Front page

Menu

En la ciudad de adobe de Chan Chan

Él vino desde el mar, no se sabe bien de dónde, se estima que llegó con una flota de balsas, con toda su corte y guerreros. Dicen que llegó a la costa norte de lo que hoy es el Perú, en el valle de Moche y fundó su reino. Su nombre era Tacaynamo y fue el primer soberano de Chan Chan, la ciudad más importante de la cultura Chimú. Tuvo un hijo llamado Guacricaur, y éste, uno al que llamó Ñancempinco. Fueron diez los reyes de esta dinastía. El último, Minchancaman fue derrotado por los Incas, quienes destruyeron la ciudad y dividieron al reino. Poco queda hoy de su legado, el desierto y los saqueadores han hecho lo suyo. Sin embargo, lo que queda permite imaginar lo grandioso que este sitio fue.

Chan Chan se ubica en el valle de Moche, frente al mar, a mitad de camino entre Trujillo y las playas de Huanchaco. El sitio arqueológico ocupa un área de 20 kilómetros cuadrados que conforman unas 10 ciudadelas amuralladas dispersas en el desierto. Hoy en día sólo puede visitarse la ciudadela Nik An, la más estudiada y restaurada. El resto son apenas algunos muros, calles y montones de ladrillos de barro. Pero Nik An es magnífica, imponente…

DSC_0437 DSC_0443 DSC_0440 DSC_0438

Un poco de historia…

La cultura chimú se expandió en el norte de Perú alrededor del siglo VI. Construyeron sus ciudadelas de barro en medio del desierto a partir de enormes recintos amurallados que protegían sus edificios y centros ceremoniales. Chan Chan fue una de estas enormes ciudades construidas por los reyes Mochicas. Estimaciones actuales indican que tuvo de 20 000 a 30 000 habitantes en su fundación, pero cuando el reino se expandió (desde 1300 aprox.) la población aumentó de 60 000 a 100 000 habitantes. Su poder duró hasta que fueron doblegados por los Incas, allá por finales del siglo XV por lo que, con la llegada de los españoles, sus ciudades ya estaban casi destruidas. Sin embargo, durante la conquista, muchas fueron las expediciones a Chan Chan ya que se creía que entre sus recovecos se escondía un gran tesoro de oro. Por supuesto, ese tesoro nunca fue encontrado y Chan Chan saqueada una y otra vez.

El núcleo de Chan Chan estuvo formado por 10 “ciudadelas”, llamadas así por ser grandes recintos cercados (“canchones”), en cuyo interior albergan muchas estructuras menores, asemejando pequeñas ciudades amuralladas. Los restos de aquellas ciudadelas permiten conjeturar que en Chan Chan hubo una fuerte estratificación social, con diferentes clases ocupando distintas áreas y edificios propios a su condición económica. Un detalle importante, cada una de las enormes ciudadelas solo tenía un acceso, lo cual facilitaba el control de los que ingresaban y salían. En el interior, las ciudadelas comprendían barrios marginales, barrios para la elite gobernante, pirámides, depósitos, una compleja red de caminos, cementerios, reservorios de agua e infinidad de depósitos. La vida en el desierto siempre fue dura y los habitantes de Chan Chan tenían que estar bien abastecidos.

DSC_0452 DSC_0458 DSC_0476 DSC_0467 DSC_0464

Algunos detalles arquitectónicos de Chan Chan

Chan Chan no se parece a ninguna otra ciudad del continente. Fue completamente construida de barro y otros materiales propios de la región. Cada uno de sus muros fue levantado con adobe sobre cimientos de piedra unidos con barro, más anchos en la base y angostos en la cima. Para la construcción de los caminos también se usó adobe, piedras y desechos. Y se usó mucha madera para hacer postes y columnas. Los techos fueron confeccionados entretejiendo atados de paja.

Uno de los detalles que más admiran los actuales visitantes es la gran belleza, variedad y cantidad de muros decorados con altorrelieves. Estos fueron hechos con moldes y decoraron las paredes de patios, audiencias y corredores, al interior de las ciudadelas. Los motivos decorativos más comunes fueron las combinaciones geométricas, pero también son comunes las representaciones de peces y aves. El Océano está muy cerca de Chan Chan, tanto que casi se escucha. Por eso las olas están presentes en sus muros, los caracoles y la fauna marina y algunas criaturas míticas que se suponía que habitaban las profundidades del Océano Pacífico.

DSC_0497 DSC_0494 DSC_0483 DSC_0480

Cómo llegar a Chan Chan?

  • Chan Chan está a unos 5 o 6 kilómetros del centro de Trujillo. Es muy fácil llegar en autobús público, dado que el camino que sale a las ruinas está ubicado justo a mitad de camino entre Trujillo y Huanchaco. También se puede ir en taxi, obviamente, ya que está muy cerca de Trujillo. Quizás si son varios, es más productivo…
  • Los autobuses que van a Chan Chan pasan por la esquina de España y Pizarro. En la ruta hay un cartel que indica donde bajarse. Un detalle: para llegar a las ruinas hay que caminar por un sendero por el desierto de unos 3 kilómetros que no está demasiado señalizado.
  • Al llegar a la entrada del sitio arqueológico hay que pagar entrada que sirve para entrar a otros sitios arqueológicos cercanos. Un detalle importante: la señalización del sitio es muy mala, casi no hay información sobre lo que uno está viendo. Si se quiere una guía hay que contratarla ahí en el ingreso. Otra opción llevarse info para entender un poco de qué se trata lo que uno va viendo.

 

Bonus Track: Museo de Chan Chan

Se ubica dentro de la ciudad de Chan Chan, junto a la carretera a Huanchaco. El museo exhibe diversos objetos originales encontrados en Chan Chan, entre ellos ídolos de madera, cerámica, textiles, trabajos en metal y materiales de construcción (adobes, sogas, vigas). En otras salas se describe el desarrollo cultural prehispánico del Departamento de La Libertad, desde los primeros artefactos de piedra hasta la cerámica de las grandes civilizaciones Moche y Chimú. Existen también vitrinas dedicadas a la agricultura, con los instrumentos, técnicas de irrigación y los productos cultivados en el valle de Moche. Hay variedad de maquetas, que permiten tener una idea más clara sobre la forma y uso de las ciudadelas y otros sectores de la ciudad.

DSC_0498 DSC_0499 DSC_0506

 

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!!

, , , , , , ,

7 Responses to En la ciudad de adobe de Chan Chan

  1. Marchu 07/30/2016 at 14:18 #

    Que maravillosas ruinas, y cuanta data interesante de un pueblo desconocido para mí. Que civilización tan antigua y tan desarrollada!! Saludos 😆

    • polviajero 07/30/2016 at 15:11 #

      Es un lugar magnífico Marce! poco visitado por lo cual el silencio todavía le da incluso un toque más místico! abrazooo

  2. Claudia Fogo 07/30/2016 at 14:07 #

    Ahora recordé que la Huaca del sol y de la luna estaban cerca de Trujillo pero eran en otro asentamiento…

    • polviajero 07/30/2016 at 15:10 #

      Si, tal cual! A 8 KM de Trujillo. El próximo post será sobre ellas. Saludos Claudia!

  3. Claudia Fogo 07/30/2016 at 14:02 #

    Recurdo Chan Chan en ese color ocre uniforme y los trabajos de restauración,su amplitud en ese desierto cercano a la mar… Entonces no existía el museo que nombrás Pablo, de qué año será? Ese es el periplo: Trujillo colonial-Huanchaco playa y este sitio arqueológico tan especial. La huaca del sol y la luna están acá emplazadas? Amorabrazo y seguimos de viaje recordando.

    • polviajero 07/30/2016 at 15:09 #

      Buenas, el museo es bastante nuevo… está a un kilómetro de la ruinas en dirección a la ciudad. Las huacas están para el otro lado… el próximo post va a ser sobre ellas! que bueno que puedas viajar en el tiempo también recordando! saludos!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Las precolombinas ruinas de Chan Chan – Girando por el mundo - 09/05/2017

    […] http://www.polviajero.com/chan-chan/ […]

Leave a Reply to polviajero Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes