Front page

Menu

♣ 2014 // Viaje online – 10° destino, la imagen más linda de Myanmar: los templos de Bagan

Escribir sobre Bagan no resulta. Es uno de esos lugares en el mundo donde las palabra no alcanzan, donde los ojos no dan abasto para disfrutar de tanto, y sobre todo, es uno de esos lugares en el mundo donde en el silencio, se encuentra la paz. Marco Polo, el gran viajero del mundo antiguo describió a Bagán como una de las imágenes más bellas del mundo. Y la verdad que, más allá del paso del tiempo, la contaminación, el desarrollo y tantas otras devastaciones que ha sufrido y sufre la región, los templos de Bagan siguen produciendo los mismos sentimientos que tuvo el expedicionario italiano.

Bagan no se construyó de un día para otro. La construcción de más de 4000 templos (sí, cuatro mil templos, no es un error de tipeo) tuvo lugar a lo largo de aproximadamente 250 a;os, desde el 1280 hasta las invasiones de los mongoles, y a lo largo del reinado de diferentes dinastías. En realidad, lo que hoy sobrevive de todo lo construido en aquel tiempo, son las estructuras de estuco y ladrillo de los templos principales que formaron parte de las grandes ciudades que los reyes birmanos construyeron en el siglo 11, 12 y 13. Según cuenta una vieja leyenda, un monje logró la conversión del rey bamar Anawrahta (quien profesaba el hinduismo) al budismo.El rey comenzó a ganar batallas y atribuyó su triunfo a su nueva fe por lo que ordenó a sus arquitectos construir templos que alaguen a Buda. Así comenzó la construcción de los templos principales, Shwezigon Paya, la biblioteca para guardar las sagradas escrituras budistas y la Pagoda de Shwesandaw, entre otras. Posteriormente, los sucesores del rey Anawrahta, los reyes Kyanzitta, Alaungsithu y Narapatisithu continuaron construyendo más y más templos. No están claros los motivos del declive de estas ciudades pero muchos historiadores lo asocian a las invasiones de los mongoles. Los reyes bamar habían gastado las fortunas de su reino en la construcción de los templos y la invasión mongol los encontró sin recursos, por lo cual fue muy fácil su conquista. No se sabe mucho de lo que sucedió los siglos que siguieron, se cree que en realidad la zona de los templos no se dejó de habitar nunca (aunque en menor escala) hasta la llegada de los conquistadores europeos a la región.

15 (7)

15 (8)

15 (10)

Hoy en día, alrededor de Bagan hay varias ciudades Nyang U, Old Bagan y New Bagan, entre otras. Nyang U es el pueblo de referencia para mochileros y viajeros del sudeste asiático. Es un pueblo chico con varias guesthouses, restaurantes, cybers y negocios de alquiler de bicicletas y motos. Para el viajero independiente, Nyang U es el lugar para quedarse (en New Bagan se han instalado los hoteles old inclusive y en Old bagan hay hoteles de cosgto medio (entre 50 y 100 dólares diarios). En Nyang U además se encuentra el puerto al que llegan los ferries que vienen viajando desde Bagan y los templos están a unos 2 kilómetros de distancia. Al bajar del ferry, los “taxistas”de Nyang U se ofrecen de llevar al viajero en búsqueda de un hostel a cambio de 2000 o 3000 kiats (2 o 3 dólares), pero omiten un pequeño detalle: sus taxis son bicicletas y cargan a las mochilas y a los viajeros en ellas. Una imagen dantesca en algunos casos. Ni bien uno sale del precario embarcadero de Nyang U hay que pasar por la oficina del gobierno donde cada visitante extranjero es obligado a pagar 15 dólares para visitar la zona arqueológica (allí entregan una tarjeta numerada que tiene vigencia durante una semana y es exigida para entrar a los templos principales).

15 (11)

15 (12)

Nyang U es un pueblo chico, de dos calles principales unidas por una rotonda donde se ubica el mercado y luego varios callejones latareles. Todos los hostales y pensiones se ubican en estas calles principales, junto con un puñado de restaurantes ‘for export’ que incluyen en su carta spaguetti, pizza, hamburguesas además de los clásicos de la cocina thai y china. Por unos 1500 kiats se puede alquilar una bicicleta por todo el día para recorrer las ruinas (también por 5000 o 6000 kiats se pueden alquilar E-biques, bicicletas con un motor que se carga con electricidad, muy parecidas a pequeños ciclomotores, que también son llamadas “bicicletas confortables” o “sin esfuerzo’).

La ruta principal que une Nyang U / Old Bagan es el camino que se suele utilizar para empezar a recorrer los templos.  Antes de llegar a la zona arqueológica propiamente se pasa por la Pagoda de Shwezigon, que data del 1102 y para muchos historiadores ha sido el prototipo que los reyes bamar han considerado para construir muchos de los templos de Bagan. Tiene una enorme campana amarilla y alrededor de ella se ubican los 37 nats de la religión bamar anterior al budismo. Una vez que se deja atrás esta pagoda, los templos empiezan a brotar al costado del camino.

15 (13)

Al principio no se tiene la dimensión del lugar que uno se encuentra recorriendo. Los reyes bamar han construido más de 4000 templos dispersos en unos 40 kilómetros cuadrados. Al avanzar por la ruta hacia Bagan antigua, primero comienzan a aparecer templos semi destruidos y poco a poco las estructuras se van haciendo más acabadas y perfectas. Uno de los templos principales sigue siendo un lugar de culto para el budismo actual, se trata de la Pagoda de Ananda, un enorme templo  blanco con su sikhara (cúpula) de oro macizo y enormes representaciones de Buda erguido en su interior. Amanda Pahto es un lugar lúgubre para recorrer, de mucha solemnidad y donde se vive la fe budista intensamente. Varios  pequeños templos rodean a esta pagoda. A alguno de ellos se puede subir, dado que tienen terrazas accesibles y desde allí se comienza a tener consideración del maravilloso espacio de Bagan dado que desde la cima se ven cómo los templos se suceden uno tras otro hasta perderse en el horizonte.

15 (21)

15 (26)

Varios de los templos más grandes se encuentran tras las murallas de lo que se conoce como Old Bagan entre ellos el Mimalaung Kyaung y el Nathilaung Kyang (el único templo hindú de Bagan). A ellos los rodean templos y pagodas menores, algunas estupas y otras ruinas. Los caminos comienzan a multiplicarse a medida que uno se adentra en la zona arqueológica y es posible (y es lo mejor) alejarse de los templos más transitados y llegar a otros donde se encuentra el silencio y el cantar de los pájaros como únicos compañeros para admirar la grandeza de Bagan.

En mi caso, fui alternando los templos principales con los menos visitados hasta encontrar un pequeño templo, de unos pocos metros de alto, solitario, con una pequeña terraza con sombra donde me senté un largo rato a leer sobre la historia de Bagan y a contemplar la maravillosa postal que me rodeaba. Al estar un tanto alejado de los caminos principales, nadie se acercaba por allí por lo cual el profundo silencio daba mayor solemnidad a mi descanso. El sol pegaba fuerte en pleno mediodía, los ladrillos que componen los templos toman también temperatura por lo cual, un poco de descanso contemplativo no venía nada mal. Seguí luego recorriendo los templos principales, entre ellos Shweguyi, un templo que data de 1131 y Thatbyinyo Patho, la pagada más grande de las que se han construido en Bagan.

15 (27)

15 (29)

Seguí por la ruta principal luego camino a la Nueva Bagan (donde el autoritario gobierno militar birmano obligó a trasladarse a toda la población de Bagan Antigua) y almorcé en la aldea de Mynkaba.  Alrededor de esta aldea hay varios grupos de templos que me llevaron algunas horas explorar: el templo de Mingalazedi (uno de los más grandes de la zona con tres plantas escalonadas al que se puede subir para mirar los alrededores), el templo Gubyauki, con coloridas pinturas antiguas en su interior y la Manahu paya, pagoda que se utiliza como lugar de culto en la aldea actualmente.

Fue un día largo pero enriquecedor. La recorrida terminó con un hermoso atardecer que pude ver desde la cima de uno de los templos que se ubica en la llanura septentrional. Desde allí la imagen panorámica de las siluetas de los templos y el sol ocultándose en el horizonte es algo sublime. Me quedé largo rato disfrutando de aquella vista.

15 (30)

15 (40)

La vuelta se hizo larga, y en bicicleta digamos que costó. Pero valió la pena. Al día siguiente volví a la zona arqueológica pero a pie, tenía ganas de caminar para poder alejarme más incluso de los caminos transitados y la verdad es que fue maravilloso. Visité los templos que se yerguen en la llanura septentrional, Ananda Ok Kyaung, Upali Thein y la Htilominho Pahto, entre otros. Fue un día mas relajado pero que disfruté plenamente. Al caminar por los silenciosos senderos de tierra parece que uno se transporta en el tiempo. Volví a Nyang U haciendo dedo… fue mucho más sencillo de lo que había imaginado porque muchas camionetas de los hoteles más caros dejan a los turistas en los templos y vuelven a la ciudad. Al primer intento, una camioneta frenó y me llevó hasta la propia puerta de mi hotel. Muy buena gente la birmana, demás está decirlo.

15 (43)15 (42)

, , , ,

2 Responses to ♣ 2014 // Viaje online – 10° destino, la imagen más linda de Myanmar: los templos de Bagan

  1. de ilusión a recuerdo 02/19/2014 at 06:40 #

    Hola!!
    Estuve en Bagan el pasado mes de septiembre durante mi viaje en solitario y volví enamorada de los templos. Es un lugar mágico sobre el que aún no he escrito nada pero llegará un post sí o sí pronto. Un placer volver a recorrer bagan en bici gracias a tus lineas.
    Un saludo viajero

    • polviajero 02/19/2014 at 10:52 #

      Un lugar maravilloso, sin dudas! un privilegio poder estar en esas tierras!

      Abrazo!

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes