Front page

Menu

Comiendo… en el Sudeste Asiático

En los últimos días recibí un comentario en uno de los post que escribí de la gente de un blog viajero que tiene como título “Comer en el Mundo” y es de una pareja Gemma y Miguel, que se dedica a hacer dos cosas de las más agradables: comer y viajar. Esto me estuvo dando vueltas en la cabeza durante algunos días y decidí escribir sobre otra faceta del viaje al sudeste asiático: la cuestión gastronómica y alimenticia. Si hacia me ha maravillado, una gran parte de ese encantamiento estuvo producido por su cocina. Por ello, esta nueva entrada a la categoría “sudeste asiático” está dedicada a los manjares que se pueden probar en aquellas tierras… sin dudas, una parte sustanciosa e inolvidable de un gran viaje. Como dice el refrán… “panza llena, corazón contento”.

1. Comiendo “SATAY” en los “hawkers” de MALASIA

El primer país al que llegué cuando visité el Sudeste Asiático fue Malasia. Como todo primer amor, deslumbró. Fue el primer contacto con el caos asiático, pero también con su cocina. Recuerdo que estábamos con mi compañero de viaje paseando por los alrededores de la estación del MONORIEL de Bukit Bintang y no pudimos evitar comer unos “pinchos” en los puestitos callejeros que hay por ahí. Para comer en Malasia se puede elegir entre los caros y lujosos restaurantes o los puestitos callejeros de vendedores ambulantes conocidos como hawkers donde por unos pocos dólares (2 o 3) se puede probar la auténtica cocina malaya.  

La comida malaya es picante y para su cocción se usan muchas especies. En realidad, como en todos lados, cada zona del país tiene sus platos típicos y su estilo de preparación pero, en términos generales, uno de los platos más conocidos de la cocina malaya es el “satay“.

1-malasia-satay (Copy)satay3 (Copy)

El satay es una especie de brochette que se arma con pedazos de diferentes tipos de carne que se ponen en un palillo de bambú o en una espina de coco y se asa a la parrilla sobre unas brasas de carbón. Por lo general se le hace un marinado con cúrcuma lo que le da un tono amarillento. La carne con la que se hace satay es muy diversa, puede ser vaca, cerdo, pescado, pollo o bien animales más exóticos en zonas remotas como cocodrilo o serpiente. Al momento de servirlo se acompaña con una salsa de cacahuate, cebolla, pepino y aveces, piña. Y sino, arroz… siempre las comidas en el sudeste van acompañadas por arroz. 

2. Una sopa riquísima (laksa) en Singapur…

Mi siguiente destino en el Sudeste Asiático implicó pasar unos días por Singapur. Es el país mas pequeño de la región y una verdadera mezcla de culturas. Su cocina es también resultado de esa mezcla cultural y cuando se recorren los mercados de comidas no es raro ver que se mezclen allí platos de origen malayo, chino e indio y de muchas partes del sudeste asiático. También, al igual que en las ciudades, ha quedado alguna influencia del paso de ingleses y holandeses por estas tierras en el siglo XIX.

El plato típico de los puestitos de Singapur es la sopa. A pesar del calor, claro… la gente toma mucha sopa, todo el tiempo. La sopa se hace de lo que sea, de cualquier ingrediente y lleva muchísimos condimentos. Un aprendizaje realizado en mi viaje fue que primero me compraba la botella de agua fría y luego pedía la sopa. Si no encontraba agua, no pedía sopa… son muy picantes! pero exquisitas.

singapur-laksa (Copy)

Una de las cosas más ricas que probé en Singapur se llama “laksa” y es una sopa donde se mezclan decenas de ingredientes. En realidad, se trata de una sopa de fideos muy condimentada que tiene su origen en una fusión de la cultura china y malaya.  Se hace en base a leche de coco y lleva tofú, pedacitos de pescado, berberechos y a veces, también pollo. Se le suele agregar cuando se sirve un potecito o una cucharada de un condimento que se denomina “sambal” y se trata de un preparado de especies que incluyen pimienta, ají y varias más. 

singapore-hawkers-food-court-16 (Copy)

Debo reconocer que la primera vez que probé sopa de leche de coco mis papilas gustativas estuvieron en serias dificultades, no entendían de qué se trataba y lo peor de todo, no podía decir si me gustaba o no. Pero, con el viaje, también las papilas gustativas se van acostumbrando y llegué a convertirme en adicto a este plato, a pesar de que la temperatura promedio no ayuda (el calor excesivo y la comida picante no van de la mano!)

3. Un clásico del sudeste, el pad thai en Tailandia…

Cualquier persona que se precie de haber viajado al sudeste, debe contar en su haber varias ingestas de pad thai. La comida thailandesa, desde mi punto de vista, es exquisita y el pad thai se enmarca dentro de esta categoría. Se come en cualquier lado y a cualquier hora, desde pequeños puestos ambulantes hasta grandes y lujosos restaurantes, todos los sitios de comida en Tailandia incluyen en su carta al pad thai. Uno de los mejores que he probado fue en un puestito en la archifamosa Kao San Road, la calle de los hostels en Bangkok. Allí los puestitos humeandesde temprano hasta la madrugada y se puede comer de todo, pero los platitos de pad thai son los más populares.

pad-thai-2 (Copy)

El pad thai se trata de un salteado que se hace en base a fideos de arroz, e incluye como ingredientes huevo, salsa de pescado,  trocitos de tofú, pimientos, brotes de soja y trocitos de cualquier tipo de carne blanca o roja o camarones y lima o limón.

padthai (Copy)pad-thai-3 (Copy)

Fue en los tiempos de la Segunda Guerra Mundial cuando el pad thai se convirtió a la fuerza en el plato nacional del país por la dependencia que se había generado a la exportación de arroz y el gobierno impulsó la elaboración de fideos de arroz para tener más cereal disponible para exportar. Claro, ahora los tiempos han cambiado y el pad thai se encuentra desde los resto de hoteles lujosísimos hasta los puestos callejeros donde es super barato. Por unos 40 o 50 baths, se puede cenar mientras se recorre algún mercadito regateando por recuerdos y artesanías.

4. En Laos, el MOK

Laos fue uno de los destinos que más me gustó del sudeste asiático. Quizás por el desconocimiento total que tenía de este país, quizás por su contraste con países vecinos. Viajar por Laos es como viajar en el tiempo, es un país muy tranquilo, que muchas veces queda excluido de los circuitos de turistas pero que tiene mucho para mostrar. La vida apacible y calma de Laos es una constante invitación a quedarse un poco más. 

 laos (Copy)laos-12 (Copy)

La cocina de Laos es deliciosa y uno de los platos que más me ha gustado es el denominado MOK. Se trata de un locro espeso de bambú y cerdo, envuelto en hojas de banano. En realidad, mok o amok es el nombre con el que se conoce un determinado tipo de cocción propio de esta zona que se basa en cocinar al vapor un curry envuelto en hojas de plátano. Es realmente exquisito. Un detalle, el mok a veces también se hace a base de pescado. 

5. Un clásico kemer, el prahoc (pescado picante)

El imperio kemer ha dejado un gran legado, no solo con las fastuosas construcciones de Angkor, sino también en la cocina.  La gastronomía de Camboya tiene una fuerte influencia de las costumbres chinas e indias solo que el paladar camboyano, quizás por necesidad, se ha abierto a cualquier cosa que pueda considerarse incluso en el límite de lo alimenticio. Desde grillos hasta mango y coco, todo se puede freir en Camboya. 

99893_net_prahoc_mar (Copy)camboya (Copy)

En los platos típicos de Camboya suele predominar el arroz así como el pescado que constituyen las necesidades de toda la población. Entre los alimentos principales de sus elaborados platos también podemos encontrar el pollo, ensaladas, el pan, diversas sopas, pero siempre con un tanto sabor agridulce en todas sus comidas. Uno de los platos que más me ha gustado en Camboya es el prahoc, que es un pescado con mucho picante. 

El arroz nunca falta en la mesa, como en cualquier país asiático, hasta el punto de que la palabra “arroz” es también un verbo en el idioma kemer. Si fuésemos a traducir literalmente al español una frase como “¿Usted ya comió?”, tendríamos que decir algo como “¿Usted ya arrozó?”. Por otra parte, la tradición jemer manda comer sentado en posición de loto sobre un tapete en donde se ponen todos los platos. La familia se sienta alrededor y por lo general se usan las manos para comer (aunque la influencia china hace que muchas personas usen los palitos chinos y en las ciudades los cubiertos occidentales ya se han popularizado, sobre todo la cuchara, la cual es de uso para todos los platos). Todos los platos se ponen sobre el tapete y estos son comunes, es decir, que usted tiene que tomar del plato central lo que se va comiendo. Normalmente están presentes los siguientes platos: sopa, diferentes tipos de verdura, una o dos variedades de carne frita, pescado (que no es desplazado nunca por la carne), arroz (simple, sin sal, se entiende porque lo demás es picante).

345019 (Copy)

6. Algo bien distinto, la comida vietnamita

La comida vietnamita es muy diferente a cualquier otro alimento en el sudeste asiático. En general, en la gastronomía vietnamita hay una mezcla de tradiciones malaya, india, francesa e incorpora cosas como las baguettes y paté de Francia, y el curry y chiles de la India.

vietnamese-spring-rolls (Copy) vietnamese_spring_rolls (Copy)

La gastronomia de Vietnam es conocida por su uso generalizado de la salsa de pescado, salsa de soja y salsa hoisin ( una salsa con un aroma que proporciona un carácter especial en  las comidas). Se usan además  muchos vegetales especias y hierbas. Algo típico para comer en un viaje por Vietnam son los springrolls. Los springrolls son una comida compuesta por carne de cerdo, hierbas, y fideos de arroz enrollados a la vez en papel de arroz. Se sirven frios y a diferencia de otras partes de Asia no se hacen fritos sino hervidos. Suelen untarse con salsa simple elaborada con salsa ajo, y manteca, y se mezcla con salsa de soja y de pescado. Lejos, uno de los platos más ricos que probé. 

7. Y el postre… banana pankake

Realmente sobran los motivos para visitar el Sudeste asiático. La cultura, los templos, las playas, la selva, los mercados, las grandes urbes, hay tanto para ver que no alcanza la vida para recorrer esas tierras. Si le agregamos la comida, siguen sobrando motivos… pero claro después de tanto comer, hay que parar probar algún postre. Y la verdad, mi preferido durante todo el viaje fue el banana pankake… excelente!!!( y lo mejor es que, a diferencia de muchos de los otros platos que tienen ingredientes raros para occidente, este es bien fácil y se puede hacer acá!)

roti-banner (Copy)

————————————————————————————————————–

Para los que quieran seguir leyendo sobre el Sudeste Asiático… les dejo algunos posts que les pueden interesar:

DIEZ IMPERDIBLES EN UN VIAJE POR EL SUDESTE ASIÁTICO

– COMIENDO… EN EL SUDESTE ASIÁTICO

– AEROLÍNEAS LOW COST EN EL SUDESTE ASIÁTICO…

– NAVEGANDO POR LOS RÍOS DEL SUDESTE ASIÁTICO

EN TREN POR EL SUDESTE ASIÁTICO

– LA MEJOR ÉPOCA PARA VIAJAR AL SUDESTE ASIÁTICO. UN POST SOBRE LLUVIAS, DÍAS DE SOL Y MONZONES

Y si quieren comentar, sugerir alguna visita en el destino, critica o lo que gusten, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , ,

8 Responses to Comiendo… en el Sudeste Asiático

  1. Grace 11/21/2015 at 08:33 #

    Cuando llevas varios meses viajando por el sudeste asiático la comida acaba resultándote monótona, pero ahora que estoy de vuelta cómo la echo de menos!!! jejjeje Quien pudiera comerse un sabroso chicken satay, un pad thai o unos rollitos vietnamitas… Yo soy de buen paladar, así que me gusta probar las típicas comidas de los sitios que visitó pero reconozco que el tema de las sopitas con las temperaturas que se alcanzan por ahí no apetecen nada de nada 😉

    Un saludo

  2. Flavia 04/25/2015 at 19:37 #

    El amok de pescado en camboya es lo mas! En un coco sirven una pescado en trozos con un jugo/salsa muyyyy condimentado, ese condimento es amok y obvio el arroz a su lado! Mientras comes el coco sigue largando su jugo y le da un gusto exquisito!

    • polviajero 04/29/2015 at 10:25 #

      Uffff! que rico el amok!!!! que buena la gastronomía sudestina!! acá en Buenos Aires, hay algunos restaurantes carísimos que se dicen Thai pero la verdad, no le llegan a los talones a los puestitos de KL o Bangkok!!! saludos flavia!

  3. Miya 03/14/2014 at 22:42 #

    No dijiste como se prepara el banana pankake :/ y se ve superdelicioso

  4. Loreto 03/12/2014 at 12:39 #

    Uy! cuando mencionaste postre inmediatamente se me vino a la cabeza el mango sticky rice! 😉

  5. Javier 10/29/2013 at 06:54 #

    Lo cierto es que me acaba de entrar mucha hambre viendo este post. Yo vivo en China y por suerte no estoy muy lejos de estos alimentos. La sopa laksa es toda una delicia, ya sea de marisco o de pollo. Aunque mi debilidad es la cocina vietnamita. Estuve por el sur el año pasado y fue toda una experiencia gastronómica.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Navegando por los ríos del Sudeste Asiático | Polviajero.com - 11/27/2014

    […] – COMIENDO… EN EL SUDESTE ASIÁTICO […]

  2. Diez imperdibles en un viaje por el SUDESTE ASIÁTICO | Polviajero.com - 11/27/2014

    […] – COMIENDO… EN EL SUDESTE ASIÁTICO […]

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes