Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // Invierno en Viena (Austria)

[Del archivo viajero… porque primero empecé a viajar y luego a bloguear, los cuadernos de viaje se transforman ahora en nuevos post mientras este viajero espera volver a recorrer el mundo]

El viaje desde Salzburgo a Viena duró unas tres horas. Llegué casi corriendo al tren. Luego de pasar toda la mañana recorriendo el cerro de Salzburgo, llegué a las corridas a la estación para tomar el tren que salía al mediodía hacia Viena y casi con los minutos justos, pude tomarlo. Me había olvidado que tenía que hacer reserva de asiento entonces tuve que correr a la boletería, hacer la reserva del asiento, subirme a cualquier vagón del tren porque ya se estaba poniendo en movimiento y luego, buscar mi asiento.  Digamos que los austríacos, gente con mucha calma y glamour, me miraban un poco raro: qué hace este pibe alborotando la calma del tren? Yo andaba con la mochila enorme a cuestas, la otra mochila con la cámara, una bolsa con comida para almorzar y una gaseosa en la mano… impresentable.

Almorcé en el tren unos sándwiches que me preparé mientras disfrutaba del paisaje: íbamos bordeando el Río Danubio y el día de pleno sol en medio de los Alpes era algo maravilloso. Mientras tanto, iba llegando a Viena. No paraba de nevar. La ciudad estaba en pleno funcionamiento a media tarde a pesar del frío y la nieve. Llegué a la Westbanhof, la terminal del oete, a donde llegan la mayor parte de los trenes que vienen de la Europa Occidental. Me hospedé en el hostel Ruthensteiner que, aunque estaba a pocas cuadras de la estación, me costó encontrar. Dejé las cosas en la habitación, me tomé un enorme tazón de café caliente en el “lounge bar” del hostel (obvio, ya había alemanes y rusos tomando cerveza y vodka pero yo necesitaba algo caliente para animarme a salir nuevamente al frío: un tazón de café con cogñac. Fue perfecto.

viena. la ciudad 1 (3) (Copy)viena. la ciudad 1 (4) (Copy)viena. la ciudad 1 (5) (Copy)viena. la ciudad 1 (6) (Copy)

Viena es una ciudad repleta de monumentos. Los edificios públicos de hoy ocupan los palacios de los Habsburgo de ayer. La familia imperial ha dejado su huella en la ciudad: cada construcción pública evoca el pasado imperial de la familia real. Las fachadas son bellísimas, las fuentes y los parques están por todas partes, los palacios, palacetes, torres… todo hace al viajero que visita la ciudad viajar en el tiempo. Viena es una ciudad imperial y no tiene nada que envidiarle a las grandes capitales del occidente europeo. 

Que hay para ver en Viena?

Viena es una ciudad de construcciones monumentales. Empecé  mi recorrido por una de las avenidas más importantes de esta ciudad, llamada Maria hilfer Strasse (obviamente la alución a María es por la Duquesa María Habsburgo) y llegué directo al centro cívico de la ciudad. El primer lugar que visité fue el “Museum Quarter” (Barrio de los Museos), un sector importante de la ciudad dedicado a cobijar a unos 20 museos, uno más grande que el otro, la mayor parte de ellos de arte moderno y contemporáneo. Son edificios enormes para cada museo y con toda la tecnología que uno pueda imaginar: lassers que van y vienen, proyecciones en pantallas enormes, sonido en las plazas… se  nota la apuesta de Viena por el turismo cultural!

viena. la ciudad 1 (7) (Copy)viena. la ciudad 1 (8) (Copy)viena. la ciudad 1 (9) (Copy)viena. la ciudad 1 (11) (Copy)

En el centro de Viena, hay tres edificios magníficos: el primero de ellos es el Monumento a la Emperatriz María Teresa de Habsburgo  y dos edificios monumentales que alguna vez fueron palacios: hoy uno es el Museo de Ciencia y el otro de Historia, cada uno con enormes esculturas en el frente. Ambos, junto con la plaza, conforman el Open Ring, el anillo de circulación del centro de la ciudad, y cruzando la avenida se encuentra el Palacio Imperial de los Habsburgo, el Hofburg. El Palacio es enorme, se puede ingresar a caminar por sus pasillos y patios, y disfrutar de un lugar un poco más templado en una tarde de mucho frío en Viena. Frente al Palacio se ubica la “Helden Platz”, o plaza del emperador, con una enorme escultura del emperador Maximiliano de Habsburgo.

La avenida principal de la ciudad lleva a otro de los típicos destinos en un paseo por Viena, la Ópera, construida por el emperador Federico de Habsburgo. Un edificio bello, por fuera y por dentro. Solo al ingresar ya comienza a escucharse, bien bajito, como parte del sonido ambiente, alguna composición de Mozart. No es caro participar de un concierto, la entrada más barata salía unos  5 euros.

viena. la ciudad 1 (12) (Copy)viena. la ciudad 1 (13) (Copy)viena. la ciudad 1 (14) (Copy)viena. la ciudad 1 (15) (Copy)

Otro lugar para visitar en Viena es el Museo Belvedere, ubicado en un bellísimo palacio barroco que alberga una  de las colecciones más importantes de arte en Austria. No entiendo mucho del tema pero dicen que uno de los cuadros más importantes que hay en este museo es el de Gustav Klint, “el beso”. En el museo hay varios cuadros de Klint y de algunos otros pintores de fama mundial tales como Van Gogh, Delacroix, Monet, entre otros. Los salones del Museo Belvedere están suntuosamente decorados, digamos que “chorrean” barroco. Incluso hay algunas habitaciones que tienen espejos en el piso para que se puedan apreciar los techos cuidadosamente tallados y pintados. Un dato interesante: gran parte de la colección que este museo tenía, el Gobierno la tuvo que devolver porque había sido robada por los nazis a coleccionistas privados.

Luego de recorrer el Museo Belvedere, pasé por el Museo Albertina (otro lindo lugar para ver pero no entré porque el presupuesto para entradas se me había agotado) y quería visitar el Palacio Imperial. El Palacio de los Habsburgo, el Hofburg, es imponente, da cuenta del lujo en el que vivía la familia imperial y del poder que tenían. Recorrer los salones del Palacio es como caminar por la historia de Austria y de buena parte de Europa. Definitivamente, es un lugar para visitar en un paseo por Viena.

viena. la ciudad 1 (15) (Copy)viena. la ciudad 2 (2) (Copy)viena. la ciudad 2 (8) (Copy)viena. la ciudad 2 (9) (Copy)

Otro lugar para visitar en Viena es el SchossSchonbrum, el Palacio de Verano de los Habsurgo. Es un palacio gigante, con más de 400 habitaciones y es reconocido como el palacio de Sisi, la emperatriz. Además de sus interiores que rebalsan de lujo, tiene enormes jardines  al estilo Versalles, con fuentes, estatuas, glorietas y parques. La visita al SchossSchonbrum me trajo muchos recuerdos escolares mientras iba recorriendo la historia de Austria: decenas de veces me ha tocado estudiar las peleas y hazañas de los Habsburgo para construir su imperio, y ahora estaba caminando por el lugar donde se pergeñaron muchas de esas batallas. En fin, historia pura.

viena. los hasburgo (19) (Copy) viena. los hasburgo (17) (Copy) viena. los hasburgo (16) (Copy) viena. los hasburgo (15) (Copy) viena. los hasburgo (14) (Copy) viena. los hasburgo (13) (Copy) viena. los hasburgo (8) (Copy) viena. los hasburgo (7) (Copy)

Anécdota vienesa…

Esa noche había función en la Ópera y sin preguntar demasiado me compré un ticket. Digamos que no sabía si alguna vez volvería a Viena y quería darme el gusto de visitar la ópera. Me compré el ticket y me senté en la puerta a esperar. Eran las 6 de la tarde y estaba oscureciendo, y el frío se hacía sentir pero no tenía lugar donde ir. Empezó a llegar la gente para la función y digamos que me sentí un poco descolocado por su atuendo (en contraste con el mío, por supuesto).  Un chico francés, que estaba con su novia, se apiadó de mí y me dijo: me parece que no te van a dejar entrar… y estaba en lo cierto. En el ticket decía algo así como “vestir acorde” y la verdad que no estaba acorde a la situación, digamos que estaba más acorde a irme a esquiar que a ir a un concierto. Por suerte, el flaco se apiadó, me dijo que vivía a pocas cuadras, me prestó un pantalón y un saco de su hermano y pude ingresar a la ópera sin problemas… además de hacerme unos nuevos amigos franceses obviooo!

viena. la ciudad 1 (17) (Copy) viena. la ciudad 1 (18) (Copy) viena. la ciudad 1 (22) (Copy) viena. la ciudad 1 (23) (Copy) viena. la ciudad 1 (24) (Copy) viena. la ciudad 1 (25) (Copy)

Al anochecer, Viena se viste de gala, definitivamente. Luces de colores iluminan la ciudad y los hacen aún más pintoresco. Uno de los lugares donde la gente suele ir a pasear es la plaza del Rathaus, algo así como la Municipalidad en términos argento. Frente al Rathaus cada invierno se monta una enorme pista para patinar sobre hielo con puentes, pasillos, luces, sectores para chicos, instructores, que ocupa gran parte de una enorme plaza.

 

Si quieren seguir leyendo sobre este viaje por Europa pueden visitar las siguientes entradas:

– Para recorrer algo de Alemania… ALEMANIA

– Para conocer Holanda… HOLANDA

-Para seguir viajando por Bélgica…  BELGICA

– Para seguir viajando por Francia… FRANCIA

– Para seguir viajando por España… ESPAÑA

– Para seguir viajando por ITALIA… ITALIA

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

 

, , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Los destacados de la semana en #RedViajAR - Red ViajAR - 07/06/2014

    […] PolViajero nos cuenta su experiencia en Viena durante el invierno: […]

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes