Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // La cité de Carcassonne

Mientras estaba paseando por Barcelona no podía sacarme de la cabeza cómo iba a continuar el viaje. Una opción que había pensado desde el comienzo era ir a Carcassonne, un pueblo al sur de Francia que me habían dicho que tenía uno de los castillos más bellos de Europa. Pero resultaba complicada la conexión de trenes para llegar hasta allí. Otra opción era viajar a Niza que era un destino mucho más sencillo pero dado que era un destino de veraneo, en invierno me generaba dudas sobre qué tal podría ser. Finalmente mantuve la idea original: si Carcassonne había estado en el plan original, pues bien… había que ir hacia allí. Tuve que madrugar bastante para viajar en tren desde Barcelona hasta la frontera con Francia, a un pueblito llamado Narbonne y desde allí tomar otro tren regional que me llevaría a Carcassonne. No fue tan complejo como me había parecido y al mediodía ya estaba almorzando algo en la estación de tren de Carcassonne. Reservé el boleto del tren siguiente hacia Marsella para esa misma tarde, bien tarde de modo tal que tenía unas cuantas horas para recorrer el pueblo.

P1170589

La cité de Carcassonne

La cité de Carcassonne

La cité de Carcassonne

La cité de Carcassonne

Desde la estación, la vista panorámica hacia la enorme fortaleza de Carcassonne confirmaba que había sido una excelente opción elegir pasar la tarde allí. El castillo de Carcassonne está a más de un kilómetro de la estación pero es una fortaleza tan espectacular que se ve perfectamente. Dicen que este castillo es una de las fortalezas más grandes que permanece en pie en Europa. En la edad Media fue la posesión más importante de la dinastía Trecavel y en su época de oro, Carcassonne concentró una gran influencia. Cuando uno avanza por el camino que va desde la Estación de Tren hasta el Castillo puede imaginarse perfectamente cómo serían esos caminos en la edad media, repletos de mercaderes, con carruajes destartalados que llegaban a vender lo que sea en el mercado de extramuros, uno puede imaginarse a los jinetes acorazados saliendo de los portones de las murallas para defender la fortaleza o la poma y la algarabía cuando los condes organizaban alguna fiesta en la ciudad. La imaginación vuela cuando uno se acerca a las murallas del castillo. Hay que frotarse un pocos los ojos para distinguir lo real y lo imaginario… porque claro, frente a las murallas, parece que uno ha sido teletransportado a la edad media sin escala. Y todo con un corto viaje en tren desde Barcelona! Increíble.

P1170594

Torres y murallas en la Cité de Carcassonne

Torres y murallas en la Cité de Carcassonne

P1170600

La cité de Caracassonne

En realidad, en Carcassonne no solo hay un castillo, hay una auténtica ciudad amurallada. En el siglo IV d.C., la ciudad de Carcassone fue dotada de un conjunto de murallas cuyos imponentes restos permanecen aún hoy, en su gran mayoría. La antigua ciudad (la “cité”) es la ciudad fortificada más grande que se conserva en Europa y estaba considerada una fortaleza inexpugnable, con un doble sistema de murallas. Erigida sobre una colina, la ciudad ya estaba ocupada en el 800 a.C y fue amurallada ya por los romanos quienes la convirtieron en un centro de administración del imperio por su ubicación estratégica (por ella se cruzan los caminos que permiten, por ejemplo, conectar el Atlántico con el Mediterráneo).

P1170631P1170657

La Basílica en el interior de la cité de Carcassonne

La Basílica en el interior de la cité de Carcassonne

La ciudadela medieval cuenta con dos sectores amurallados concéntricos con más de 50 torres, conformado un total de más de 3 km de murallas. En la parte alta de la muralla hay un camino protegido por las típicas almenas desde el cual la vista de la Cité y de los campos que la rodean es fabulosa. Caminando por allí la imaginación sigue viajando. Hasta parece escucharse el ruido de los viejos mercados que se apostaban en las zonas cercanas a la muralla. Una vez que se cruzan las primeras murallas hay que pasar por otro muro que protege a la antigua Cité y que tiene 4 accesos, uno orientado hacia cada punto cardinal. La Puerta de Narbonnaise, protegida con dos enormes torres simétricas y un foso con un puente levadizo, es el acceso principal a la ciudad. Allí se ubica también una estatua de la Dama de Carcas, de quien la ciudad toma nombre y que según cuenta la leyenda, salvó a la ciudad del asedio del ejército comandado por Carlomagno.

P1170601

El interior de la Cité de Carcassonne

Puente de ingreso al Castillo de Carcasonne

Puente de ingreso al Castillo de Carcasonne

La leyenda de la dama de Carcas

Según cuenta la tradición local, el emperador Carlomgno logró sitiar a la fortaleza del sur de FRrancia y mató al rey. Fue entonces cuando su esposa, la dama de Carcas, decidió actuar. Organizó a las mujeres, armó grupos de arqueras, repartió víveres, fabricó algunos espantapájaros que colocó en las torres de manera que parecieran disciplinados centinelas. Ella y sus doncellas guerreras pasaban días completos tirando flechas sobre el campamento enemigo. Así fue por más de 5 años. Cuando ya casi no quedaba gente para defender la ciudad pues todos habían muerto de hambre, la dama de Carcas engorda a un cerro con el poco trigo que le quedaba y lo tira por encima de la muralla. El cerdo al caer revienta contra el piso y el trigo se dispersa a su alrededor. Cuando le informan a Carlomagno del hecho, según dice la leyenda, llega a la conclusión de que la ciudad tenía tanto alimento guardado que hasta alimentaban a los cerdos con trigo en vez de darles sobras por lo cual el sitio ya no tenía sentido. Carlomagno hizo que se levantase el sitio y la Dama de Carcas llamó al emperador para firmar la paz. Hizo tocar las trompetas “Carcas sonne ” (“Carcás suena “). Entonces el emperador volvió para recibir su juramento de fidelidad. Y de ahí, dicen… , proviene el nombre de este mágico lugar.

P1170603

Casa de los gremios en el castillo de Carcassonne

Casa de los gremios en el castillo de Carcassonne

Vista de la ciudad desde las murallas de la Cité de Carcassonne

Vista de la ciudad desde las murallas de la Cité de Carcassonne

El castillo de Caracassonne

El castillo de Carcassonne es la fortaleza que se ubica dentro de la “cité” y fue construido en el siglo XII como residencia de los Trencavel, vizcondes de Carcassonne. Al ingresar (aquí se paga la entrada) tras pasar la puerta principal sobre un pozo con puente levadizo, se accede al patio de armas, rodeado de edificios levantados entre los siglos XII y XVIII. El Castillo tiene sus propias murallas y 9 torres con almenas. Hasta que en 1659 se firmó la Paz de los Pirineos, Carcassonne tenía la estratégica misión de proteger la frontera entre el Reino de Francia y el Reino de Aragón, por lo cual está militarmente diagramado.
En el interior del sector amurallado del castillo hoy en día se encuentra el Museo Lapidario, un museo de escultura medieval y la Basílica de Saint-Nazaire. Construida sobre una antigua iglesia visigoda en estilo románico (siglo XI), fue consagrada por el Papa Urbano II, motivo por el cual fue ampliada entre los siglos XII a XIV. La mayor parte de la edificación de la Basílica es de estilo gótico, por lo que enormes gárgolas cuelgan de su fachada.

Interior del Castillo de Carcassonne

Interior del Castillo de Carcassonne

Murallas del Castillo de Carcassonne

Murallas del Castillo de Carcassonne

La cité detrás de las murallas

La cité detrás de las murallas

La visita al Castillo y a la Cité fueron algo mágico. Lo mejor es recorrer las callecitas adoquinadas y dejar transportar la mente hacia otros tiempos. El escenario es el ideal. Uno transita por negocios de souvenir hoy en día pero en otros tiempos esas calles han sido pobladas por mercaderes, albergado a los gremios y han dado refugio a los campesinos. La camina por aquí insisto, es algo mágico. Luego del paseo por la “cité” volví a la estación de tren para seguir mi viaje. Un detalle no menor: en el castillo no hay guarda equipaje por lo cual estuve todo el tiempo con la enorme mochila a cuestas.

Las murallas de la Cité de Caracassonne

Las murallas de la Cité de Caracassonne

El exterior del castillo

El exterior del castillo

Vista del área rural desde las murallas de Caracassonne

Vista del área rural desde las murallas de Caracassonne

#POSTAMIGO Si quieren seguir leyendo sobre Carcassone pueden visitar el blog PEDRAFORCA, y leer su post sobre Carcassone

Si quieren seguir leyendo sobre este viaje por Europa pueden visitar las siguientes entradas:

– Para recorrer algo de Alemania… ALEMANIA

– Para conocer Holanda… HOLANDA

-Para seguir viajando por Bélgica…  BELGICA

– Para seguir viajando por Francia… FRANCIA

– Para seguir viajando por España..ESPAÑA

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

 

, , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. Especial #RedViajar: el tour de Francia - Red ViajAR - 07/24/2014

    […] de Carcassone, donde empieza   la decimosexta etapa. Por esos lugares, anduvo Pablo, quien en Polviajero,  nos habla de una de las fortalezas más grandes y más impresionantes de Europa, el Castillo de […]

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes