar fue reconvertido en un espacio para la Memoria y sobre todo, un lugar para la VIDA. Ese espacio de muerte, hoy se plasman centros culturales, se estudian carreras universitarias y esta el Museo de Malvinas. Por si te das una vuelta por Argentina y te interesa conocer de nuestra historia, más allá de los hermosos paisajes que tenemos. Andrea

    • polviajero 06/21/2015 at 12:11 #

      Andre, buenas! cada vez que voy a la Ex ESMA a llevar a mis alumnos,me estremece… te lo aseguro! son lugares horrendos, pero a los cuales los Estados (o mejor dicho, los gobiernos) le han dado soluciones diferentes: el gobierno argentino optó por hacer en esos espacios arte, centros culturales, etc… el gobierno polaco, dejó todo tal como estaba… intacto, por eso resulta tan fuerte! en fin, saludos Andre y che! soy argentino!!! 😉

  10. Marchu 06/20/2015 at 20:45 #

    Gracias por compartir estos hechos de horrores de la humanidad!!

    • polviajero 06/21/2015 at 04:13 #

      Gracias por leer siempre Marchu!!!! saludos viajera!!!

  11. Jose Luis Pardal 06/20/2015 at 20:22 #

    Es un destino que considero una obligacion para mi. Quisiera que me aconsejaras un circuito para incluir éste. Te felicito y te agradezco esta nota y el blog. Abrazo. Jose Luis

    • polviajero 06/20/2015 at 20:30 #

      BUenas! mirá, lo ideal es incluirlo en un viaje por Europa del este. Por ejemplo, podrías incluir Cracovia, Varsovia (en Polonia), Brastilava (en Eslovaquia), Budapest (Hungría) y Praga (República Checa). La distancia entre todas estas ciudades no es mucha y son fáciles de conectar con tren por ejemplo, o autobús (más incómodo pero más barato). El este europeo está siendo muy visitado en el último tiempo por lo cual vas a ver que es muy fácil viajar por la zona. Saludooos!

  12. Lourdes 06/20/2015 at 20:19 #

    Estremecedor hasta las lágrimas…

    • polviajero 06/20/2015 at 20:28 #

      Si, tal cual… cuando uno anda caminando por allí se vive muy intensamente… algunas familias que llegan con sus ramos de flores, otros que se quiebran en llando al encontrar sus apellidos en los listados…. muy fuerte!

  13. patricia 06/20/2015 at 17:45 #

    Gracias por compartir tu experiencia con tan profundo relato.Sin palabras….

    • polviajero 06/20/2015 at 20:26 #

      Saludos Patricia! Gracias por leer y por dejar tu comentario… es dificil escribir sobre Auschwitz!! buenos caminos!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes