Front page

Menu

Encuentro con Cajamarca

Cajamarca es una ciudad bonita, tranquila y con mucha historia. Repleta de verde por donde se la mire, en el centro de la sierra norte de Perú, Cajamarca está en una zona bendecida por la naturaleza: ríos, valles, cerros y Es una ciudad para disfrutar, para relajarse y caminar despacio. Aquí no hay hordas de turistas como en otras partes de Perú ni tampoco hay decenas de incómodos vendedores ofreciéndote lo que sea a cambio de un puñado de soles como cuando uno quiere descansar en la plaza de Cuzco. Aquí las cosas son bien distintas. Son pocos los viajeros que llegan a Cajamarca, a pesar de toda la historia que encierran sus calles y de la gran cantidad de atractivos naturales cercanos. Cada tanto, en los viajes largos, es muy lindo llegar a lugares donde no hay muchos viajeros ni turistas. Uno se puede acoplar fácil a la dinámica de la gente local, conectarse con sus ritmos y sus costumbres y por un momento, olvidarse que está de paso. Eso fue lo que hice en Cajamarca. Fueron tres o cuatros días de desconexión con la ruta y de los problemas de los viajes y los viajeros. Fueron días de escritura y de caminatas por la Plaza de Armas, días de café con leche de sobremesa y bonitos atardeceres. Hubo lluvia, lloviznas, chaparrones… de todo! Pero sobre todo, fueron días de descanso en medio de un largo viaje hacia la amazonia.

DSC_0866 DSC_0857 DSC_0852 DSC_0853

Un poco de historia…

Cajamarca es una ciudad con muchísima historia. Dicen los estudiosos que los primeros pueblos se asentaron en esta zona hace 3000 años. Sin embargo, en el año 500 d.c. fue su máximo desarrollo con la cultura casamarca. Luego fue el tiempo del dominio inca sobre la zona y fue Capac Yupanqui quien se apoderó de estas tierras para sumarlas al Tahuantisuyo. En el año 1532 se produjo en Cajamarca uno de los hechos más importantes para la historia de Latinoamérica: el ejército de Francisco Pizarro capturó al Inca Atahualpa transformando así la historia del Perú y  de la región. El Inca se resistía al dominio español y para ser liberado, ofreció llenar un salón de oro y plata.  A pesar de cumplir con su promesa, el Inca fue asesinado por el ejército invasor. Así, en esta ciudad con tanta historia, el imperio incaico daba sus últimos latidos. Este encuentro, atroz, sangriento y único entre dos conquistadores, marcó un giro en la historia de Latinoamérica. España venció, el inca tuvo que arrodillarse ante el invasor y así, nuestra historia fue distinta a partir de ese momento.

Sobre Cajamarca, sus calles y su tranquilidad

Cajamarca es una ciudad chica, fácil de recorrer y con mucho para ver. Su impronta colonial es innegable. Su trazado es el de la típica ciudad colonia: con una plaza amplia, seca, con una fuente en su centro y frente a ella los edificios más importantes, la catedral, la municipalidad, infaltable un banco y a partir de ella, se dispersan los edificios principales. Si uno se para en el centro de la plaza y mira a su alrededor, puede ver cómo la ciudad está rodeada por cerros. El verde predomina. Cajamarca está ubicada en medio de las sierras, en la cuenta lechera de Perú por eso son infaltables los negocios de quesos… el mejor suvenir que uno se puede llevar de esta ciudad!

La  Catedral es la principal construcción de la ciudad. También es llamada Iglesia Matriz Santa Catalina y está ubicada frente a la Plaza de Armas y fue construida en el año 1655. Se la considera una de las construcciones más importante del barroco peruano y se destacan en ella su fachada, sus columnas y hornacinas talladas. El altar, de pan de oro, es realmente deslumbrante.

DSC_0789 DSC_0787 DSC_0786 DSC_0785 DSC_0780

Justo frente a la Catedral, en el lado opuesto de la Plaza de Armas se alza la Iglesia de San Francisco. Data de fines del siglo XVII y es la iglesia más imponente de la ciudad (quizás por sus enormes campanarios dado que la Catedral no tiene). Se puede visitar el convento y el Museo de Arte Religioso que está en el edificio adyacente a ella. Como en otras iglesias coloniales de los franciscanos se destacan los frisos tallados con escenas de la vida de Jesús y el detalle con que se ha construido la sillería del coro.

 Justo frente a San Francisco, uno de los lugares más importantes de la ciudad: el llamado Cuarto de Rescate. Es el único vestigio de arquitectura inca que sobrevive en la ciudad y se trata de una habitación de piedra, de forma trapezoidal, típica del estilo incaico. Allí estuvo preso el Inca Atahualpa cuando fue capturado por Pizarro. Hay que pagar entrada a pesar de ser un lugar muy pequeño y con poco para ver, pero si uno anda deambulando por la ciudad, amerita una visita.

Otro lugar para visitar es el denominado Conjunto Monumental Belén, a un par de cuadras de la Plaza de Armas. Aquí se haya la antigua iglesia de Belén, el Hospital de Varones (en el que ahora funciona el Museo Médico) y el Hospital de Mujeres (donde funciona actualmente el Museo de Arqueología).

Si te cansaste ya de visitar iglesias y tenés ganas de caminar un rato, una posibilidad es subir el Mirador de Santa Apolonia. Las escalinatas al mirador están ubicadas en Jirón 2 de mayo, a dos cuadras de la Plaza de Armas. Desde su cumbre, se tiene una vista panorámica fabulosa de la ciudad. Este cerro era llamado Rumi Tiana, que en quechua significa ‘asiento de piedra’dado que en la parte superior del cerro hay un bloque de piedra tallado que se consideraba ‘la silla del Inca’. Más allá de esto, subir al cerro permite tener una vista completa de la ciudad y de sus tejados.

DSC_0794DSC_0796

DSC_0849 DSC_0852 DSC_0838 DSC_0833 DSC_0832 DSC_0828 DSC_0826

Algunos datos prácticos para visitar Cajamarca:

  • La catedral y las iglesias en general abren en horarios muy específicos por lo cual hay que averiguarlos con anterioridad para poder conocerlos.
  • Los lunes está casi todo cerrado (Iglesias, Cuarto de Rescate, Museos). Es un buen día para explorar los alrededores de la ciudad.
  • Un imperdible de gastronomía de Cajamarca es el quesillo con miel. El mejor postre de Perú!
  • De Lima a Cajamarca hay un poco más de 800 kilómetros, es decir, una larga noche de viaje.

 

Si quieren comentar, sugerir algo o hacer una crítica sobre este lugar, no duden en dejar su comentario. Está bueno poder hacer algo interactivo entre el blog y los lectores así todos aprendemos.

A los que les ha gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!!

, , , , , , ,

3 Responses to Encuentro con Cajamarca

  1. Claudia 08/09/2016 at 11:06 #

    Sin duda un bello lugar cargado de historia y como bien decìs fuera del circuito turìstico. Recuerdo el viaje en bus, trepando laderas y las terrazas de plantaciones de arroz, la lluvia llegando a Cajamarca. La vista desde el mirador, su plaza de armas, su gente tranqui y el sol que me llevó luego a los baños. Gratitud Pablo por refrescarme la memoria en tan intensos e històricos recuerdos.Hacia dónde seguirá tu camino? Piura? Buen viaje !!!

    • polviajero 08/09/2016 at 19:48 #

      Hermoso lugar Cajamarca… me tocó un poco de lluvia también, se ve que es típico de la sierra norte… a seguir viajando nomás! el viaje sigue rumbo al Amazonas ahora! saludos Claudia!

  2. Marchu 08/06/2016 at 20:22 #

    Que lugar tan bello. Una ciudad muy interesante y llena de historia. Muy buena toda la data que estas dando Paul viajero!!😉

Leave a Reply to polviajero Cancel reply

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes