Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // Recorriendo Berna (Suiza)

[Del archivo viajero… porque primero empecé a viajar y luego a bloguear, los cuadernos de viaje se transforman ahora en nuevos post mientras este viajero espera volver a recorrer el mundo]

Siempre me pasa lo mismo: cuando estoy por irme de viaje planifico mucho lo que voy a hacer en las primeras ciudades y no tengo idea de lo que hay para ver en las últimas. Con Berna me estaba pasando esto. En el marco de este largo viaje por Europa había planificado perfectamente qué hacer en los primeros destinos (Alemania, Bélgica, Holanda…), un poco menos los que siguieron (Francia, España e Italia) y ahora Suiza me estaba sorprendiendo porque no tenía idea con lo que me iba a encontrar.

El viaje desde Interlaken a Berna fue muy lindo… cruzando los Alpes suizos, en pleno invierno, con todas las montañas cubiertas de nieve, un rico cafecito y viendo algunas fotos en la compu aprovechando que justo me tocó asiento de tren con mesita. El paisaje por el que íbamos cruzando era fabuloso y la llegada a Berna siguió deslumbrándome. La fama de Berna es la de una ciudad ideal y la verdad que a medida que el tren avanzaba me iba encontrando con eso: una ciudad muy pintoresca, con casitas que parecen sacadas de cuentos y rodeadas de montañas enormes. La gente, poca por cierto, andaba rápido por la calle en un día muy frío y me daba la impresión de que no estaban para nada atentos a lo bonita que era su ciudad. Supongo que a todos nos debe pasar que en nuestro pago no prestamos atención a cosas que los turistas admiran. Mientras caminaba en búsqueda del hostel donde me iba a quedar pensaba en todos los turistas que se sacan fotos en el centro de Buenos Aires y que quedan enamorados de la ciudad mientras que yo no tengo ni una foto de mi ciudad y me desvivo por sacar fotos en ciudades lejanas.

Berna. Suiza (1)Berna. Suiza (2)Berna. Suiza (3)Berna. Suiza (17)

Hay dos cosas que se destacan en la ciudad de Berna desde que uno pone el primer pie en sus calles: fuentes y relojes. Hay por todos lados. En cualquier rincón de la ciudad uno puede encontrar un bello reloj o una fuente de lo  más bonita. A lo largo del centro histórico de la ciudad hay varias fuentes antiquísimas pintadas con colores llamativos que contrastan con el gris del material que predomina en las edificaciones. No pude saber demasiado del porqué de la existencia de estas fuentes, solo que algunas de ellas aluden a personajes sobre los cuáles se han construido cuentos e historias en la ciudad, de hecho en una de las fuentes hay un ogro y otra, por ejemplo, tiene una tinaja y un pedestal y no hay sujeto, solo una escalerita para que el que quiera se suba y pose. Otra atracción de la ciudad son los relojes: hay relojes por todos los rincones, enormes, bien llamativos en cada esquina, en las cúpulas de edificios públicos, en plazoletas… personalmente sabía que en Suiza había muchas fábricas de relojes mundialmente famosos pero parece que la cuestión de la medición del tiempo es algo fundamental en la vida cotidiana de los helvéticos: a cada paso hay un reloj. Por algo debe ser…

Berna. Suiza (4)Berna. Suiza (5)Berna. Suiza (6)Berna. Suiza (16)

Qué hay para ver en Berna

Uno de los edificios que más se destaca en el centro histórico de la ciudad es el Parlamento de la Unión Helvética (Bundeshauser), una enorme construcción sobre una de las barrancas del río, con enormes pasillos que poseen más de 200 arcadas y varios miradores para disfrutar de la ciudad que se pierde en el horizonte. La ciudad de Berna, en realidad, ha sido construida sobre una colina, que está rodeada por el Río Aare y tiene un importante centro histórico conformado por varias manzanas de galerías repletas de negocios con varias décadas de existencia. Las arcadas del centro dan un toque muy particular a la ciudad dado que todas las veredas parecen techadas por lo cual, si nieva o llueve, como sucedió mientras me tocó andar por acá, uno puede pasear sin dificultad.

Berna. Suiza (8)Berna. Suiza (9)Berna. Suiza (10)Berna. Suiza (15)

La Torre del Reloj (Zytglogge) es uno de los lugares más transitados por locales y turistas y cada 15 minutos se pueden ver las figuras que salen del interior del reloj bailando para marcar el cuarto de hora pasada. La catedral gótica es otro lugar pintoresco para visitar, data del siglo XV. Para llegar a ella hay que cruzar un enorme puente sobre el Río Aare. De hecho, mientras se pasea por Berna, todo el tiempo uno anda cruzando puentes. El río envuelve la ciudad por lo que inevitablemente se va de un lado a otro.

Uno de los puentes más bonitos se denomina Hotelgraft u Hotelglasse, allí el río tiene unos pequeños rápidos y se puede ver a un lado el Parlamento y hacia el otro la Catedral y el Casino. La catedral gótica, Munster, del siglo XV, tiene una fachada hermosa con enormes esculturas muy coloridas y un interior solemne. Al cruzar del otro lado del río se encuentra el Museo de Historia de Suiza y comienza una sucesión de esculturas de osos. Parece ser que el oso tiene un rol en la identidad del pueblo de Suiza dado que está representado en varias partes de la ciudad y de hecho, cerca de los jardines de la ciudad hay una cueva construida para alojar a unos osos. La verdad que no parecen estar muy a gusto en el lugar porque es un espacio reducido en medio de la ciudad y los turistas están todo el tiempo asomándose y gritando para llamar su atención. Según indicaba el cartel que cuenta la historia del recinto, fue construido en 1857 y los osos que allí habitan son una suerte de mascota de la ciudad. La verdad que no me pareció un espacio muy agradable.

Nota: Buscando información sobre la historia de estos osos encontré que Berna fue fundada en el año 1191 por Berchtold V y el nombre de Berna justamente deriva de “burn” que significa algo así como oso desafortunado porque fue casado por el fundador. Desde aquel momento los osos forman parte del escudo de la ciudad y por eso se mantiene su cueva, llamada “Barengraben”. Viajando se aprende mucho!

Berna. Suiza (11)Berna. Suiza (12)Berna. Suiza (13)Berna. Suiza (14)

Otro lugar para visitar en un paseo por Berna es la casa de uno de los científicos más brillantes del mundo moderno: Einstein vivió en Berna algunos años y aquí desarrolló su teoría de la relatividad en 1905. Particularmente no pude entrar porque justo estuve en la ciudad el día que estaba cerrada al público. Digamos que no me pareció tan terrible perderme esta visita y en el peor de los casos, es una excelente excusa para volver alguna vez.

Lo que más disfrute de este día en Berna fue pasear por la ciudad, caminar por sus calles, detenerme en los puentes, perder la noción del tiempo disfrutando de las palomas que van de un lado a otro o simplemente disfrutando del río y sus pequeños rápidos. La ciudad es relativamente chica, se recorre fácilmente caminando y en un día uno puede tener una buena dosis de sus principales atractivos. Una de las cosas más llamativas que me encontré en el paseo por Berna fueron unos restaurantes subterráneos en la calle principal. Resulta ser que en la Avenida Marketgrasse se construyeron refugios en la época de las guerras y hoy en día esos espacios subterráneos son ocupados por modernas tabernas a las que se accede por aberturas en las veredas. Aproveché a cenar en una de ellas unas enormes salchichas. No podía dejar marginado el turismo gastronómico a pesar de que los precios intimidan a la buena digestión.

Berna. Suiza (21)Berna. Suiza (22)Berna. Suiza (20)Berna. Suiza (23)

El hostel donde me estaba hospedando era un tanto extraño y realmente poco cómodo. Estaba cerrado la mayor parte del día por lo cual pude hacer el check-in a las siete de la tarde recién, cuando ya era completamente de noche. No incluía desayuno ni nada pero era barato por lo cual fue una buena opción. Parecía que iba a ser una noche un poco aburrida pero por esas casualidades de la vida justo llegó al lugar una pareja de Flores y nos quedamos charlando y tomando unas cervezas hasta bien entrada la madrugada.

Berna. Suiza (23)Berna. Suiza (24)Berna. Suiza (26)Berna. Suiza (27)Berna. Suiza (28)Berna. Suiza (30)Berna. Suiza (29)Berna. Suiza (31)

Si quieren seguir leyendo sobre este viaje por Europa pueden visitar las siguientes entradas:

– Para recorrer algo de Alemania… ALEMANIA

– Para conocer Holanda… HOLANDA

– Para seguir viajando por Bélgica…  BELGICA

– Para seguir viajando por Francia… FRANCIA

– Para seguir viajando por España… ESPAÑA

– Para seguir viajando por ITALIA… ITALIA

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

 

, , , , ,

No comments yet.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes