Front page

Menu

[en CHINA] // EL GRAN BUDA DE LE SHAN (Capítulo 7)

El día de hoy iba a ser un día aventurero… siempre viajar en China supone cierta aventura por las dificultades que trae la imposibilidad de comunicación con el 90% de la gente. Quizás sea reiterativo con esto pero es un tema que durante el viaje me ha preocupado en todo momento. La gente le pone voluntad cuando uno hace alguna pregunta, pero verdaderamente no entienden ni una sola palabra de inglés, excepto los jóvenes. Con un papelito escrito en chino por la recepcionista del hostel (así se llega a todos lados viajando en China) me tomé un taxi y le indiqué que iba hasta  la estación de buses del sur. Empezamos a andar y el chofer hizo un llamado telefónico y me lo pasó!! Del otro lado, una voz en perfecto inglés me preguntaba hacia donde iba a tomar el bus en la estación del sur y cuando le confirmé que iba a Le Shan me sugirió que vaya en taxi por la módica suma de 800 yuanes!! Jajajaja… totalmente fuera de mi presupuesto (800 yuanes son unos 130 dólares!) seguí viaje en el taxi hasta la estación de buses y luego comenzó la aventura. Me acerqué a la primer sección de ventanillas que vi, hice la cola, le mostré el papelito escrito por la recepcionista del hostel… me dijo algo en chino que no entendí, supuse que era cuantos tickets quería y le dije 1 y luego dijo algo más que supongo que era el precio y le di un billete de 50 yuanes (estaba seguro que el pasaje salía menos que eso… pero no se cuanto.. que me de vuelto! Jajajaja, siempre hago eso!).

Ya tenía mis tickets (en chino, pero que coincidían con mi papelito!. Ahora me faltaba encontrar el Bus que me llevaría a Le Shan. Crucé el control de tickets (los chinos controlan todo.. hasta al control) y comencé a buscar los símbolos de mi papelito en los buses que había parados. No los encontré pero le pregunté a uno de seguridad (es decir, le mostré el papel) y me senalo una combi. Siempre me pasa lo mismo… me toca el transporte distinto: todos se subían a micros y yo a una combi. Pero bueno, por suerte llegó a la combi un estudiante sur coreano que hablaba inglés. Me salvó el día porque el también iba a le Shan a ver al gran buda…

603075_10151226276577689_1017435996_n

312475_10151226276522689_1149498147_n

El viaje a Le Shan duró casi una hora… el día estaba nublado por lo cual no se podía apreciar mucho el paisaje al costado de la enorme carretera. Lo único que si se podía notar era que la vegetación se iba haciendo cada vez más densa a medida que avanzábamos. Llegamos a la ciudad de Le Shan (al menos eso conjeturé en mi desubicación total a partir de la presencia de carteles solo en chino mandarín) y algunos de nuestros compañeros de viaje se despidieron de la combi. Nosotros seguimos un poco más a  partir de que mi compañero de viaje coreano le dijo algo al chofer. Seguimos un par de kilómetros más y cambiamos de combi hasta llegar a la entrada del parque del Gran Budha de Le Shan.

El parque es realmente enorme, primero hay unas enormes cuevas con algunos altares budistas, luego una galería de roca tallada también con altares en honor a Bhuda y luego una larga galería en la selva que recorrer el parque de sur a norte. Recorrimos este camino y llegamos a una zona de grandes esculturas y enormes altares. Una altísima escalera (yo creo que de unos 250 o 300 escalones), nos condujo hacia la parte superior del complejo. Allí la imagen de Bhuda también era venerada y era custodiada por sus enormes guerreros guardianes. Nuestra caminata siguió hacia el norte, encontramos algunos templos en el camino hasta que llegamos a la terraza desde donde se observa al Gran Bhuda, Dafo. Resulta ser que en el año 713 d.C. un monje budista llamado Haitong comenzó la construcción de un gran Buda para que éste calme a los ríos de la zona (el Dadú y el Min) y proteja a los pescadores de la zona. El proyecto se concretó recién en 90 anios incluso cuando el monje ya había muerto. Créase o no, una vez culminada la obra los ríos se calmaron. La gente del lugar asegura aún hoy que el Gran Buda los protege.

379354_10151226271687689_421888587_n428020_10151226271052689_2058834706_n545228_10151226270847689_850301217_n

El Gran Buda es realmente enorme. Su imagen es de 71 metros de alto, sus orejas miden 7 metros y su espalda 28 metros. Solo su pie tiene 8.5 metros. Una imagen imponente. A la altura de sus hombros comienza una escalera caracol que recorre las paredes de roca que rodean a  la enorme estatua y uno puede descender hasta los propios pies de Dafo. Allí constantemente hay unos monjes orando a través de canciones. Es un lugar que sin dudas transmite mucha paz.

385218_10151226276042689_1194430226_n602669_10151226273802689_60746688_n

Seguimos nuestra caminata por la selva hacia la puerta este. El objetivo era llegar al templo Wuyou, que al igual que el gran Buda data de la época de la dinastía Tang. Lo mejor de este templo fue el camino por la selva para llegar a él cruzando una pequeña aldea de pescadores. Una costumbre muy típica en los restaurantes locales aquí en China es tener la mercadería que ofrecen en sus platos expuestos en la puerta del local. Así, pues bien, se puede pasar por la puerta de un restaurante y ver las verduras y frutas en platos dispuestos organizadamente en la entrada y baldes con los peces vivos, tortugas, escarabajos, langostas y ranas que forman parte del menú. Al caminar por la aldea de pescadores nos ofrecían su pesca más que fresca… viva! Estaban los peces dando vuelta por los baldes!!

En fin, seguimos caminando hasta el portal de ingreso de la aldea y nuevamente el paisaje de China nos maravilló. El río era atravesado de una orilla a otra por un bello puento de madera y mármol antiquísimo. Tengo que decir que era una imagen típica de china la que se lograba con el templo, el puente, el río y la aldea de pescadores. Bellísimo.

406092_10151226271727689_469926569_n537998_10151226273922689_25435862_n

Con mi compañero coreano nos tomamos un rickshaw hasta la parada del bus 13 y luego el bus 13 que nos llevaría luego de una hora de viaje casi a la terminal de ómnibus. La ciudad de Le Shan no tiene demasiado encanto pero la visita la Buda de Le Shan valió la pena. Mi compañero de viaje siguió su rumbo hacia Emei Shan para ver una de las montañas sagrada de China y yo tomé el bus de vuelta a Chengdu.

Fue una linda jornada esta. Aproveché para comer algo camino al hostel Dragon City y luego a descansar luego de tanto recorrido. Mañana sería mi último día en Chengdu y verdaderamente lo único que tenía pensado era descansar, esrcribir e internetear.

 227652_10151226275582689_278505473_n

 A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de facebook (http://www.facebook.com/Viajandoandoporelmundo) o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

10 Responses to [en CHINA] // EL GRAN BUDA DE LE SHAN (Capítulo 7)

  1. Rossy Rico 04/02/2013 at 19:30 #

    Me encanto¡ que maravilla de lugar, y más aún con toda la información que nos proporcionas… Se vuelve más interesante! Gracias por compartir¡

    • polviajero 04/02/2013 at 23:16 #

      Gracias Rossy! me alegra que te haya gustado!! y que inspire a viajar muchooo!!! saludos!!

  2. Alejandra 03/29/2013 at 12:33 #

    La verdad es una anécdota super interesante, màs aún cuando la cuentas de una forma tan graciosa…sigue adelante en cada viaje que hagas! Éxitos 😉

    • polviajero 03/29/2013 at 13:03 #

      gracias ale!! saludooos viajeros!

  3. Silvia Boaglio 03/29/2013 at 11:42 #

    La verdad amigo q cada vez es mas interesante tus comentarios y fotos,mas alla q me rio de lo q pones, x q yo q estuve alli se q es dificil entenderse, pero tus comentarios son re comicos x momentos……jajajaja abrazos…….

    • polviajero 03/29/2013 at 12:16 #

      Viajar por CHina se hace complicado a veces pero no hay que perder el humor… digo, es lo que uno eligió, hay que bancársela!! saludos silvia!!

  4. Anonymous 03/29/2013 at 10:36 #

    En enero yo también viaje a China pero en un paquete organizado al que le sume la provincia de Louyang para ver las cuevas de Longman, conocer el origen del arte marcial y la pagoda del caballo blanco. Es muy difícil viajar por tu cuenta y los mejor de China esta por fuera de los circuitos organizados. Felicito tu coraje y tu viaje es maravilloso.

    • polviajero 03/29/2013 at 12:15 #

      La verdad que fue difícil por momentos, pero la aventura es excelente cuando todo se transforma en una linda anécdota! saludos y gracias por tu comentario!!

  5. ana 03/29/2013 at 09:16 #

    ESTO ES BELLÍSIMO, Y CON EL RELATO TUYO, ME PARECE ESTAR ALLÁ… Q LINDO, NUCA PENSÉ Q ESTO EXISTIERA FUERA DE LAS PELÍCULAS, JAJAJAJA.. MI IMAGINACIÓN FUE SUPERADA POR ESTA REALIDAD, GRACIAS.

    • polviajero 03/29/2013 at 10:15 #

      Gracias Ana! en China la realidad supera cualquier cosa que podramos imaginar, sin dudas!!! saludooos!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes