Front page

Menu

Viaje bloguero a Puerto Madryn / #MADRYNBT

El despertador sonó demasiado temprano. De madrugada, y luego de un día repleto de actividades. Pero a veces madrugar tanto vale la pena, sobre todo cuando las pocas horas de sueño se combinan con un viajecito al aeropuerto. A las cuatro y media de la mañana ya estábamos todos listos para partir: el destino, Puerto Madryn, uno de los lugares más bonitos de la costa patagónica argentina. Viajamos gracias a una invitación del Ente Mixto de Turismo de Puerto Madryn y con el apoyo del Ministerio de Turismo, con el objetivo de conocer y contar todo lo que se puede hacer en esta ciudad y sus alrededores. Y la verdad que hay mucho para conocer y también, mucho para contar. Este fue un viaje muy particular dado que tuve como compañeros de viaje a viajeros muy experimentados: Walter, más conocido como Che Toba, que lleva adelante el blog de viajes Chetoba.com; Lucila, la dama del grupo, que cuenta sus vueltas por el mundo a través del blog Mochilacult.com y Wenceslao, periodista experto en turismo, que tiene el blog del nombre difícil: Blucansendel. En Madryn se nos sumó otro bloggero que actuó como anfitrión, Gabriel, que con sus blog Gaboporelmundo también nos cuenta sus aventuras viajeras.

DSC_1291

Para mí esta fue una experiencia de bautismo dado que nunca había participado en un blogtrip. Y fue una gran experiencia por cierto! Si me preguntan de qué se trata un blogtrip podría resumirlo diciendo que es un viaje organizado para que varios blogueros conozcan un destino, participen de todas las actividades que ese destino ofrece, prueben sus platos típicos, disfruten de sus atracciones naturales, cuenten todo lo que vieron e hicieron en vivo y luego escriban al respecto. Es decir, un blogtrip es un viaje donde no se para ni un segundo y se disfruta de principio a final.

DSC_1332

Este viaje duró cuatro días completos que disfrutamos desde el amanecer hasta las últimas horas de la noche y más también. Aterrizamos tempranísimo en el aeropuerto de Trelew y a las nueve de la mañana ya estábamos llegando a la ciudad de Puerto Madryn. Para que puedan contextualizarse les cuento que de Trelew a Madryn hay unos 65 km. de ruta en muy buenas condiciones por lo cual el viaje no tuvo ningún inconveniente. Al salir del aeropuerto ya nos encontramos con la inmensidad de la meseta patagónica, campos interminables y un sol radiante con un cielo celeste que ya anunciaba lo lindo que iba a estar este día. Los molinos generadores de energía eólica completaron uno de los primeros paisajes que disfrutamos. Un poco más allá, avanzando por la ruta se vislumbraba Puerto Madryn y el Golfo Nuevo. Llegamos al hospedaje donde nos alojaríamos los siguientes días, la Hostería Las Maras. Dejamos los bolsos y nos fuimos en camioneta nuevamente a realizar la primera excursión.

DSC_1421

DSC_1422

Sin dudas que fue una de las experiencias más intensas del viaje. Fuimos a nadar y hacer snorkeling con lobos marinos en Punta Loma. El Gringo fue nuestro instructor esta mañana con la gente de Lobo Larsen. Nos dieron los equipos, los trajes de neopreno para poder meternos por tiempo prolongado al agua y a los pocos minutos, ya estamos en la lancha camino a la lobería. El Gringo ha desarrollado una técnica para nadar con lobos marinos que intentó transmitirnos en pocos minutos y luego, como siempre, aprendimos (o intentamos hacerlo) en la práctica. Una zambullida al agua y ya estábamos en el mar nadando. Al poco tiempo, los lobitos comenzaron a acercarse. Estábamos nadando cerca de una playa donde se recuestan a disfrutar del sol patagónico y al vernos en el agua, algunos comenzaron a acercarse. Fue algo maravilloso poder interactuar con ellos (sin molestarlos), sentirlos cerca, jugar con nosotros, verlos saltar y alguno hasta se llevó un beso.

Almorzamos en uno de los paradores de playa cercanos al centro de Puerto Madryn, Bistró de Mar, donde comenzamos a disfrutar del menú patagónico: rabas, salmón, trucha…. Verdaderos manjares. La tarde la pasamos en NAPRA Club, un club de playa que nos prestó algunos de sus equipos para hacer kayak y windsurf, que como era de esperarse, algunos lo hicieron con más éxito que otros. Estábamos casi sin dormir pero no paramos un segundo. El día parecía no terminar nunca, pero nos quedaban energías para la cena. Fuimos a cenar a la casa de Gabriel, quien nos invitó con unas pizzas y la sobremesa se extendió por varias horas con conversaciones viajeras.

DSC_1374

DSC_1386

Al día siguiente tuvimos una excursión de día completo para recorrer la Península Valdés, uno de los “highlights” imperdibles de esta zona. Con la gente de Argentina Visión salimos temprano hacia la península y la primer parada fue en Puerto Pirámides. Este pequeño pueblo atrae miles de personas cada año porque recibe unas visitas muy importantes: las ballenas. La ballena franca austral llega a estas aguas cada año a tener sus crías y el espectáculo de avistaje es maravilloso. La mejor época para hacerlo es de mayo a noviembre, y nosotros llegamos a comienzos de diciembre casi cuando las ballenas se estaban yendo pero tuvimos la suerte de poder verlas y navegar bien cerquita de ellas. La inmensidad de estos gigantes del mar y su parsimonia para moverse no dejan de impresionar. Aprovechamos para sacar decenas de fotos y luego de navegar por casi una hora por las aguas de Pirámides, seguimos rumbo a Punta Norte para visitar una lobería.

DSC_1441

DSC_1460

d

DSC_1578

En Punta Norte encontramos uno de los paisajes más lindos de los que visitamos estos días: un mar azul intenso, un cielo celeste, playa de canto rodado y decenas y decenas de lobos y leones marinos tomando sol. Un rato antes de que lleguemos habían andado por allí unas orcas, pero no tuvimos la suerte de verlas. Fue hermoso igual contemplar la paz de esos enormes animales tirados en la playa, verlos jugar-pelear de a ratos y luego volver al letargo. Nuestro viaje siguió a la Estancia San Lorenzo, allí almorzamos un picada y cordero asado. Impecable. Y seguimos rumbo luego a la pinguinera. La estancia San Lorenzo ocupa una gran parte del norte de la Península Valdés y en su costa es posible de visitar una pinguinera. Las parejas de pingüinos han construido sus nidos a lo largo de estas playas y bien lejos del mar también. Las crias ya han nacido en esta época del año y permanecen en sus nidos al cuidado de sus padres. El espectáculo de la naturaleza aquí es maravilloso.  Recorrimos la pinguinera, aprovechamos a sacar cientos de fotos de los pingüinos y sus nidos y emprendimos el largo viaje de vuelta. Llegamos al anochecer a Madryn y pronto tuvimos que estar preparados para la cena en Margarita, uno de los restó más conocidos de esta ciudad. Seguimos probando platos exquisitos de la cocina patagónica, luego un heladito y a trabajar en las redes sociales contando el viaje.

DSC_1688

DSC_1705

DSC_1773

La tercer jornada incluía un paseo en barco que finalmente no pudimos realizar porque las condiciones climáticas no lo permitieron. El viento nos volaba a todos de hecho, pero incluso así aprovechamos a hacer un largo paseo por el muelle y continuamos con nuestro tour fotográfico. Charlamos muchos caminando por la playa y almorzamos en uno de los restaurantes más tradicionales de la ciudad. Por la tarde la gente de Argentina Visión nos llevó a pasear en 4×4 desde los médanos hasta Punta Loma. Los médanos fueron un paisaje que me sorprendió porque no conocía que había médanos cerca de Puerto Madryn. El contraste de las moles de arena amarilla y el mar azul intenso es genial. Anduvimos en 4×4 por allí, luego fuimos hasta Punta Loma donde descendimos para ver la lobería y seguimos hasta el Cerro….. donde se termina el camino.

DSC_1894

DSC_1906

DSC_1976

Emprendimos la vuelta y fuimos a visitar el ECOCENTRO, un espacio didáctico desarrollado por YPF y ALuar para mostrar la diversidad natural de la zona. El atardecer es un momento ideal para visitar el Ecocentro Puerto Madryn, que se levanta de cara al mar, a sólo 5 km de la ciudad. Llegamos justo en ese momento. Recorrimos la muestra que alberga un edificio que recupera la tradiciones galesas de construcción y desde sus enormes ventanales disfrutamos del mar. Lo mejor, un mirador desde lo alto del Econcentro con unos confortables sillones donde nos relajamos y charlamos un buen rato antes de emprender la vuelta.  Volvimos caminando por la playa, había marea baja y el mar parecía que se había ido por un rato. Disfrutamos de una caminata de unos 4 o 5 kilómetros hasta que el sol se fue… ahí se puso frio y apuramos el paso. Esta tercera noche cenamos en otro de los paradores de playa, llamado Yoaquina. Nuevamente pescado, nuevamente exquisito.

DSC_1991DSC_2078DSC_2082

El cuarto y último día lo comenzamos visitando a las autoridades de la Secretaría de Turismo de Puerto Madryn y el Ente Mixto, quienes habían organizado este viaje para nosotros. Fue un momento muy cordial, nos recibieron en una mañana repleta de trabajo y disfrutamos mucho de su compañía. Luego cargamos las mochilas y valijas a la camioneta y nos fuimos a recorrer el valle del Río Chubut. Marta fue la guía a la que Argentina Visión encomendó este paseo y la verdad que fue una excelente relatora de la riqueza de la zona. La primera parada fue en el Museo Paleontológico de Trelew Eugidio Feruglio, desde mi punto de vista, uno de los museos más lindos de Argentina. El Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF) es un centro de exhibiciones e investigación científica donde se exhiben fósiles de flora y fauna de la Patagonia. El MEF es una de las más importantes instituciones científicas del país, y un indiscutido referente internacional en paleontología, tanto por los descubrimientos e investigaciones como por las muestras que se presentan. Algo muy interesante es que se puede observar a los propios científicos en acción. Aprendimos allí bastante sobre los saurios, antiguos pobladores de la Patagonia y seguimos viaje hacia Rawson.

DSC_2146

Visitamos Playa Unión y una lobería donde el río Chubut se encuentra con el océano. Luego seguimos viaje hacia Gaiman donde fuimos a tomar el típico té galés, en Ty Gwyn. La verdad es que el té gales es un verdadero banquete: con panes, mermeladas, tortas, tostadas, pasteles… en fin, una delicia acompañada de un rico té. Mientras recorríamos Gaiman, Marta nos contó bastante de la historia de los galeses que llegaron a esta zona, su presente y su pasado. Quizás como ninguna otra provincia de la Argentina, Chubut recibió una fuerte inmigración galesa a fines del siglo pasado, más importante incluso que la española o italiana. Sus integrantes se concentraron sobre todo en dos puntos de la provincia: en la cordillera, en Trevelin, y sobre el valle del río Chubut, en Gaiman. Una de las huellas más presentes de la tradición galesa en este paraje son las viejas capillas, antiguas construcciones para el culto y el desarrollo de la vida social de los colonos. Fue un día de mucho aprendizaje y de cosas muy ricas pero nuestro viaje terminaba. A las ocho de la noche llegamos al aeropuerto y alrededor de las diez subíamos al avión para emprender la vuelta a casa.

DSC_2198DSC_2216

Fueron cuatro días intensos, llenos de actividades, de lindos paisajes y sabores exquisitos. Los disfrutamos mucho, pudimos conocer mucho y tenemos mucho para contar. Este es el primer post dedicado al viaje, pero se vienen varios más. Porque en Madryn hay mucho para hacer y por lo tanto, hay mucho para contar. Gracias a todos los que posibilitaron que este viaje sea posible.

DSC_2225

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de facebook (http://www.facebook.com/Viajandoandoporelmundo) o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , ,

3 Responses to Viaje bloguero a Puerto Madryn / #MADRYNBT

  1. Alejandro Avampini 09/03/2017 at 18:12 #

    Un destino imperdible para los amantes de la fauna marina.

  2. Klando Va de Viaje 12/13/2013 at 12:50 #

    Hermosa experiencia Pablo y muy bellas fotos!! 🙂

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes