Front page

Menu

♣ 2014 // Viaje online – 5° destino, Krabi (Ao Nang)

La estadía en Bangkok se me alargó más de lo deseado por haber realizado el trámite de la visa para Myanmar. Tuve una sucesión de días no ábiles por lo cual solo podía esperar. Una vez realizado el trámite y con el sello del visado en el  pasaporte, volé hacia el sur. Más preciamente a Kravi.

DSC_0031 (2)

DSC_0041

Cualquier visita a Tailandia incluye algunos días en las islas del sur del país. De eso no caben dudas. El problema está en decidir cuáles de las islas visitar. Ahí radica la difícil decisión de todo viajero en estas tierras. Pero, al fin y al cabo resulta como decidir entre una cosa buena y otra mejor, o entre algo increíble y algo superlativa. Sea para donde sea que caiga nuestra moneda, la fortuna nunca será negativa. En mi caso, la decisión fue visitar Kravi para llegar desde allí al Mar de Andaman y sus islas. En realidad, Kravi no tiene playas propias pero resulta la ciudad de referencia de la región. Me hospedé en el pueblo de Ao Nang, a pocos kilómetros de Kravi, donde sí hay playas y la verdad que, si bien no son las mejores de Tailandia, resulta un buen punto de partida para recorrer la región.

DSC_0100DSC_0145

Ao Nang es un pueblo que se extiende a lo largo de la ruta, por unos tres kilómetros hasta llegar al Mar. La mayor parte del pueblo está conformado por servicios para el turista (hostales, negocios de souvenirs, restaurantes, masajes, excursiones, bares, cambio de dinero… en fin… un paraíso para gastar dinero!). Hacia los laterales de la ruta principales están los exclusivos resorts de la zona, con todos sus servicios y sofisticación para el turismo internacional, sobre todo, europeo y australiano.  Por cada pad thai que se sirve en Tailandia llegan dos australianos! (es una estadística que intuí caminando por Ao Nang… tengo que someterla a pruebas más científicas!).

DSC_0161

Desde Ao Nang salen botes de cola larga (los típicos botes tailandeses) hacia varias de las islas de la zona. También salen botes a Ton Sai y Rai leh, dos playas que están sobre el continente pero que no se puede acceder a ellas por tierra dado que están separadas por monta;as carcásicas.  El viaje desde Ao Nang a cualquiera de estas dos playas dura unos quince minutos. Vale la pena por el viaje (con un paisaje hermoso al recorrer la costa) y por el destino (las playas de fina arena blanca del otro lado de los cerros). No son playas vírgenes sino que por el contrario están muy explotadas: posadas, resorts, restaurantes, negocios de souvenirs… todo para el turista se encuentra aquí).

Por otra parte, además de estas dos playas los botes salen a recorrer las islas de la región. Koh (que signfica isla) Hong, Koh Chicken, Koh Lanta son algunas de las islas que se pueden visitar desde aquí. Los viajes cuestan entre 200 y 400 baths, de acuerdo a la isla que se elija (y la distancia). Lo mejor es pagar el bote para que solo nos lleve a una isla y nos deje pasar el día completo allí. Otra opción son los tours organizados que llevan a los turistas a recorrer tres o cuatro islas en un día, parando un rato en cada una de ellas. Estos tours son mas caros e incluyen comida y equipo para hacer snorkeling, por ejemplo.  Uno de los destinos preferidos para estos tours es la Isla de Phi Phi, pero esa para mí es otra historia porque esta vez me quedaré algunos días en ella. Viajando se aprende!DSC_0201

DSC_0272Los días en Ao Nang y Rai Leh fueron para disfrutar del mar. Muchas horas, desde que amanecía hasta el atardecer… día completo en la playa. Pues claro… para eso vine no!!! Ahora el viaje sigue en Phi Phi Island, el paraíso en la tierra, pero eso será el tema de la próxima mini entrada…

, , , ,

No comments yet.

Si querés, dejá tu comentario...

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes