Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // Pisa, mucho más que una torre inclinada (Italia)

Hasta el momento, Italia me estaba gustando mucho y su comida más. Los desayunos de los hostels que me había elegido hasta ahora, fueron de los mejores del viaje. El Hostel Archie Rossi, en Florencia, no fue la excepción. Una de las opciones del desayuno era omelette con Nutella y un capuchino. Sin palabras!.

Fui a la estación de Tren (Sta. María Magiore –sí, la estación de tren tiene nombre de Iglesia, pero no es un error, se llama así, la influencia de la Iglesia Católica en Italia cala profundo) y tomé un tren a Pisa (aproximadamente una hora de viaje y en aquel momento me costó Euros 5,60). Del camino que separa Florencia y Pisa vi poco y nada dado que casi me dormí todo el viaje. Los días en el camino se van sumando y las energías vas aflojando.  Me desperté justo cuando el tren estaba entrando a la estación de Pisa y eran alrededor de las 10 de la mañana. Varias de las personas que me encontré en el camino me dijeron que Pisa era la torre y nada más, sin embargo, tenía ganas de recorrer esta ciudad. Y la verdad que si bien la ciudad es chica, me gustó y encontré en ella un ambiente muy ameno. La experiencia de estar frente a la torre inclinada es maravillosa. Es un permanente desafío a la gravedad y sus leyes. Pero además de tener la torre, Pisa tiene una universidad y eso le da una juventud eterna. Sus calles están llenas de vida, de jóvenes, de risas. Y esto contrasta con lo antiguo que es todo en la ciudad. Pisa es una ciudad vieja, los años los lleva a cuestas y se nota. Todo es antiquísimo en estas tierras.

La estación central de Pisa (la  “términi”) está ubicada frente a la Plaza Vittorio Emanuelle II y desde allí hay un poco más de un kilómetro cruzando el Arno hasta la torre inclinada.

n676157688_1420363_5211

n676157688_1420362_4715

n676157688_1419934_7317

Un poco de la historia de Pisa…

El Arno, el mismo río que discurre bajo en Ponte Vecchio de Florencia, es el que recorrer la llanura sobre la que se asienta Pisa y que divide a la ciudad en dos partes. Una ciudad antigua, que conserva algo de su aire medieval de esplendor. En realidad el tiempo de esplendor de Pisa fue en el siglo XII y el siglo XIII cuando su poder marítimo sobre el Mediterráneo lograba superar al de Génova y Venecia. En la época de los Medici, el arte floreció también en Pisa y su Universidad fue una de las más reconocidas. Incluso Galileo Galilei enseñó en esta alta casa de estudios.

En la Edad Media, compitió en el mar con Venecia y Génova, y extendió su influencia desde la costa africana a las islas de Córcega, Sicilia y Cerdeña. Luego, en las luchas entre Papado e Imperio, acabaría siendo dominada por sus vecinas que se aliaron en su contra.  Génova le atacó en el mar y Florencia por tierra. Así, perdía su independencia en manos de Florencia en los inicios del siglo XV. 

n676157688_1420361_4061n676157688_1419936_8941n676157688_1419933_6863

Qué ver en el centro?

Pisa es una de las diez provincias que componen la bella región de la Toscana. Al contrario de lo que muchos puedan pensar, Pisa no es sólo su Torre inclinada sino que cuenta con otros muchos atractivos en el centro histórico o paseando por sus “lungarni” (calles a lo largo del Arno) en donde se puede encontrar multitud de huellas de su pasado histórico, y disfrutar en las numerosas “trattorias” y sobre todo, saborear allí buen pescado.

Obviamente, el lugar más famoso de la ciudad es el famoso Campo de los Milagros, cuyas construcciones en mármol blanco resaltan sobre en el parque. Allí se puede contemplar la famosísima Torre Inclinada (que en realidad es el campanario del Duomo) además del Baptisterio y del Camposanto (Cementerio), junto al cual se pueden admirar restos de la antigua muralla del siglo XII (muralla medieval de unos 11 metros de alto, 2 de ancho y unos siete kilómetros de extensión). Si bien la torre inclinada se lleva todas las miradas, la construcción más importente del Campo de los Milagros es la Catedral que data del siglo XI. Construida completamente en mármol blanco, negro y gris, su fachada es majestuosa. Los portones de entrada son de bronce y fueron diseñadas por Bonnano Pisanno. El interior de la catedral también es sumamente suntuoso, con enormes obras de arte en cada pared, cúpulas con herosos frescos pintados, realmente impacta. 

Otro lugar pintoresco para visitar en la ciudad de Pisa es la Plaza de los Caballeros, corazón intelectual de la ciudad situada en el barrio de Santa María. Aquí se ubican la iglesia de San Stefano y el Palacio del Reloj, que cuenta con dos torres medievales y el Palacio de la Sapienza, que fue y sigue siendo uno de los más prestigiosos ateneos universitarios de Italia. Asimismo, se puede observar el Palacio Agostini, en cuya primera planta se encuentra el famoso Caffè dell’Ussero, punto de encuentro de literatos toscanos del siglo XIX. El barrio de San Francisco concentra muchas de las iglesias de la ciudad, como la de Santa Caterina o San Paolo all’Orto, algunas de ellas románicas como la de Santa Cecilia, o San Matteo que actualmente acoge el Museo Nacional donde se exponen colecciones de cerámicas medievales y pinturas pisanas de los siglos XII y XIII, además de otras piezas de gran valor artístico como el busto-reliquia de San Lussorio realizado por Donatello.

A orillas del Arno se descubren algunas de las construcciones más representativas del estilo pisano medieval: las Casas-Torre, símbolo del poder de las distinguidas familias pisanas durante la Edad Media, divididas en varias plantas y que cumplían diferentes funciones comerciales y civiles, además de las eminentemente vinculadas a la defensa.

IMG_8035IMG_8022IMG_7996

La torre de Pisa

La construcción del campanario para la catedral de la ciudad toscana de Pisa se encargó al arquitecto Bonanno Pisano hacia el año 1173. El encargo fue hecho por las familias más adineradas de la ciudad y la propuesta fue hacer un campanario separado del edificio principal del templo. Ahora bien, el suelo comenzó a ceder cuando la construcción avanzaba debido a los sedimentos del subsuelo. El arquitecto a cargo ordenó detener la construcción y quedo parada durante 100 años. Giovanni di Simone, otro arquitecto, continuó la obra (había quedado detenida en el tercer piso). Giovanni quizo construir cuatro pisos más y la construcción se siguió incluinando. Según indican los documentos que se guardan en el museo de la torre, en el 1298 se midió la desviación y era de 1,43 m, y en 1360 esta cifra ya había aumentado a 1,63 m. Así y todo Tommaso Pisano se decidió a continuar la construcción del campanario y a terminar la obra y construir el campanario en la parte superior.  

En los siglos sucesivos, la inclinación de la torre avanzó aunque de modo más lento.  Se supone que esto se debe que el peso de la torre (más de 14 mil toneladas) logró compactar el cimiento, lo cual permitió cierta estabilización del edificio. En 1350 la inclinación era de 1,40 metros y en 1993 de 4,47 metros. El gobierno italiano ha emprendido numerosas medidas para la conservación de este singular monumento. Así en los años 1994 y 1995, se colocaron en la parte norte de la torre 690 toneladas de plomo en forma de barras y a modo de contrapeso; su fijación se realizó mediante la inserción de una serie de anclas enterradas en el suelo, a 40 m. de profundidad. En aquellos años se realizaron obras para lograr una estabilización y tras las obras la inclinación de la torre retrocedió a los 4,10 metros en 2001 y de ahí a los actuales 3,99 metros.

Moraleja de todo esto: las familias adineradas de Pisa se propusieron construir el Campanario de la Catedral para demostrar su poder. El resultado, fue el opuesto: la torre inclinada se convirtió en una metáfora de lo que pasa con el dinero y el poder: va y viene, oscila, como péndulo y en algún momento… cae.

Entrada a la Torre inclinada 15.00 € (o 17.00 € si se compra por internet).

Sí, tenía que hacer la foto pavota!

Sí, tenía que hacer la foto pavota!

n676157688_1419935_8052IMG_7991

Si quieren seguir leyendo sobre este viaje por Europa pueden visitar las siguientes entradas:

– Para recorrer algo de Alemania… ALEMANIA

– Para conocer Holanda… HOLANDA

-Para seguir viajando por Bélgica…  BELGICA

– Para seguir viajando por Francia… FRANCIA

– Para seguir viajando por España..ESPAÑA

– Para seguir viajando por ITALIA… ITALIA

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , , ,

One Response to [De viaje por EUROPA] // Pisa, mucho más que una torre inclinada (Italia)

  1. Ana (Ana Travels) 05/12/2014 at 08:22 #

    Que interesante lo que contás del resto de Pisa. Nosotros fuimos en auto directamente al Campo de los Milagros y tuvimos una momento incomodo con unos africanos cuando quisimos estacionar el auto. Eso, mas los turistas y las vueltas que tuvimos que dar para ubicarnos, hizo que Pisa no fuera una de nuestras favoritas.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes