Front page

Menu

Diez castillos de Europa

En una vida anterior, seguramente fui miembro de una corte medieval o al menos sirviente en un castillo, o juglar en un mercado. Si no, no se explica. Me encantan los castillos, me fascina recorrerlos, fotografiarlos, pasear por sus salones, meterme en sus archivos, recorrer sus armerías… Cualquier cosa que tenga que ver con el mundo medieval, me encandila y debo reconocer que viajando por Europa  disfruto mucho cada vez que puedo entrar a una de esas enormes fortalezas donde han vivido reyes, han sucedido grandes batallas e historias de amor, de traición, de lealtad y por supuesto, muertes.  Recorrer los castillos es como viajar en el tiempo y por eso en ellos me vuela la cabeza pensando las decenas y decenas de miles de historias que han visto sus muros en el transcurrir de los siglos.

En estos días en los que finalizo los post en el blog sobre Europa por un largo tiempo (bueno, quizás no sea tanto tiempo, ya veremos), me despido del viejo continente con un compilado de sus mejores castillos y palacios:

1) En Fussen (Alemania), el castillo del Rey Loco, Neuchswanstein.

El castillo que más me gusta de Europa está ubicado en el sur de Alemania y fue el castillo de Luis II de Baviera. Definitivamente se trató de un rey que desentonó con su tiempo. Sus ideas políticas con respecto a la monarquía eran propias de varios siglos atrás. Perdió cuanta guerra tuvo que luchar pero construyó un universo paralelo, en su castillo, viviendo de noche y actuando como un “verdadero rey”. Así fue que armó su nueva morada, un castillo al que llamaba “El nuevo Versalles”, con un estilo medieval, bien barroco, al mejor estilo de los Borbones franceses y ubicado en un escenario idílico entre las montañas. El castillo de Neuchswanstein es realmente deslumbrante por donde se lo mire: sus muros exteriores, su entorno y cada uno de los detalles del suntuoso decorado de sus habitaciones, hacen suspirar a cada visitante. Pero como sucede muchas veces en la historia, las cosas no salen tal cual uno las piensa: paradójicamente, el castillo que Luis II construyó para aislarse y vivir en soledad se inauguró a las siete semanas de su muerte y hoy en día es el castillo más visitado en Alemania: millones de turistas lo visitan cada año.

e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (52) (Copy) e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (29) (Copy) e.31.ALEMANIA.fussen-neuswastein (14) (Copy)

Una de las grandes ciudades cercanas a Fussen es Frankfurt. Resulta muy sencillo viajar de Frankfurt a Fussen ya sea en autobús o en tren. En menos de una hora de viaje, uno está disfrutando de la belleza de estos castillos y las aldeas de montaña.

2) En Salzburgo (Austria), el castillo Hohensalzburg

El castillo de Hohensalzburg es una edificación medieval inmensa ubicada sobre una colina frente a la ciudad de Salzburgo. Es una fortaleza enorme, con más de 250 metros de largo y 150 metros de ancho, algo realmente destacable para su estilo. Se comenzó a construir en el 1077, por supuesto, con otras dimensiones, con madera y piedra para ser sede del Arzobispado que gobernó durante siglos la ciudad. Luego se fue ampliando y la construcción tomó dimensiones extraordinarias. Hoy en día el castillo de Hohensalzburg es una atracción turística para la ciudad (de hecho, se ha construido un funicular para llegar a su portal fácilmente) pero en este lugar ha transcurrido parte importante de la historia de la región: a principios el siglo XX fue el lugar a donde se confinaron a los nazis capturados antes de 1930 y a los prisioneros italianos durante la Segunda Guerra Mundial. Como el castillo está ubicado sobre la cima de una colina, el acceso supone transitar por una enorme rampa que va subiendo la colina hasta llegar al portón principal. A medida que se avanza, Salzburgo va quedando abajo y la vista panorámica se hace más y más linda.

P1200463 (Copy) P1200333 (Copy)

Austria es un país relativamente chico. Si estás alojado en VIENA podés llegar a Salzburgo en apenas 2 horas de tren. Si bien puede ser un paseo de un día, vale la pena quedarse en esta hermosa ciudad!

3) En Gante, Bélgica, el Castillo del Conde de Flandes.

Gante me sorprendió desde el momento en que la conocí. Llegué a Bélgica atraído por tantas historias sobre Brujas y me terminé enamorando de otra ciudad.  Cuando vi por primera vez el castillo del Conde de Flandes, en pleno centro de Gante, parecía un nene con un juguete nuevo: me emocionó porque parecía sacado de un cuento. Se trata de un auténtico castillo del medioevo en el medio de la ciudad. Sus torres con las banderas de Flandes flameando, su interior repleto de armaduras y armas de torturas y su foso, no hacen más que transportarnos a los tiempos de los caballeros y los grandes banquetes. Me sentía caminando por la historia misma de Europa. Estaba fascinado. Este edificio a lo largo de los siglos fue usado como vivienda para los nobles, como monasterio, luego como asilo para enfermos mentales, como orfanato, como cárcel y hoy finalmente es un museo. Les aseguro que vale la pena llegar a Gante para conocerlo.

P1160100 (Copy) P1160076 (Copy) P1160074 (Copy)

4) En Trenčín (Eslovaquia), el castillo del Señor del Váh y del Tatra.

Cuando uno va acercándose en tren a la ciudad de Trenčín, ya desde lejos se ve la imponente estampa de su castillo. Desde lo alto de una colina, sus murallas y torres se alza estoicamente frente a la historias y sobreviven al paso de los años. La historia del castillo de Trenčín se remonta a la época del Imperio romano. Uno de los atractivos más reconocidos de la ciudad es la inscripción que cuenta la victoria de la II legión romana en Laugaricio, nombre latino de Trenčín, en el año 179. Poco queda del castillo de aquella época, apenas algunos cimientos. Del edificio actual, la parte más antigua es una rotonda de piedra, posiblemente de cuando estas tierras formaban parte de la región de Moravia. Durante los siglos XIII-XIV el castillo fue residencia de Mateo Csák, el legendario “Señor del río Váh y de las montañas Tatra”. Su nombre es recordado en la torre principal del castillo, la torre de Matúš, que resulta el mejor mirador de la ciudad y sus alrededores. Las dependencias del castillo albergan exposiciones del museo de Trenčín, documentando la historia de la región y del castillo —exposiciones de muebles históricos, armas, cuadros, pinturas y otros artefactos, así como las galerías del castillo y colecciones y hallazgos arqueológicos. Más allá de las imponentes vistas y el importante valor histórico de sus museos, acérquense a este castillo para conocer una de las historias de amor más bonitas de Eslovaquia: leyenda sobre el Pozo de amor.

DSC_0674 (Copy) DSC_0696 (Copy) DSC_0813 (Copy)

Hay una buena frecuencia de trenes de Bratislava a Trencin ya que está en la ruta a Zilina. El trayecto dura 1 hora y 45 minutos aproximadamente.   Se puede hacer este viaje en autobús también pero el tren es más rápido y más cómodo.

4) En Segovia (España), el Alcázar.

Desde Madrid hasta Segovia no hay muchos kilómetros pero sí hay muchas diferencias. Segovia es un pueblito chiquito, a unos 20 minutos en tren de alta velocidad desde la capital. Es una ciudad llena de historia, con unas callecitas que parecen sacadas de cuentos medievales y unas iglesias abarrotadas de tonos dorados que hablan del esplendor de otra época. Hoy es una ciudad tranquila, que revive cada fin de semana con la llegada de miles de turistas. Uno de sus atractivos principales es el Alcázar.  Fortaleza de los Reyes de Castilla, Real Colegio de Artillería y un símbolo del arte y la historia de España, el Alcázar es un monumento imperdible en una visita a esta ciudad.

DSC_0419 (Copy) DSC_0372 (Copy) DSC_0355 (Copy)

5) En el sur de Francia, la  cité de Carcassonne

El castillo de Carcassonne está a más de un kilómetro de la estación pero es una fortaleza tan espectacular que se ve perfectamente. Dicen que este castillo es una de las fortalezas más grandes que permanece en pie en Europa. En la edad Media fue la posesión más importante de la dinastía Trecavel y en su época de oro, Carcassonne concentró una gran influencia. Cuando uno avanza por el camino que va desde la Estación de Tren hasta el castillo puede imaginarse perfectamente cómo serían esos caminos en la edad media, repletos de mercaderes, con carruajes destartalados que llegaban a vender lo que sea en el mercado de extramuros, uno puede imaginarse a los jinetes acorazados saliendo de los portones de las murallas para defender la fortaleza o la poma y la algarabía cuando los condes organizaban alguna fiesta en la ciudad. La imaginación vuela cuando uno se acerca a las murallas del castillo. Hay que frotarse un pocos los ojos para distinguir lo real y lo imaginario… porque claro, frente a las murallas, parece que uno ha sido teletransportado a la edad media sin escala. En realidad, en Carcassonne no solo hay un castillo, hay una auténtica ciudad amurallada. En el siglo IV d.C., la ciudad de Carcassone fue dotada de un conjunto de murallas cuyos imponentes restos permanecen aún hoy, en su gran mayoría.

P1170591 (Copy) P1170608 (Copy) P1170681 (Copy)

Para los mochileros que tienen un poco de margen económica, dentro de la cité de Carcassone hay un hostel donde uno puede hospedarse y sentirse dueño de un castillo al menos por un par de noches.

6) En Budapest (Hungría), el gran castillo de Buda

El castillo de Buda es una de las construcciones más deslumbrantes de Budapest. Su origen se remonta al siglo XIII cuando el Rey Bela IV ordenó construir en las colinas que rodean al Danubio el Palacio Real luego de la invasión de los tártaros. A finales de 1330, Carlos Roberto de la casa Anjou en primer lugar y luego el Rey Luis I de Hungría construyeron un nuevo palacio en el extremo sur de las mismas colinas. Así comenzaba a construirse esta fortaleza con tanta historia y tan significativa para el pueblo húngaro. A medida que crecía el poder de la corona húngaro, el Palacio se fue embelleciendo, sobre todo con el reinado de Segismundo de Luxemburgo que trajo materiales de Bohemia y Austria para decorar el palacio. Eran tiempos del Renacimiento cultural de Europa y el castillo se llenó de músicos, escritores, pintores, artesanos durante el reinado de Matías Corvino. Luego vinieron los años de la invasión turca. Después de los 150 años de dominio turco, el castillo quedó en ruinas y fueron los Habsburgo quienes reconstruyeron el palacio. La archifamosa duquesa María Antonieta construyó más de 200 salones en el palacio llevándolo nuevamente a un período de esplendor. Hoy en día el Castillo de Buda luce rasgos arquitectónicos que difieren totalmente de los originales a causa de las incontables restauraciones y remodelaciones llevadas a cabo como consecuencia de numerosas batallas a lo largo de los siglos (particularmente en la Segunda Guerra Mundial fue seriamente dañado).

buda pest (29) (Copy) buda pest (66) (Copy) buda pest (101) (Copy)

7) En Windsor (Inglaterra), el castillo de verano de la familia real

Para ingresar al castillo hay que pasar por estrictos controles de seguridad (casi como para subir a un avión!) y resulta lógico dado que se va a ingresar a la residencia de la Familia Real Británica. Solo es posible visitar algunos sectores del castillo, dado que los apartamentos donde reside la familia real no están abiertos al público. Obvio, no vaya a ser cosa que uno se asome al baño y esté la reina.  El sector más interesante del Castillo de Windsor lo conforman los denominados “Apartamentos de Estado”, son deslumbrantes realmente: el oro en cada adorno y los cuadros que decoran sus muros dan cuenta de la fortuna de la familia real. Este sector del castillo está conformado por comedores y salones de recepción, de baile y el salón real donde la Reina recibe a las personalidades y jefes de estado que la visitan. Otra parte interesante de la visita es el recorrido por la Sala de Armas, hoy en día, un museo de espadas, escudos y grilletes. También se puede visitar una enorme casa de muñecas que fue construida para una princesa como réplica del Palacio Real. Finalmente la Biblioteca Real tiene una colección de cuadros del Rey Enrique XVIII y bocetos y dibujos de Da Vinci. Leonardo, como siempre, gigante.

b.26.INGLATERRA.Windsor. State Apartments (15) (Copy) b.26.INGLATERRA.Windsor. State Apartments (14) (Copy) b.26.INGLATERRA.Windsor. State Apartments (8) (Copy)

8) En Trakai (Lituania), el Castillo del Gran Duque Vytautas

La historia del castillo de Trakai se remonta al siglo XIV cuando comenzó su construcción por orden del Duque Kestutis que lo eligió como su residencia oficial. El Duque Kestutis gobernaba uno de los pocos territorios paganos de Europa por lo cual su palacio fue atacado decenas de veces por los Caballeros Teutones que respondían al poder del Papa. Tras la muerte de Kestutis, Vytautas – su hijo- hizo de esta residencia una verdadera fortaleza. Logró derrotar a los Caballeros Teutones al aliarse con Polonia y así llegó la paz a estas tierras. Vytautas fue un gran guerrero que logró extener el dominio de su ducado de una manera nunca antes vista y por ello hoy en día es el gran héroe nacional de la Lituania libre e independiente.  Fue el Gran Duque que logró ampliar el poder de su nación desde el Mar Báltico al Mar Negro y por eso, el castillo de Trakai, el lugar de nacimiento de Vytautas y su más preciada residencia se ha convertido en un verdadero símbolo del país y un orgullo para todos los lituanos. Lo mejor del Castillo es el entorno de sus alrededores. Uno se va acercando por los puentes de madera que conectan un par de islas hasta llegar al puente principal que llega al portón elevadizo del castillo. La imagen no podría ser mejor: el lago congelado en pleno invierno, unos nubarrones amenazantes en el cielo, las torres con sus banderas flameando, cada detalle le aporta a este lugar una atmósfera mágica.

castillo de trakay (11) castillo de trakay (3) castillo de trakay (16)

Desde Vilna, la capital de Lituania a Trakai hay autobuses que salen a cada hora. En apenas una hora de viaje se llega a este imponente castillo y a decenas de lagos que están en el Parque Nacional donde se encuentra ubicado.  

9) En Cracovia (Polonia), el Castillo Wawel

La gran fortaleza de Cracovia, el castillo de Wawel, es el panteón donde descansan los héroes del país desde su Santo Patrono, San Estanislao hasta todos los reyes polacos que, paradójicamente, fueron coronados con grandes ceremonias en el mismo templo donde yacen en el más majestuoso silencio. Como en todo castillo, hay muchas historias pero las de Wawel involucran a un dragón: dicen que hace varios siglos atrás, la Colina de Wawel, estaba habitada por un dragón que todos los días salía de las profundidades de la colina y se alimentaba de ganado y campesinos. El rey Krak ofreció la mano de su hija, la princesa Wanda, a quien logre derrotar al dragón. Muchos caballeros lo intentaron en vano hasta que un zapatero desconocido tuvo una genial idea. El zapatero llenó de azufre la piel de un cordero y la dejó en la entrada de la caverna del dragón. Cuando el dragón hambriento salió de la caverna se comió el cordero relleno de azufre y esto le generó muchísima sed. Por la noche, todo el pueblo escuchó un estruendo: el dragón tomó tanta agua del río que había explotado. El Rey Krak cumplió con su promesa y el zapatero se casó con la bella princesa Wanda. Hoy en día, en las orilllas del río Vístula, justo donde se ubicaba la antigua guarida hay una escultura de un dragón que nos recuerda esta leyenda.

cracovia (130) (Copy) cracovia (136) (Copy) cracovia (248) (Copy)

10) En la Bohemia (República Checa), el castillo de Karlštejn

El castillo de Karlštejn es uno de los castillos más bonitos que se mantienen en pie en la República Checa y de hecho, es uno de los símbolos de este pueblo como nación. Fue construido por el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, Carlos IV en el año 1348. La finalidad de este castillo fue muy importante: custodiar las reliquias del Reino de Bohemia y las joyas de la corona. Según cuenta la historia, el emperador encomendó a Matías de Arras la construcción de un castillo suficientemente seguro como para guardar las joyas de la corona checa y otros tesoros de la corona. En tiempos de las guerras husitas las joyas fueron traídas desde la Catedral de San Vito (de Praga hacia el castillo) y eso permitió que sobrevivan como el resto del tesoro real. Los husitas intentaron de diferentes formas tomar el castillo allá por inicios del siglo XV, pero no lo lograron. Los historiadores afirman que incluso llegaron a atacar el castillo arrojando con catapultas restos de cadáveres humanos y estiércol a fin de enfermar a los guardias. El celo con el que los guardianes del castillo cuidaron su tesoro y la ubicación estratégica de la fortaleza, permitieron mantener bajo resguardo el tesoro. La ubicación del castillo de Karlštejn no podría haberse elegido mejor. Ubicado en la cima de una colina, parece que flota por encima del pueblo que se ha construido a su alrededor. Pueblo de casas chicas, alguna que otra iglesia y callecitas angostas. Todo parece sacado de un cuento medieval.

DSC_1239 (Copy) DSC_1311 (Copy) DSC_1315 (Copy)

 Si estas por viajar a Europa, no dejes de consultar la GUIA DE VIAJE POR EUROPA. Y si específicamente vas a viajar a Europa del este, pasate por esta otra: GUÍA DE VIAJE POR EUROPA DEL ESTE.

Si quieren comentar, sugerir alguna visita en el destino, crítica o lo que gusten, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos. A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , , , , ,

16 Responses to Diez castillos de Europa

  1. Taxi 05/05/2016 at 05:16 #

    Espectacular este post, además de la temática. Por suerte conozco tres de estos castillos, veré si en un futuro puedo conocerlos todos. Un saludo! buen trabajo…

  2. Clara 02/22/2016 at 06:29 #

    muy bonito

  3. jolubeal 02/07/2016 at 17:07 #

    Excelente post. Yo te traigo otro post que puede ser de interés para tu blog ya que trata sobre las aplicaciones móviles esenciales que debemos llevar en nuestro smartphone antes de salir de viaje.

    http://www.creadorwebvalencia.com/10-app-muy-recomendables-para-viajar-en-el-futuro-2/

  4. Marchu 10/13/2015 at 20:59 #

    Muy buena tu selección!!! Algunos los he visitado y otros están en los ha visitar, que buenas tus fotos!!!

    • polviajero 10/13/2015 at 22:29 #

      Gracias Marchu! tenés que armar tu propia lista eh! cuando arranca tu viaje??? ya?? o ya pasó???? saludos viajera!

  5. Mariana 10/11/2015 at 19:46 #

    He aquí otra enamorada de los Castillos . Adoraria conocer los de Escocia e Irlanda también. Gracias por compartir !!!. Saludos desde Argentina.

    • polviajero 10/12/2015 at 01:47 #

      Uhhhh muuuuy pendiente tengo Escocia e Irlanda…. todavía no puede explorar mucho más allá de Londres y Oxford las tierras de Gran Bretaña-. Y en la ruta de los castillos, eso sí, el gran pendiente es Croacia!!!

  6. Noelia 10/11/2015 at 15:43 #

    Dejá de generarnos necesidades viajerísticas! =P
    Yo también amo los castillos. No estuve en ninguno de estos, pero claramente van a mi to-go list, sobre todo el castillo de Neuschwanstein, ya que me parece hiper interesante por lo “fuera de contexto” que está y todo lo que tiene dentro. Sumale que además, dicen, es el “modelo” sobre el que se inspiró el castillo de Disney… “la copia de la copia”, posmodernismo at its finest =)

    Espero que estés teniendo un muy buen fin de semana =)

    • polviajero 10/11/2015 at 18:09 #

      Jajajjaj cuál es la función principal de un blog: generar necesidad viajerísticas!!! obviooo jejejejje Saludoooos Noe y a empezar a tachar castillos de la lista!

  7. Viaje y Descubra 10/10/2015 at 19:58 #

    Excelente selección!!! me viene al pelo esta nota!!!

    Abrazo desde Praga 🙂
    Flor

    • polviajero 10/10/2015 at 20:35 #

      Gracias Flor!!!! tenés que armar tu propia selección luego de este tremendo viaje que estás haciendo!!!! que lindaaaaaaaa Praga!!!!!!! un abrazo viajera!

      • Viaje y Descubra 10/10/2015 at 21:09 #

        Siii en unos días vamos a conocer el de Cesky Krumlov! Hoy estuvimos en el de Praga y me anoté varios de tus recomendaciones para lo que me queda de viaje!

        Abrazo enorme 🙂
        Flor

  8. jordi (milviatges) 10/10/2015 at 19:02 #

    Muy buena selección, aunque por desgracia no los conozco todos. En particular, tengo muchas ganas de conocer el de Neuchswanstein. alguno, como el eslovaco, ni tan solo lo conocía. Un abrazo!

    • polviajero 10/10/2015 at 20:36 #

      Gracias por pasarte por estas tierras blogueriles Jordi!!! un abrazo viajeroo!

  9. Juli D 10/10/2015 at 12:46 #

    Muy lindo post ! Me encantan los castillos ! Y con nieve o nublado le da un toque más misterioso.

    • polviajero 10/10/2015 at 20:43 #

      El invierno tiene lo suyo. Para la visita a los castillos no es lo más recomendable porque muchos incluso están cerrados en la temporada baja pero bueno, sí… los nubarrones le dan un toque de misterio importante!!!!!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes