Front page

Menu

[De viaje por EUROPA] // Barcelona y el Mediterráneo

Dentro de un largo viaje por Europa hay destinos que en sí mismo prometen mucho y solo algunos de ellos, no defraudan. Barcelona es así. Promete y cumple. Una ciudad cosmopolita, recostada sobre el Mediterráneo, repleta de arte y cultura y con mucha historia. Para mí, una de las cuidades más bonitas de Europa. Los invito a pasear un poco por sus calles. 

Como todo día de viaje, fue un día largo. Desayuné en el hostel de Madrid cuando todavía era de noche y me fui a la estación de Atocha a tomar el tren hacia mi próximo destino. El frío calaba los huesos en este domingo de enero en España. El tren salía a los ocho de la mañana por lo cual ya había dejado todo el equipaje listo de la noche anterior y sigilosamente lo saqué del room donde había pasado estos días en Madrid. Mis compañeros de cuarto dormían, es más creo que se habían acostado hace un rato: un sábado a la noche en Madrid, la fiesta dura hasta tarde! 

El destino era una de las ciudades más bellas y reconocidas de España: Barcelona. Madrid me había gustado pero no mucho, Toledo me había encantado y la expectativa con Barcelona era alta. Tenía una combinación de elementos que me parecían sumamente interesante: era una ciudad universitaria (o sea llena de librerías), con el Mediterráneo cerca y Gaudí por todos lados… prometía mucho como destino de viaje y a diferencia de otros lugares donde uno, ante tanta promesa, luego se queda con sabor a poco, Barcelona digamos que superó ampliamente las expectativas. 

El viaje desde Madrid a Barcelona en el RENFE dura unas tres horas, y a decir verdad, se disfrutan. El tren es super cómodo, me encanta tener una mesa para escribir y la verdad que me han tocados pocos compañeros durante el viaje en el vagón por lo cual pude explayarme en otros asientos aledaños. Dormí un rato, me desperté cuando estábamos por llegar a Zaragoza, escribí un rato, volví a dormirme. El paisaje por un momento se conviertió en subrealista cuando el tren se metió por completo en un banco de niebla… no se veía nada alrededor y parecía que íbamos por las nubes. Pero por suerte, al llegar a Barcelona, el cielo estaba completamente despejado y el sol asomaba radiante por encima de los techos de la gigantesca terminal de tren.

P1170329

P1170356

La Iglesia de la Sagrada Familia

P1170324

La Playa en Barcelona

Las Ramblas, el paseo más bonito de Barcelona

La terminal de tren de Barcelona está conectada con el centro de la ciudad a través del Metro. El hostel que había reservado para mi estadía aquí estaba cerca de las ramblas, por la zona de PLaza Catalunya, por lo cual era muy fácil para llegar con el metro. Estaba como ansioso por recorrer una ciudad que prometía mucho por lo cual, literalmente, tiré la mochila en la habitación del hostel y salí a recorrer los alrededores del hostel. Fui a recorrer la Rambla, que es una las peatonales más famosas de Europa y sin dudas, una de las calles más lindas y multiculturales de Barcelona. La Rambla, o Las Ramblas (o les rambles, en catalán) es un paseo peatonal que cruza el centro de la ciudad de Barcelona desde la Plaza Cataluña hasta el Puerto Viejo y en esas cuadras, hay de todo. Obviamente, es un ir y venir de gente todo el día y gran parte de la noche. Hay puestos de flores, kioskos de diarios, decenas y decenas de cafés, muchos actores callejeros, restaurantes diversos y comercios de souvenirs. Es decir: todo lo que un turista necesita para gastar unos cuantos euros. A medida que uno se va acercando al puerto hay pintores, dibujantes y caricaturistas… digamos que es la parte más cultural, más bohemia. A medida que uno se va acercando a la plaza Cataluña, aparecen los negocios gastronómicos y uno de los emblemas de la ciudad: el Mercado de la Boquería. Este lugar, que comenzó como mercado ambulante y con el tiempo se instaló formalmente, se ha convertido en un referente del turismo de la ciudad. Y con justa razón: puestos de comida tradicional, jamones por doquier, buena cerveza… la boquería es un deleite para el paladar.

El paseo de La Rambla desemboca en el puerto antiguo (plaza Portal de la Paz), donde se ubica la famosa estatua de Colón, y desde allí una amplia pasarela de paseo a la que se denomina Rambla de Mar lleva hasta la zona del Maremàgnum. En las cercanías se encuentra el Museo Marítimo (Museu Maritim), dedicado especialmente a la historia naval en el Mediterráneo, y sus navegantes. Aproveché que el día estaba lindo y me quedé paseando por la avenida costanera disfrutando del mar. Y esto merece un párrafo aparte porque era la primera vez en la vida que estaba frente al Mediterráneo.

P1170375P1170376P1170288

P1170285

Las Ramblas, en Barcelona

En el día soleado con el que Barcelona me recibió, el azul del Mediterráneo era intenso. Me quedé un buen rato con la mirada perdida disfrutando del mar. Simplemento eso, disfrutando del mar. Aproveché para procesar un poco lo vivido los últimos días, de algún modo, dar gracias a la vida por la oportunidad de conocer lugares tan bonitos… el mar inspira, sin dudas y a mí, me lleva a pensar mucho. Me quedé un buen rato sentado por ahí, aproveché uno de los bancos que hay por ahí para tirarme a ver las olas, nada más y tanto a la vez.  Después me fui a recorrer el Maremagnun, el nuevo puerto de la ciudad, con su despliegue arquitectónico deslumbrante y moderno. El Maremagnun se construyó para recuperar la zona en la ciudad para recibir al alud de turistas que llegó con la organización de los Juegos Olímpicos allá por 1992. Se invirtieron varios millones para recupear puentes, pasarelas, playas, depósitos y calles que rodeaban a la Villa Olímpica, hoy convertida en un barrio más de la ciudad (y por cierto, muy pintoresco).

P1170293P1170299P1170313P1170323

P1170291

El Puerto Nuevo de Barcelona, Maremagnun

La Sagrada Familia, arte religioso en su máximo nivel de expresión

Elegí pasar el resto de la tarde en el gran monumento religioso de la ciudad, la Iglesia de la Sagrada Familia. En realidad, es el más bello referente de arte de la ciudad y por más que uno ha visto decenas y decenas de fotos de ella, estar frente a la Sagrada Familia, es algo indescriptible. Impacta, esa es la verdad y más cuando uno la ve de repente… fui en el metro, así que al subir las escaleras, la iglesia apareció de repente, sin avisar. Insisto, impacta. Su construcción comenzó en 1882 y al año siguiente, el gran Antoni Gaudí  fue nombrado director del proyecto. Gaudí trabajó durante unos cuarenta años en este proyecto hasta su muerte en 1926.

P1170357

Proyecto completo de la Iglesia de la Sagrada Familia

El plan general y sus magníficos estudios para el proyecto se han basado en el uso de innovadoras formas geométricas  con connotación naturista (las columnas de la iglesia simulan gigantescas ramas, el ábside tiene la forma de un tronco, hay flores y nidos por doquier… las formas de la naturaleza están presentes en toda la construcción). Cuando anduve por la Sagrada Familia, todavía faltaba mucho para que la terminen. Gaudí murió hace décadas y el proyecto sigue en marcha dada su complejidad, aún inconcluso. Se han construido ocho de los doce campanarios que complementan la fachada según los planos que dejó Gaudí y queda por construir la gran torre central en la fachada, pensada para que llegue hasta los 180 metros de alto, con las figuras de Jesús, la Virgen María y los cuatro evangelistas.

P1170343

P1170345

La Iglesia de la Sagrada Familia

P1170344

La Iglesia de la Sagrada Familia

P1170333

La Iglesia de la Sagrada Familia

Cuando Gaudí pensó el templo de la Sagrada Familia se propuso construirlo a partir de donaciones, sin aportes oficiales, de modo tal que se mantiene viva aquí la tradición de la donación expiatoria de los creyentes que contribuyen en la provisión de fondos para el templo. Falta mucho todavía para que se culmine la construcción de esta obra de arte (porque es mucho más que una iglesia, es una verdadera obra de arte). Se calcula que se va a terminar recién en el 2020 por lo cual va a ser una buena excusa para volver a vistar esta ciudad que me está gustando tanto.

P1170363P1170364P1170370

Si quieren seguir leyendo sobre este viaje por Europa pueden visitar las siguientes entradas:

– Para recorrer algo de Alemania… ALEMANIA

– Para conocer Holanda… HOLANDA

-Para seguir viajando por Bélgica…  BELGICA

– Para seguir viajando por Francia… FRANCIA

A los que les haya gustado este post, los invito a sumarse con un “Me Gusta” en la página de FACEBOOK o a suscribirse al blog para que les lleguen las novedades en su correo electrónico. Gracias!

, , , , , , , , ,

Trackbacks/Pingbacks

  1. BARCELONA. DE LAS RAMBLAS A LAS PLAYAS. UNA CIUDAD INOLVIDABLE | VAMOS DE VIAJE - 06/02/2015

    […] rambla tien su origen en el siglo XVIII, cuando se trazó a lo largo de la muralla medieval de Barcelona. Hoy alberga importantes edificios como el Gran Teatre del Liceu. Además, tiene acceso a la entrada […]

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes